Sobre 200 casos de violencia doméstica al mes en Casa de la Bondad

La directora ejecutiva de la organización, Gloria Vázquez Meléndez, señaló que el 75 % de los casos que atienden en el Centro de Servicios Ambulatorios provienen de la región judicial de Humacao

0
425
Foto por Alberto Meléndez Gómez / La directora ejecutiva de Casa de la Bondad, Gloria Vázquez Meléndez, aseguró que, desde el huracán María, la mayoría de los casos atendidos en la organización son por maltrato psicológico.

Un aumento de 77 % en los casos de mujeres atendidos en el programa ambulatorio de Casa de la Bondad, un albergue para víctimas de violencia doméstica localizado en Humacao, surgió en los pasados dos años, particularmente, luego del huracán María.

La directora ejecutiva de la organización, Gloria Vázquez Meléndez, indicó en entrevista con El Oriental que desde 2017 ha ocurrido un incremento significativo en casos de mujeres que experimentan maltrato psicológico de parte de sus parejas.

Aunque el refugio recibe mujeres – junto a sus hijos e hijas – de distintos pueblos, alrededor de 75 % de los casos que canalizan son de municipios en la región judicial de Humacao. Según la trabajadora social, dificultades económicas en las familias han sido un factor en común en los incidentes recientes.

“Lo que más estamos viendo son casos donde se da la violencia psicológica… Entendemos que esto surge a raíz de (huracán) María, que trastocó el país de manera económica y sabemos que en los hogares mucha gente se quedó sin empleo. El factor económico es un detonante”, señaló la administradora, con más de ocho años de experiencia en la institución.

A pesar de que describió el perfil de las mujeres con las que intervienen sin distinción de estatus socioeconómico, nivel de escolaridad o edad, mencionó que, después de la tormenta, la cantidad de mujeres de 50 años o más que experimentan violencia doméstica es mayor.

Tan reciente como en enero, la fundación asistió en su Centro de Servicios Ambulatorios a 239 personas, de las que 102 fueron casos nuevos. Las mujeres predominan como perjudicadas en la mayoría de los casos, con al menos nueve refugiadas, y sus menores, desde comienzos del 2020.

No obstante, Vázquez Meléndez aseguró que, en lo que va de año, han intercedido en cuatro casos de hombres víctimas de violencia doméstica.

El programa ambulatorio de Casa de la Bondad atendió 759 casos de violencia doméstica en 2017-2018. Posteriormente, en 2018-2019 reportaron 1,346 casos, lo que representa un aumento de 77 %.

A la semana, detalló, acogen más de 30 referidos de parte de los tribunales de Humacao y Fajardo, así como el Negociado de la Policía o distintas agencias de gobierno. Ante la creciente demanda de servicios, una de las medidas para erradicar la violencia de género implementadas por Casa de la Bondad es el ofrecimiento de talleres y charlas educativas en distintos sectores de la región este.

Entre ellos, residenciales en el área de Humacao, dependencias gubernamentales, universidades, escuelas e iglesias.

“Es bien importante educar para que la gente vea lo que es la violencia doméstica y pueda identificar (las señales). Se ha dado un alto número de casos de violencia psicológica porque antes la violencia psicológica no se veía como violencia”, expresó, por su parte, la coordinadora programática de la entidad, Oralis Ortiz Roldán.

Apoya la educación con perspectiva de género

En el marco del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, conmemorado el 8 de marzo, Vázquez Meléndez compartió el reclamo de las coaliciones feministas en Puerto Rico en respaldo a la implementación de un currículo con perspectiva de género en las escuelas del país.

“Si nuestras metas y nuestros sueños son poder erradicar la violencia, tenemos que educar. La educación es la clave para prevenir. Si eso no se da, tristemente, vamos a continuar viendo un aumento en los casos de violencia (de género)”, manifestó.

Además, afirmó que está a favor de que el gobierno declare un Estado de Emergencia debido al alza de asesinatos de mujeres por violencia doméstica, también llamados feminicidios, desde 2018.

“Se trata de salvar vidas… Se trata de la vida de las mujeres y sus menores. Que el gobierno apoye a las organizaciones en la divulgación de servicios y mejorar las políticas públicas. Es necesario que se declare un Estado de Emergencia para poder trabajar todos estos factores”, subrayó.