Datos actuales no permiten hacer proyecciones sobre impacto del COVID-19 en la isla

El 13 de marzo fueron confirmados los primeros tres casos de coronavirus en la isla; la cifra ya asciende a seis resultados positivos

0
327
Captura de pantalla / El doctor Juan Carlos Reyes explicó la razones por las que todavía no es posible establecer un patrón o una proyección sobre contagios de COVID-19 en la isla.

La cantidad de casos confirmados de coronavirus (COVID-19) en la isla, no son información suficiente para que el componente médico pueda definir, por el momento, una proyección sobre contagio o el futuro que le depara a Puerto Rico ante la pandemia.

Así trascendió esta tarde en una conferencia de prensa en la que la gobernadora Wanda Vázquez Garced presentó la integración de un grupo de trabajo de profesionales de la salud que reforzará el “task force” creado por su administración para atender la situación en la isla.

Los integrantes son académicos del Recinto de Ciencias Médicas de la Univiersidad de Puerto Rico (UPR) y su función será dar apoyo en las decisiones que tome el gobierno central en cuanto al manejo de la emergencia.

Tanto el doctor, Segundo Rodríguez Quilichini, quien encabeza el grupo, así como director del Departamento de Bioestadística y Epidemiología, doctor Juan Carlos Reyes, coincidieron, desde La Fortaleza, en que los datos recopilados al momento no permite definir proyecciones.

“En estos momentos la data que tenemos disponible no nos permite hacer proyecciones, punto. No hay forma de hacer proyecciones. Se pueden hacer algunas aproximaciones”, comentó Reyes.

“Un estudio de prevalencia, que regularmente uno puede estar un año en llevarlo a cabo, podríamos desarrollarlo en menos tiempo, quizás en uno o dos meses una vez tengamos las pruebas aquí, (y que sean) suficientes para hacer un estudio a nivel nacional”, añadió.

De acuerdo con el médico, un anáisis de ese tipo permitiría definir una idea de la magnitud, distribucion geográfica y factores asociados a contagios.

Su explicación precedió a Rodríguez Quilichini, quien sostuvo que, “tan pronto las pruebas estén disponibles vamos a poder establecer los estudios de prevalencia y de contacto”.

Reyes, a su vez, consideró preocupante la percepción de los ciudadanos más jóvenes y su comportamiento ante la pandemia que, en países como Italia, ha provocado más de 35,713 contagios y cerca de 3,000 muertes.

“Hay una percepción muy pobre cerca de cómo la juventud está tomando esto, es algo de lo que hemos estado muy preocupados. El mantenernos en nuestras casas va a hacer una diferencia grande hasta que tengamos números suficientes para hacer una proyección”, advirtió.

Asimismo, precisó que en otros países “el motor” del contagio ha sido el contacto entre personas asintomáticas.

Las aclaraciones surgieron a preguntas del reportero Eliezer Ramos del programa Lo Sé Todo que se transmite por WAPA Televisión.

La primera ejecutiva reforzó el llamado a la juvetud. Disintió de la conducta de “llevar los lugares de fiestas a las casas”, donde, de acuerdo a la toque de queda estabecido por la gobernadora, se supone que los ciudadanos estén en aislamiento social y cuarentena.

“Ustedes (los jóvenes) se están exponiendo a que todas esas personas si hay alguien contagiado, contagie a todas esas y lo transmitan”, señaló Vázquez Garced.

Al cierre de la conferencia, la primera ejecutiva mencionó que continuará en asesoría de los diferentes componentes para determinar si el toque de queda pudiera extenderse luego del 30 de marzo.

“Cuando yo tomo una decisión para el pueblo de Puerto Rico, la tomo de manera informada”, aseguró la ejecutiva.