Denuncian condiciones infrahumanas Comandancia Policía Humacao

Según información recibida en la redacción del periódico El Oriental

0
305
foto suministrada/

“Estimado Editor.

Me dirijo a ustedes para denunciar las condiciones infrahumanas y la falta de aire acondicionado en la Comandancia de Humacao del Negociado de la Policía de Puerto Rico. Como ciudadana preocupada por la seguridad y el bienestar de nuestros oficiales de policía, me siento obligada a llamar la atención sobre esta situación intolerable.

La Comandancia de Humacao es una instalación policial fundamental en nuestra región, y su personal trabaja arduamente para proteger y servir a nuestra comunidad. Sin embargo, me han informado que durante los padados 2 años los oficiales de policía asignados a esta Comandancia en Humacao están siendo obligados a trabajar en condiciones extremadamente calurosas e insalubres debido a la falta de aire acondicionado, crecimiento de hongos en las paredes de las instalaciones en los diferentes pisos y escaleras de emergencia entre otros lugares, falta de seguridad en el estacionamiento tanto para los agentes del orden publico como para la evidencia que alli se deposita Ademas muchas de las celdas se encuentran inservibles y muchas otras deficiencias que hacen de estas insyalaciones una verdareda pesadilla para los que alli la visitan y tambien laboran.

Es indignante y abusivo que nuestros oficiales de policía estén trabajando en estas condiciones inhumanas y peligrosas. Los altos niveles de calor, humedad y hongos pueden afectar la salud y el rendimiento de los oficiales, lo que podría poner en peligro su seguridad y la seguridad de la comunidad incluyendo la mia cuando visite sus instalaciones. Además, esta falta de aire acondicionado es una clara violación de los derechos humanos básicos.

Por lo tanto, insto a las autoridades competentes por medio de este comunicado a que tomen medidas inmediatas para remediar esta situación y proporcionar aire acondicionado, limpieza y seguridad a la Comandancia de Humacao. Los oficiales de policía merecen trabajar en un ambiente seguro, saludable y cómodo, y es responsabilidad directa del Gobierno de Puerto Rico, garantizar que se les brinden las condiciones de trabajo adecuadas.”