Vital el puente de Tropical Beach para la economía local en Naguabo

Comerciantes se encuentran esperanzados que la apertura de la estructura temporera en la época navideña recuperará las ventas perdidas de hasta un 30% luego del cierre

0
508
Bárbara Solano / Antonio Hernández, presidente de la Asociación de Comerciantes del Malecón de Naguabo.

En plena época navideña, cuando muchos puertorriqueños disfrutan de los famosos “chinchorreos”, los comerciantes del Malecón de Naguabo están confiados en que la apertura del puente temporero en Tropical Beach revivirá la economía local afectada por el cierre de la estructura permanente el pasado mayo.

El presidente de la Asociación de Comerciantes del Malecón de Naguabo, Antonio Hernández, indicó a El Oriental que tras la clausura, durante la temporada alta de verano, los comercios de la zona sufrieron hasta un 30 por ciento de pérdidas en ventas.

Además, admitió que hubo comerciantes que estuvieron cerca de cerrar sus establecimientos por la fuerte merma económica.

Según explicó Hernández, también empresario en el Malecón, el puente sobre la carretera PR-3 es la ruta predilecta de los visitantes durante los “chinchorreos”, que son típicos en Naguabo y es una de las actividades que más genera dinero en esa área.

“El impacto (del cierre) fue negativo. Se refleja en las ventas. Hubo una reducción de ventas en los establecimientos de un 20, 25 por ciento. Quizás hasta un 30 por ciento”, indicó el negociante, quien detalló que el cierre fue “meses retantes” para los negocios.

“Ahora el reto está en poder diseminar esta información y hacer que nuestros clientes, nuestros visitantes, se enteren de que ya el puente está abierto y que pueden acceder al Malecón utilizando la (carretera) número 3. Rescatar toda esa clientela que ha cogido otras rutas para chinchorrear y pasarla en familia, y hacer que regresen”, resaltó.

Bárbara Solano / Así estaba el ambiente a pocas horas de la apertura del puente el pasado viernes, 13 de diciembre. Ciudadanos celebraban al tocar las bocinas de sus vehículos mientras transitaban por la vía.

Hernández mencionó que, ante la apertura del puente el pasado viernes, las expectativas de los comerciantes son recuperar las ventas pérdidas y que el Malecón sea sede nuevamente de los “chinchorreos”.

“Ahora con la apertura del puente, entendemos que esto significa una oportunidad y una esperanza para todos los comerciantes que se les ha hecho duro y difícil trabajar con esta situación. Significa una oportunidad para seguir lidiando y manteniendo nuestros negocios”, manifestó.

En un ambiente de algarabía y con el ruido de las bocinas de los vehículos que los conductores tocaban en señal de celebración, los residentes de Naguabo estrenaron el puente en tempranas horas de la tarde luego de siete meses desde que la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) cerró la estructura permanente en estado de deterioro.

El puente modular sobre el río Santiago permitirá nuevamente una ruta corta de tránsito para los residentes de Tropical Beach que se dirigen, primordialmente, hacia el centro urbano de Naguabo y Humacao.

Con una inversión de $2.5 millones, financiados por la Administración Federal de Carreteras (FHWA, en inglés), la obra fue inaugurada luego de una conferencia de prensa en la que participaron funcionarios de gobierno y tuvo como invitados a decenas de naguabeños.

“Lo más importante es que era un compromiso que había con esta comunidad, tanto de Humacao, como de Naguabo, para que estos residentes pudieran tener el mejor acceso y una ruta corta para lograr el desarrollo económico de todos los comercios que hay en esta área, que estaban siendo perjudicados por la dificultad en el acceso”, destacó la gobernadora Wanda Vázquez Garced.

La primera ejecutiva, quien describió el puente como un “polo vital para la economía local”, indicó que el proyecto provisional originalmente sería inaugurado en febrero del 2020.

Como rutas alternas tras el cierre, los ciudadanos utilizaban la autopista PR-53 y la carretera PR-192, vías que prolongaban el camino hasta media hora más de lo que tardaba llegar a sus destinos.

Según el secretario del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), Carlos Contreras, la instalación del puente provisional beneficiará a cerca de 1,700 familias.

Asimismo, explicó que el cierre “no era por un capricho en contra de la comunidad”, en referencia a las múltiples ocasiones que los residentes de Tropical Beach removían, en un acto de desobediencia, las vallas de cemento colocadas por la ACT.

“Nosotros estamos velando por la seguridad del pueblo, porque el puente se podía ver por encima como una estructura segura, pero la realidad es que no lo era y no podíamos predecir en qué momento se podía caer”, sostuvo el titular.

Sobre la construcción de la obra final, Contreras señaló que “ya están trabajando con los procesos ambientales y de diseño, que toman tiempo”. De igual forma, aseguró que la nueva estructura ubicará “aguas arribas” del río Santiago y más distanciada de la costa al contestar preguntas de la prensa sobre la amenaza de erosión costera, visible en la playa de Tropical Beach desde las inmediaciones del puente.

No obstante, respecto a la fecha contemplada para la culminación del proyecto, la directora ejecutiva de la ACT, Rosana Aguilar, se limitó a responder a El Oriental que el anuncio de subasta ocurrirá a principios del 2021.

Mientras, distinguió la integración de la comunidad naguabeña en el proceso de completar el puente provisional luego de establecer a mediados de año un Comité Multisectorial para mantener informados a los residentes.

“La comunidad nos ayudó desde el día uno a llevar el mensaje del riesgo a la seguridad, que era el puente… Ellos nos ayudaron a difundir ese mensaje de que era por la seguridad”, afirmó, al tiempo que se comprometió en crear una junta similar para la construcción del puente permanente.

Por su parte, el alcalde de Naguabo, Noé Marcano, reconoció la gestión completada de la agencia con la inauguración del puente y otros trabajos en las carreteras del municipio, que culminarán a principios del año entrante, tras manifestar en mayo su desconfianza en la ACT.

“Esta ruta es la vena principal de nuestro pueblo, aunque contamos con el expreso 53. Por aquí es donde la gente que visita el Malecón conoce a Naguabo”, subrayó el mandatario municipal, quien participó de un pleito legal el pasado año con la ACT para mantener el puente abierto.

Temen que no se complete la obra permanente

Aunque se mostró satisfecho con el cumplimiento de la ACT, el representante de la comunidad ante el Comité Multisectorial, Carlos Iván Pérez, dijo a El Oriental que la preocupación mayor de los residentes es que el proyecto de la obra permanente termine abandonado.

“Lo que temo es que el puente se convierta, en lugar de uno provisional, en uno permanente… El gobierno tiene que actuar rápido… Que no ocurra lo mismo, que cada administración que venía hacía un diseño nuevo”, argumentó el líder comunitario, mientras denunció que el proyecto del nuevo puente en Tropical Beach ha pasado por alrededor de cinco diseños distintos desde que el gobierno comenzó a “tomar acción” en 2008.

Ante esa preocupación, el titular de DTOP reiteró a la comunidad que “van a tener otro puente para el pueblo de Naguabo”.

“Sepa la comunidad que este es un puente temporero y recalco lo de temporero, no porque sea menos seguro, o porque no dure mucho, sino porque la Autoridad está trabajando para construir otro puente permanente… No es que este puente (provisional) va a estar aquí hasta que él muera”, aseveró Contreras.