Expolicía necesita ayuda

Padece de extraña enfermedad que lo mantiene encamado

0
3339
Foto por Stephen Álvarez / Desde que Serrano Santana está encamado, Martínez Pérez se ha dedicado todo el tiempo a su cuidado junto al hijo de ambos, Isaac Serrano Martínez de 23 años.

Eddie Serrano Santana llevaba 18 años trabajando en la Policía de Puerto Rico. Estuvo asignado a varias unidades, la última de ellas, la División de Operaciones Tácticas del área de Humacao. Un día común de trabajo, en el año 2009, comenzó a notar un temblor en una mano por lo cual buscó ayuda médica y fue diagnosticado con la enfermedad de Parkinson.

Con el pasar del tiempo, Serrano Santana comenzó a padecer de otros síntomas por lo cual le hicieron un estudio del cerebro, el cual reflejó que padecía de una Parálisis Supranuclear Progresiva, enfermedad cerebral poco común que ocurre por un daño en las células del cerebro. Esta parálisis afecta los movimientos, incluyendo el control del caminar y el equilibrio. También afecta el pensamiento y el movimiento del ojo.

En el año 2011, el diagnóstico obligó al policía a acogerse al retiro, ya que su condición se fue agravando con el pasar del tiempo y fue limitando sus movimientos.

“A medida que pasa el tiempo él ha ido en retroceso, cada vez está más delicado y ya lleva dos años encamado”, explicó su esposa Betty Martínez Pérez. En la última hospitalización hubo que realizarle una gastrostomía para poder alimentarlo.

Martínez Pérez confesó a El Oriental, que necesita ayuda con los materiales que se utilizan para atender a un paciente encamado como lo son los pañales para adultos, toallas húmedas y los “pads” para la cama. En el caso de su esposo también necesita los condom foley. Explicó que solo recibe ingresos del retiro que recibe su esposo y que a veces no es suficiente para los gastos del hogar y del cuidado y atención del expolicía.

Desde que Serrano Santana está encamado, Martínez Pérez se ha dedicado todo el tiempo a su cuidado junto al hijo de ambos, Isaac Serrano Martínez de 23 años. Ninguno de ellos trabaja porque básicamente se dedican al cuidado y atención del expolicía en su residencia en el barrio Candelero Arriba de Humacao.

La mujer aseveró que lo más difícil para su esposo ha sido que no ha recibido la visita de ninguno de sus excompañeros de la Policía, luego de su retiro y sus complicaciones de salud. “Bajo sus alucinaciones en medio de su enfermedad, él los ve (a sus compañeros). Los ha visto aquí y los ha visto en su cuarto de hospital cuando ha estado hospitalizado y los mencionaba por apellido cuando todavía podía hablar, pero ninguno ha venido a verlo”.

Si alguien desea ofrecer algún donativo de materiales para la atención y cuidado del expolicía pueden hacerlo a través de la Fundación Causa en Acción e informar que la ayuda es para Eddie Serrano Santana. La Fundación tiene oficinas en el Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT), de Humacao y el número de teléfono es el 787-285-3037, en horario de 8:00a.m. a 2:00p.m.