Más mujeres en el país se arman para sentirse seguras 

Cada día más mujeres solicitan portación de armas

0
340

Desde que entró en vigor la nueva Ley 168 de Armas de Puerto Rico el 1 de junio del 2020 hasta el pasado 25 de febrero, unas 29,853 mujeres habían solicitado portación de armas en la Isla y se han aprobado 29,508 licencias, para un 99% de aprobaciones. Las restantes 345 están en proceso o bajo investigación por haberse encontrado algún delito en la investigación que realiza la Policía.

          Así lo dio a conocer el Tte.I Johnny Acevedo Román, director de la Oficina de Armas de la Policía de Puerto Rico en entrevista con El Oriental, en la que opinó que las mujeres le han ido perdiendo el miedo a las armas y cada día son más las que buscan su portación con motivos de seguridad. “Yo llevo siete años en esta división y si, si se ha notado el incremento desde que la aprobación está en manos de la Policía” señaló, atribuyendo este aumento un poco también a la flexibilización inherente a la nueva Ley.

          Antes, bajo la Ley 404 la otorgación de las licencias era responsabilidad de los Tribunales, los procesos eran más lentos y también más costosos. Superaban los $1,200. Hoy día el costo promedia entre 300 a 400 dólares que se pagan a una armería que se encarga de llenar la solicitud, brindar un curso obligatorio de Uso y Manejo de Armas de Fuego, entre otros trámites. Luego pasa a la Policía que tiene un máximo de 30 días para otorgar o denegar las licencias, basándose principalmente en la investigación que realizan en los sistemas de seguridad federales, de Puerto Rico y en los Tribunales.

          Acevedo Román rechazó dar información sobre el tipo de mujeres que más acuden a solicitar portación de armas en términos de profesiones y estratas sociales so pena de sonar discriminatorio.  No obstante, admitió que la mayoría son mujeres jóvenes, aunque las hay de todas las edades, y lo que buscan es sentirse más seguras.

          Con el teniente coincidió el dueño de la Armería del Este en Humacao, Ricardo Jouver, a quien entrevistamos también y añadió que “nos visitan muchas mujeres que son solas, que tienen a cargo los niños. Que se preocupan por la seguridad en sus casas y las horas que transitan en las carreteras, muchas en las noches. Y expresan temor por los muchos carjaking y asaltos que están pasando. También recibimos a muchas que hoy día trabajan en seguridad, lo que antes era un trabajo más de hombres”.

          Jouver mencionó también a las féminas víctimas de violencia de género que están lidiando con la Ley 54 y órdenes de protección, para las que la Ley de Armas provee un desvío, sobre el que el director de Armas abundó.

          “El artículo 2.14 de la Ley 168 estipula que a las víctimas de violencia de género que radican Ley 54, se les da una portación expedita y sin costo por 90 días, -siempre y cuando cumplan con unos requisitos mínimos-, al término de lo cual ellas, o ellos, pues también aplica a los hombres, nos indican si quieren continuarla y entonces se les concede una permanente por cinco años. Término en que las licencias expiran y tienen que renovarse”, explicó el Tte. Acevedo.          Desde el inicio de la nueva ley a la fecha, añadió, han solicitado portación de armas bajo la Ley 54, unas 328 personas a nivel de todo Puerto Rico, de las cuales 290 han sido mujeres y 38 hombres. De estas solicitudes sólo una no se aprobó, por tratarse de una persona sobre la cual también existía una orden de protección.

          En el marco de la Semana de la Mujer, el teniente exhortó a todas las féminas que poseen portación de armas o están considerando solicitarla, a que “vayan todo el tiempo que puedan a los polígonos, a practicar, a relacionarse con sus armas, para que le pierdan el miedo”. Esperando que nunca la tengan que usar para defenderse, pero si tuvieran que hacerlo, lo puedan hacer con seguridad.

          Consonó con él, Jouver también aconsejó que no se limiten al curso de uso y manejo obligatorio para sacar la portación, sino que se mantengan tomando cursos, “incluso los hay especializados. Que, aunque inicialmente la decisión de obtener la portación haya sido pensando en cómo protegerse de cualquier ataque, consideren utilizar sus armas para practicar el tiro al blanco como deporte, como hobby”.

          Indicó que las armas preferidas por las féminas, que más se venden en su armería, son las pistolas Glock 43X, la Sig Sauer 365 XL y la Springfield Hellcat.