Comunidad se une en apoyo a familia de enfermera asesinada en Fajardo

0
265
Fotos por Yeidy Agneris Vega Alicea / Al centro, el alcalde de Fajardo, Aníbal Meléndez Rivera, y a la izquierda Iris Cruz Alicea, coordinadora de la marcha. A la derecha, la primera dama Diana Méndez junto a residentes de esa comunidad.

Las experiencias negativas pueden transformarse en oportunidades para repensar las estrategias y para que las comunidades estrechen sus lazos de apoyo y solidaridad.

Así lo demostró un grupo de unos 40 vecinos del barrio Quebrada Vueltas en Fajardo, quienes se unieron el sábado en la Caminata No Más Violencia contra la Mujer, una iniciativa inspirada en la fatalidad que ocurrió a principios del mes de junio cuando fue asesinada una enfermera que residía en ese sector.

El incidente tomó por sorpresa al vecindario, comunidad que el sábado entonaba alabanzas y permanecía en apoyo y solemnidad a la familia perjudicada.

“Fue una inquietud luego de la violencia que surgió en mi barrio, por la enfermera que falleció en manos de su exmarido… Pertenezco al Comité de Interacción Ciudadana (de la Reforma de la Policía de Puerto Rico) y nosotros defendemos unos derechos y no quiero que una víctima más muera de esa forma”, expresó a El Oriental la coordinadora de la marcha, Iris Cruz Alicea quien indicó que también era amiga de la fallecida.

Arlene García Rosario, de 42 años, murió el pasado 4 de junio luego que fuera agredida a puñaladas por su expareja, David Leroy Mathews en presencia de su hija de 14 años y su hermano de 10.

En el lugar Marilyn García, hermana de la víctima y los dos menores, sus sobrinos, participaron de la caminata que culminó con una actividad religiosa en la cancha bajo techo de esa zona, entre cánticos y testimonios de feligreses de la Iglesia de Dios Pentecostal MI.

“Tengo que darle gracias, no me esperaba tanto apoyo. Hemos aprendido a no confiar en nadie, a buscar ayuda ante el mínimo roce”, expresó la mujer que ahora estará a cargo de los dos hijos de su hermana y quien expresó desconoce lo que pudo pasar por la mente del agresor cuando cometió los actos.
A la actividad también acudió el alcalde de ese municipio Aníbal Meléndez Rivera y la primera dama, Diana Méndez de Meléndez.

“Me tomó por sorpresa, esta es una comunidad sumamente organizada, una comunidad donde los vecinos se preocupan por los demás, donde el problema de uno es el problema de los demás. Es impactante, yo soy pro-mujer y el hecho de saber que una mujer estaba siendo maltratada, al punto de ser asesinada, me tocó las más ondas fibras de mi corazón”, expresó la primera dama.

Por su parte, el líder municipal destacó las iniciativas de su administración a través de la Oficina de la Primera Dama y de otras instituciones para apoyar a la mujer, la niñez y a los más vulnerables.

“Hay que proteger la vida de todo ser humano. Se le está dando prioridad a la violencia a la mujer porque entendemos que es más vulnerable, que la mujer es más indefensa, además de que nosotros somos producto de la relación entre un hombre y una mujer”, comentó el alcalde Aníbal Meléndez Rivera, a quien también le sorprendió el violento suceso con desenlace fatal.

La marcha culminó en la cancha bajo techo del barrio Quebrada Vueltas.