Designan icónico mural humacaeño con el nombre de Wilfredo Molina Peña

El Municipio de Humacao se comprometió a realizar mejoras adicionales para complementar la obra y un nuevo desarrollo que contempla jardines y símbolos culturales en la PR-3

0
632
Suministrada / La pintura ubica en un área estratégica para el turismo, pues la carretera PR-3 conecta la zona costera entre Humacao y Naguabo. Igualmente, el expreso PR-53 dirige hacia los pueblos de Yabucoa, Ceiba y Fajardo.

El sábado, el ánimo era de celebración, su familia estaba orgullosa. Vecinos de la comunidad pasaban en vehículos y algunos de los que se detenían le felicitaban e inclusive saludaban con un “Dios te bendiga, Wilfre”.

Desde el 7 de marzo, el mural que distingue la entrada del sector Junquito del barrio Río Abajo en Humacao, fue nombrado como Wilfredo Molina Peña, en honor al líder comunitario que originó la obra en el 1996 y que a sus 82 recibió el reconocimiento por la creación que añade valor a esa comunidad y se ha convertido en un atractivo turístico.

La pared de 515 pies se construyó como parte de un proyecto de mejoras de la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT). Molina Peña tuvo la visión de convertir la construcción en un mural, que de acuerdo con el Municipio de Humacao, es el más grande de toda la zona este.

“Todo esto es mi sueño, se pintó a través de mi idea…Yo me siento ser un alcahuete de mi pueblo. Este reconocimiento se me hizo, pero yo no espero nada de esto yo lo hago así (sin esperar nada a cambio)”, pronunció Molina Peña, fundador de la organización Pedaleo por Mi Salud.

Foto por Yeidy Agneri Vega Alicea / El gestor del mural Wilfredo Molina Peña.

Desde el primer diseño en la década de los 90, el mural ha pasado por cuatro modificaciones. La más reciente, que tomó unos cuatros meses, fue necesaria tras el paso del huracán María. Ese sistema atmosférico dañó la obra casi en completa.

Ahora, el mural recrea edificios emblemáticos del centro urbano, como el Teatro Victoria, el Centro de Arte  Ángel “Lito”  Peña, la Concatedral Dulce Nombre de Jesús, la bandera de Humacao y Puerto Rico. Además, incluye una estampa religiosa que recrea la imagen de “Jesús tocando a la puerta”.  

Realizar la obra estuvo a cargo de los artistas Ángel Luis Serrano y Milagros Negrón ambos residentes de la comunidad.

Durante su trayectoria Molina Peña se ha destacado por servir a su comunidad y ser un portavoz activo que busca alternativas a los problemas que afectan su entorno, uno de los barrios más grandes de ese pueblo. En el homenaje, en el que reconoció que los años y la edad no le permiten la misma agilidad que en el pasado, también hizo un llamado a otros líderes para que “no dejen toda la responsabilidad”, el mantenimiento y embellecimiento, al gobierno municipal o central.

“Eso (la salud) no me priva a mí continuar con la obra en bien de esta comunidad. Yo reto, desafío a todo aquel presidente de esta comunidad que se atreva a dar un paso al frente para darme su teléfono y así convocarlos a una reunión donde vamos a continuar la obra en esta comunidad que tanto se merece… Tenemos una responsabilidad como miembros de esta comunidad”, señaló Molina Peña, quien también laboró como maquinista en el ferrocarril del sector Pasto Viejo.

Por su parte, el alcalde Luis Raúl Sánchez, anunció que para complementar la obra, que ubica en la carretera PR-3 el Municipio se dispone a diseñar un paseo de símbolos emblemáticos de la cultura humacaeña que transcurra desde la entrada de la urbanización Villa Humacao hasta los predios del mural e intersección con el expreso PR-53.

Además, a petición de Molina Peña, el ejecutivo se comprometió a realizar mejoras a una fuente localizada a un extremo de la obra conocido como “ la loma del tamarindo”.

“Este mural ya no es de Junquito, no solo es de Humacao, este mural es de todo Puerto Rico. Le quiero decir a don Wifredo que la cascada en la loma del tamarindo la vamos a trabajar y la vamos a reparar para que funcione en integración con lo que es este hermoso mural para la gente que nos visita”, informó Sánchez Hernández.

Para lograr la obra la administración municipal colaboró con una aportación de $4,500 para la inversión en pintura.

Entretanto, la directora de la Oficina de Arte, Cultura y Turismo municipal, Flor Santos Miranda, notificó que el proyecto está incluido formalmente dentro de los destinos turísticos municipales. El mural, además, complementa la obra artística que adorna las calles del centro urbano, gestada por otros movimientos como el Club Altrusa.  

“El mural está contemplado como atractivo turístico dentro de nuestro portafolios de promoción. Nos consta que cuando los guías turísticos colocan a nuestros artistas, turistas y visitantes frente al mural su impresión refleja respeto por nuestro acervo cultural plasmado mediante las hermosas estampas resaltadas en el mismo”, destacó la directora.

Waleska Cruz Molina, la penúltima de los seis nietos de Molina Peña, también resaltó el valor de la gesta comunitaria de su abuelo.  

“Inmensamente orgullosa, siempre ha sido un hombre trabajador, siempre ha cumplido sus metas. Me siento sumamente orgullosa, es un ejemplo para mí y toda la familia. A pesar de su edad permanece firme siempre ha permanecido fuerte”, describió Cruz Molina.