Agente de la División de Explosivos en Humacao demuestra que no hay límite para las mujeres en la Policía

Es una de solo cuatro mujeres que laboran en unidades de explosivos de la Policía en toda la isla.

0
396
La agente Brenda Velázquez en un adiestramiento de explosivos

Para la agente Brenda Velázquez Pérez, placa 36254, de la División de Explosivos Humacao del Negociado de la Policía, la Uniformada ha sido el espacio en que ha podido desarrollar una carrera de gran satisfacción, en la que asegura las mujeres tienen mucho que aportar y son valoradas.  Valoradas, pero no consentidas, pues tienen que someterse a los mismos entrenamientos que los hombres, según dio a conocer Velázquez Pérez, quien es una de solo cuatro mujeres que laboran en unidades de explosivos de la Policía en toda la isla y una de tres que han sido certificadas como técnico de manejo de material explosivo en el estado de Alabama.  

En El Oriental quisimos entrevistarla para conocer su opinión sobre el rol de la mujer en el Negociado de la Policía de Puerto Rico, tema que estará tocando este próximo jueves 23 de febrero, a las 5:00 de la tarde, por Radio Victoria 840 AM junto a otras agentes del Área Policiaca de Humacao, con motivo de la Semana de la Policía.

La agente natural de Juncos, lleva 11 años en la Uniformada de los cuales ha estado los últimos tres en la División de Explosivos de Humacao desde donde se le ha brindado la oportunidad de tomar adiestramientos sobre materiales de explosivos y del robot removedor de artefactos, con el Negociado Federal de Investigaciones (FBI) y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA). También, de capacitarse y participar en operativos en los que se han decomisado (explotado) artefactos militares (bombas).

“Esta experiencia la he tenido al menos dos veces en la Base Roosevelt Road de Ceiba en conjunto con el FBI. Donde ciudadanos encontraron estos artefactos que anteriormente se utilizaban en la base, y tuvimos que intervenir y decomisar”, expresó, visiblemente satisfecha con su participación, quien también trabaja con inspecciones en lugares como fábricas, y orientaciones sobre pirotecnia y todo lo que tenga que ver con materiales explosivos.

Sobre cómo ha sido su ascenso hasta llegar a la posición que le apasiona, nos dijo que comenzó hace 11 años laborando como agente en la Liga Atlética Policiaca en el Área de Carolina, donde luego pasó a la Oficina de Relaciones con la Comunidad. Más adelante se hizo instructora de diferentes adiestramientos que ofrece la Policía hasta que se convirtió en escolta de la Comisionada Michelle Hernández y más tarde pasó a laborar con Henry Escalera. Cuando este estaba por finalizar como Superintendente de la Policía, le dio la oportunidad de moverse a otra división y fue cuando escogió la División de Explosivos.

Velázquez Pérez, creció conociendo la labor que realiza su Policía de Puerto Rico pues su padre, Miguel A. Velázquez Nieves, trabajó 35 años como civil en este cuerpo. Definitivamente fue influencia para que ella decidiera ingresar a la Uniformada y ahora su hija mayor, Karen Mulero Velázquez, quien era enfermera de profesión, decidió seguirla y actualmente es cadete cursando estudios en la Academia de la Policía.

“Se debe graduar de la próxima Academia y espero con ansias ese día para poder entregarle su diploma”, dijo entusiasmada quien sin lugar a duda ama su carrera.

Opinó que cada día más mujeres encuentran su espacio dentro de la Policía de Puerto Rico, donde admitió que el trabajo no es fácil por los sacrificios que muchas veces tienen que hacer para poder desempeñarse bien en su carrera y a la vez en sus diferentes roles como mujer. No obstante, dijo que el trabajo es muy gratificante.

“Somos madres, jefas de familia, estamos pendientes todo el tiempo a cubrir todas las necesidades dentro de la Policía y las funciones como amas de casa y madres o esposas. Pero sí podemos mantener ese balance, es un trabajo que llena de satisfacción. El tú poder ayudar a los ciudadanos, poder cooperar en las necesidades que ellos tengan es algo que nos llena. Y nosotras las mujeres somos bastante empáticas en poder ayudar a los demás”, puntualizó la agente que es madre de dos hijas y tiene cuatro nietos.

Exhortó a las mujeres jóvenes que están pensando en una carrera en la Policía de Puerto Rico, a ponerse en contacto con la Oficina de Relaciones con la Comunidad de la Comandancia de Humacao, donde les orientarán y llenarán la solicitud para estudiar.

Por último, felicitó y reconoció a las mujeres policías que este año serán reconocidas como Valores del Año en el Área Policiaca de Humacao, que son; la agente femenina del año Maribelise Pérez Delgado del Distrito de Naguabo, la Empleada Clasificada del Año, Carmen García Méndez del Distrito de Maunabo y la Oficial del Año 2022, Tte. II Yariliz E. Matos González del Distrito de Las Piedras, quien además recibe esta distinción a nivel isla. También, la agente Marisol Benítez Pérez, agente femenina del año del CIC.