Comisión de Educación, Arte y Cultura aprueba medida sobre instalación de aires acondicionados en escuelas del sistema público

Así lo informó la presidenta, Deborah Soto Arroyo

0
119
Foto suministrada / La presidenta de la Comisión de Educación, Arte Y Cultura en la Cámara de Representantes, Deborah Soto Arroyo.

La presidenta de la Comisión de Educación, Arte y Cultura en la Cámara de Representantes, Deborah Soto Arroyo, informó la aprobación del Proyecto 1040 con el fin de enmendar la “Ley de Reforma Educativa de Puerto Rico” (Ley Núm. 85-2028).

Este proyecto haría que se incluya dentro de las responsabilidades y deberes del secretario de Educación, establecer un plan de viabilidad sobre la necesidad, compra, instalación y mantenimiento de unidades de acondicionadores de aire en todas las aulas del Sistema de Educación Pública. 

La medida, además ordenaría un término de cinco (5) años; incluyéndose la ponderación de la estructura y capacidad energética para que el uso de las unidades de aire acondicionado sea efectivo, eficiente y continuo; así como auscultar los recursos económicos, donaciones y fondos que pudieren utilizarse para dichos propósitos a nivel estatal, municipal, federal y privados.

“En Puerto Rico estamos bajo un ambiente tropical durante todo el año. Queremos que nuestros niños puedan tomar sus clases en el mejor ambiente posible. De igual forma, garantizaremos que las escuelas puedan cumplir con subestaciones de energía con capacidad para estos equipos”, sostuvo Soto Arroyo al tiempo que enfatizó en que el ámbito escolar no solamente consiste en el currículo sino también en los edificios, elementos de las estructuras y espacios de las escuelas.

Soto Arroyo hizo hincapié en la obligación del Estado de proveerle las herramientas necesarias a los alumnos para que puedan destacarse y desenvolverse exitosamente en sus estudios. 

“El ambiente escolar es un factor determinante que impacta la educación de los alumnos. Máxime cuando sus cualidades óptimas facilitan el desempeño de la capacidad física e intelectual de los educandos”, sostuvo Soto Arroyo.

“Con esta medida lo que se pretende es contribuir a la creación de un un mejor entorno, que sea propicio para la enseñanza y aprendizaje de nuestros estudiantes”, concluyó Soto Arroyo.