Gobernadora activa la Guardia Nacional para hacer cumplir nueva orden ejecutiva

Los efectivos brindarán apoyo al Negociado de la Policía

0
410
Captura de pantalla / La gobernadora Wanda Vázquez Garced ofrece conferencia de prensa junto a los secretarios de Salud y el DDEC, Lorenzo González y Manuel Laboy, respectivamente.

La gobernadora Wanda Vázquez Garced anunció este jueves que activó la Guardia Nacional de Puerto Rico (GNPR) para velar que la población ejecute las nuevas medidas establecidas en la orden ejecutiva contra el COVID-19.

La primera ejecutiva explicó que los efectivos de la GNPR brindarán apoyo al Negociado de la Policía de Puerto Rico (NPPR) para hacer cumplir el toque de queda, que permanece todos los días de 10:00 p.m. a 5:00 a.m.

La orden ejecutiva 2020-80 entrará en vigor el lunes, 16 de noviembre, y se extenderá hasta el 11 de diciembre.

Entre los cambios mencionados por Vázquez Garced, el gobierno estableció que comercios como restaurantes, concesionarios de autos, iglesias y velatorios deberán reducir su capacidad de personas en el interior a un 30%.

Los casinos, gimnasios, piscinas, así como áreas comunes y recreativas también deberán cumplir con un 30% de capacidad.

Sin embargo, las playas continuarán abiertas solo para deportes individuales. Las sillas de playas y visitas de bañistas no serán permitidas.

Las barras, cafetines, “chinchorros” y discotecas permanecerán cerradas, informó la gobernadora, mientras realizó un llamado a los alcaldes y alcaldesas para que ayuden a hacer cumplir las nuevas directrices en los negocios en sus municipios.

La mandatario dirigió su mensaje a los ejecutivos municipales tras asegurar que “podemos ver negocios en incumplimiento”, principalmente, en restaurantes y “chinchorros”.

“La colaboración de nuestros alcaldes y alcaldesas es indispensable para que sus policías municipales den fiel cumplimiento a la orden ejecutiva. No es hacerse de la vista larga para que haya una economía en mi pueblo… Va a haber consecuencias para aquel que incumpla la orden”, manifestó Vázquez Garced, quien informó que Puerto Rico se encuentra hoy bajo el nivel de alerta naranja ante al alza de casos positivos registrado en los pasados días y semanas.

Por segundo día consecutivo, el Departamento de Salud (DS) registró sobre 600 casos confirmados diarios, luego de que en su informe para hoy, 13 de noviembre, reportó 604 nuevos positivos.

Ayer, jueves, la agencia informó 1,154 nuevos casos confirmados. Entre ambos días se han reportado 12 muertes ocasionadas por COVID-19 en Puerto Rico.

“La salud de todos está en las manos de cada uno de nosotros. Evitar los contagios está en nosotros mismos”, expresó la gobernadora, quien aseguró “habrá consecuencias” para los ciudadanos y dueños de establecimientos que incumplan con la orden ejecutiva.

De igual forma, Vázquez Garced adelantó que impondrá “medidas más restrictivas” si la situación de contagios en la isla no muestra mejoría para el 11 de diciembre.