Clero reflexiona sobre celebración de Acción de Gracias

…en el marco del 1er Festival de la Virgen de la Providencia en Humacao

0
118
Misa de veneración a la Virgen de la Divina Providencia, cuya figura (en primer plano) permanece en la Concatedral Dulce Nombre de Jesús desde hace más de un siglo.

La alta jerarquía de la Diósesis de Fajardo-Humacao reunida en la celebración del 1er Festival de la Virgen de la Divina Providencia en la Concatedral Dulce Nombre de Jesús, reflexionó sobre el significado de esta nueva celebración que se da en la antesala de la Semana de Acción de Gracias, al tiempo que aconsejaron acciones a tomar el Día en el que queda oficialmente inaugurada la Navidad.

              A su llegada a oficiar la misa con la que cerraron dos días de fiestas en honor a esta Virgen, el Obispo Monseñor Luis Miranda Rivera reflexionó sobre la importancia de celebrar el Día de Acción de Gracias en familia, sentándose todos en la mesa a compartir los alimentos, sus pensamientos y sentimientos. Por supuesto, también a agradecer por todas las bendiciones recibidas del Creador.

              “Es un día (Acción de Gracias) donde la familia debe estar unida, valorar la importancia de comer en comunidad, en la mesa y entonces compartir entre todos, desde los niños hasta las personas mayores. Porque muchas veces nos olvidamos de las personas mayores. Antes era un orgullo tener en su casa a su abuelo o a su abuela. Ya no. Ya los nietos no pueden disfrutar de sus abuelos.  Entonces que sea un día en que toda la familia esté unida”, puntualizó añadiendo lo deseable que es que todos se alejen de sus teléfonos celulares.

              “Entonces lo que yo les recomiendo a las madres de familia es que tengan una canasta en la entrada y que ahí todos tiren sus celulares. Que se abra el espacio para la conversación, la comunión y el agradecimiento. Porque eso es para dialogar, no para que cada persona esté con su celular, que eso le quita mucho”, comentó, reconociendo que es el momento preciso para ir preparando el espíritu para la celebración de la Navidad que en Puerto Rico se dan tan alegres.

“Nuestro pueblo puertorriqueño es un pueblo festivo, un pueblo alegre, que valora su cultura y su fe porque van entrelazadas. Una cultura en la que abunda la música -aguinaldos, trova- unida a una fe inquebrantable” señaló, dejando entrever que por eso tenemos las Navidades más largas del mundo que comienzan en Acción de Gracias y se extienden hasta las Fiestas de la Calle San Sebastián.

              Sobre la celebración del día de Acción de Gracias que muchos podrían pensar nada tiene que ver con la iglesia católica, el Monseñor explicó que era una fiesta civil que con el tiempo adquirió un matiz cristiano. “Entonces la Iglesia (católica) que celebra las témporas de acción de gracias en octubre de acuerdo con la costumbre europea, en Puerto Rico fueron pasadas para el Día de Acción de Gracias en noviembre, por la Conferencia Episcopal Puertorriqueña”.

              En cuanto al tema, Padre José Colón Otero, vicario general de la Diósesis y rector de la Concatedral Dulce Nombre de Jesús exhortó a que el Día de Acción de Gracias se celebre compartiendo.

“Compartiendo nuestros alimentos con los pobres. Todos nosotros sabemos que el pueblo puertorriqueño es servicial, acogedor, siempre mira al caído y lo intenta levantar. En esos valores nos vamos a unir y esos son los valores que la Iglesia Católica va a promover en Humacao y está promoviendo en el mundo entero”, expresó, indicando que ese día celebrarán misas en las distintas parroquias para las que han exhortado a los feligreses a que lleven una comprita al momento del ofertorio para compartir con los más necesitados. “Porque no hay mayor acción de gracias que compartir lo que tenemos”, enfatizó.

Celebran a la Patrona de Puerto Rico en su día

              Aunque se le reconoce hace 15 años en el Festival Comunitario que tradicionalmente celebraban en diciembre, este año por primera vez la Concatedral Dulce Nombre de Jesús decidió dedicarle todo un Festival a la Virgen de la Divina Providencia en la fecha exacta de su celebración, 19 de noviembre, Día del Descubrimiento de Puerto Rico. La conmemoración comenzó el día antes, sábado 18, siguiendo al tradicional Encendido de la Navidad de Humacao que fue el viernes 17. De esta forma extendieron a tres días, la fiesta en la Plaza Pública de Humacao. Fiesta sana y en la que predominó un ambiente familiar.

              Así lo dejó saber el Padre Juan Figueroa, vicario encargado de la Pastoral de la Concatedral Dulce Nombre de Jesús, mientras se preparaban para la misa final y procesión de la Virgen de la Divina Providencia en la que participó el Obispo Monseñor Luis Miranda Rivera.

“Estamos trabajando nuestra Fiesta Patronal de nuestra patrona de la nación puertorriqueña y estamos muy contentos de poder celebrarla por primera vez así, aquí en Humacao”, expresó el Monseñor a su llegada.

              Por su parte, el vicario general Colón Otero explicó que la tradición de esta virgen nace en Roma, Italia y llega a la isla de la mano del obispo Don Gil Estevez y Tomas en el 1863, quien trae su figura directamente de Barcelona y la coloca en un camarín en la Catedral de San Juan, donde todavía permanece. De ahí se esparce su devoción a todo Puerto Rico.

              “Una muestra de esa devoción es que aquí en la Concatedral de Humacao tenemos una imagen de la Virgen de la Providencia que tiene más de 100 años, Está recientemente restaurada, es una pieza única en madera”, comentó el Padre Rector.