Bailando con Las Estrellas de Oriente

0
132
Félix Báez Neris / Docente Jubilado de la UPR

Por Félix Báez Neris / Docente jubilado de la UPR

El amigo George Santos me regaló un disco antiguo que pertenecía a la colección del entrañable Alberto Rodríguez. Se trata del disco de las Estrellas de Oriente. Contemplé la carátula, observando los títulos de las canciones y los nombres de los integrantes. Pensé de inmediato en indagar en el pasado histórico de esta prestigiosa y emblemática agrupación. Su gesta musical marcó una época de gran esplendor en la música humacaeña.

Humacao gozaba para la década del treinta y el cuarenta de un ambiente musical repleto de artes. Había tres teatros, varios hoteles, una plaza muy activa y muchos grupos musicales. Este trasfondo activo, junto con las velloneras, sirvió como fuente de inspiración y aprendizaje para muchos jóvenes de la época.

El promotor cultural José Hernández Matos (QEPD) nos recuerda que las Estrellas de Oriente se organizaron en 1934. Para estos años las batutas de los maestros Juan Peña Reyes, Ángel M. Solier y José María Ríos (Cheo), moldearon talentos musicales en Humacao. Ya para el año 1937 la Agrupación gozaba de prestigio a nivel de todo Puerto Rico.

Se distinguió por su estilo muy particular. Su repertorio incluía toda una gama de distintos ritmos representativos del género popular, Víctor Roselló, su director, introdujo para su grupo el llamado “arreglos de baile orquestal”, en el cual Mario Castillo, trecista del grupo, se lucía con su magistral gracia y colorido” Fue el primer grupo que grabó el bolero “Lirio blanco”. (Hernández Matos)

Las Estrellas de Oriente estaba integradas por Víctor Roselló (Director, trompetista y arreglista), Carmelito Ortiz (cantante), Yiyo Fabery (trompetista y cantante), Mario “Castillito” Castillo (trecista), El Indio Fabery (violinista), Heriberto Martínez “El Negro”  (Guitarrista), Juan Cabrera “Ladi” (bongosero),Octavio Pastrana “Tavi” (contrabajo). Tuvo varios cantantes entre ellos a Pascual Rojas “Cuali” (fue el primero), Filipito Carrillo, Guiri, Artemio Rovira y Carmelito Ortiz.  Cada uno de estos artistas dejaron una rica historia y merecen página aparte digna de relatarse.

En Humacao había un salón de baile denominado Venecia Dancing Park. Estaba ubicado a orillas del mar en Punta Santiago.  Contaba con salones de baile, cantina y kioscos. Aquí se presentaron los mejores artistas de la época como; Cuarteto Mayarí, Ruth Fernández con Domingo Colón Surí y sus Whoopee Kids, a María Antonieta Pons con la orquesta de Kiko Mendive y a Félix “Ola” Martínez, primera guitarra del Trío San Juan.  (entrevista a Israel Berríos, accediendo de https://www.80grados.net/grandes-musicos-israel-berrios-vazquez-guitarrista-y-cantante/)

El grupo estelar de Venecia fueron Las Estrellas de Oriente. Aquí se volcaba el pueblo humacaeño para relajarse, tomar unas copas en alegre camaradería y bailar al ritmo de sus interpretaciones. Las melodías que eran del deleite del público eran; “Sin compasión”, “Arrollando va”, “Para que no sufras”, “Clemencia”, “Lirio Blanco”, entre otras.  Una de las atracciones especiales era la presentación del niño prodigio (Ola Martínez) tocando el tres.

Finalizo con las expresiones de Jaime Lois; “La historia de la música popular de nuestro pueblo jamás podrá ser escrita sin darle una página de honor al Conjunto Las Estrellas de Oriente, agrupación musical que constituyó un éxito en el pentagrama musical de Puerto Rico”.