Se deteriora “La Casona”

El icónico edificio humacaeño se encuentra cerrado y sin mantenimiento luego de sufrir serios daños con el paso del huracán María

0
573
Fotos por Stephen Álvarez / En “La Casona” se realizaban diversas actividades, tales como presentaciones literarias, foros educativos, clases de artesanías, talleres de tejidos, talleres de repostería y hasta contaba con un salón de ajedrez.

Ciudadanos de Humacao han reportado a la redacción de El Oriental las pésimas condiciones y aparente estado de abandono en que se encuentra el edificio Salvador Abreu Vega, conocido popularmente como “La Casona”.

El Oriental realizó una visita a la estructura y en un recorrido por los alrededores se pudo constatar la falta de mantenimiento al edificio que hasta hace poco tiempo fue un lugar icónico en Humacao, en el cual se realizaban múltiples actividades sociales y culturales.

A primera vista se puede observar la falta de mantenimiento en las áreas verdes. La pintura comienza a presentar deterioro, así como manchas de hongos en las paredes. Lo más sorprendente es el techo en el cual se puede ver toldos azules que comienzan a mostrar gran deterioro y algunos ya cuelgan de la estructura.

Según una fuente allegada a la estructura, el edificio principal sufrió serios daños estructurales con el paso del huracán María. Indicó que el interior del edificio se mojaba cuando llovía debido a las múltiples goteras que se presentaron en el techo. De igual forma, un salón de actividades que se construyó en la parte posterior también presentó problemas de coladeras de agua.

De acuerdo con la información, el edificio fue cerrado aproximadamente a finales del 2019 cuando algunos empleados reclamaron las difíciles condiciones de trabajo que incluían invasión de abejas, murciélagos y hongos. Los empleados que están asignados a la Oficina de Arte, Cultura y Turismo del Municipio de Humacao, fueron removidos al Centro de Arte Ángel “Lito” Peña.

“Después del huracán nadie le dio mantenimiento”, expresó.

La fuente indicó que actualmente en el interior de la estructura hay equipo valioso que debe estar deteriorándose y mojándose cada vez que llueve. Identificó sillas y muebles antiguos, que en un momento dado fueron restaurados, así como instrumentos musicales que pertenecieron a la Tuna de Humacao.

En “La Casona” se realizaban diversas actividades, tales como presentaciones literarias, foros educativos, clases de artesanías, talleres de tejidos, talleres de repostería y hasta contaba con un salón de ajedrez.

Según el historiador Félix Báez, “La Casona” de Humacao es una hermosa estructura neocolonial construida en el año 1920 por el matrimonio de don Vicente Ortiz López, quien fungía como alcalde de Humacao (1919-1921) y doña Paula Ortiz. La familia vivió en la residencia hasta el año 1935.

Don Vicente fue un acaudalado negociante procedente del pueblo de Maunabo. En diferentes periodos “La Casona” fungió como una escuela, fue parte del Colegio Universitario de Humacao durante su fundación 1962, utilizándose como oficinas administrativas, luego fue un hogar para retirados. Tras caer en desuso y sufrir daños por fuego, fue adquirida por el gobierno municipal, quien la reconstruyó cuidadosamente y le devolvió su elegancia original. En el año 2000 se inaugura dándole uso para actividades culturales. Se designó con el nombre del ilustre historiador humacaeño Salvador Abreu Vega.

Varios ciudadanos y residentes de Humacao han reclamado a través de las redes sociales y directamente a la redacción de El Oriental, que la estructura sea rescatada y remodelada para que se pueda seguir utilizando y mostrando su encanto y belleza.