Retoman prohibiciones ante proyección de aumento sostenido de casos de COVID-19 en la isla

De acuerdo con el grupo médico consultado por Vázquez Garced, el número de pruebas moleculares positivas podría alcanzar las 1, 322 para la tercera semana de julio

0
343
Facebook / La gobernadora Wanda Vázquez Garced.

Ante proyecciones de un aumento semanal sostenido en casos de COVID-19, la gobernadora Wanda Vázquez Garced anunció esta tarde el cierre total de algunos sectores, principalmente recreativos.

En un mensaje televisado la primera ejecutiva notificó la entrada en vigor a partir de mañana, viernes, de una nueva orden ejecutiva que estará vigente hasta el 31 de julio.

Entre las restricciones, el toque de queda permanecerá como actualmente, de 5:00 de la mañana a 10:00 de la noche. Sin embargo, fueron confirmadas restricciones para actividades recreativas y del sector comercial.

Entre ellas, la mandataria prohibió la venta de bebidas alcohólicas a partir de las 7:00 de la noche. Además, no se permitirá en ningún momento la aglomeración de personas en el exterior de establecimientos donde se vendan bebidas embriagantes y comidas.

Los restaurantes regresarán a operar con una ocupación máxima del 50 por ciento de sus salones comedores y no se permitirá que haya filas de espera fuera de los establecimientos.

Las playas y balnearios no estarán autorizadas como lugares para socializar ni reunirse en grupos.

“Se permitirá el uso limitado de las playas con mascarillas, con medidas de distanciamientos físico, sólo para corredores, caminantes, surfistas, paddle board, deportistas de vela, remo y buceo. No se permitirá el uso de neveritas y sillas de playa”, informó Vázquez Garced.

Igualmente, quedaron desautorizadas actividades en áreas comunes como piscinas y barras.

Tampoco se permitirán las atracciones de aventuras y excursiones y se ordenó el cierre total de: bares, discotecas, cines, salas de concierto, salones de juego, casinos, teatros, parques y gimnasios.

De la misma manera serán pospuestas las visitas a centros de cuido de personas mayores e instituciones carcelarias. Las actividades familiares en residencias también se deben limitar a personas que vivan “bajo un mismo techo”.

Las marinas deberán permanecer clausuradas y se prohibirá el uso de botes y motoras acuáticas. Personal del Departamento de Recursos Naturales (DRNA), el Negociado de la Policía de Puerto Rico y la Policía Municipal podrán intervenir con personas que desembarquen de cualquier tipo de transporte.

En cuanto a la transportación para las islas de Vieques y Culebra, Vázquez Garced precisó que las embarcaciones estarán disponibles únicamente para residentes o personas que vayan a realizar gestiones de trabajo
en esos municipios.

De acuerdo con Vázquez Garced para fiscalizar el cumplimiento de la orden, se amplió el componente interagencial con grupos regionales.

El anuncio del gobierno surge en momentos en que en la isla hay un incremento en casos de la enfermedad. El Departamento de Salud (DS) reportó esta mañana 75 nuevos casos de Covid-19 y otros 71 casos probables. Además, se notificó la muerte de una mujer de 75 años de región metro. En total en la isla, han fallecido 172 personas.

Las determinaciones fueron anunciadas junto a personal del Departamento de Salud (DS), el Task Force Médico y Económico y del Fideicomiso de Salud Pública. El Equipo de Modelación Matemática Epidemiológica (EMME) de esa última entidad presentó un Análisis de Datos de COVID-19.

Transmisión en vivo desde la página en Facebook de La Fortaleza.

Adicional, la mandataria emitió un llamado a la población de entre 20 y 29 años, grupo que se destaca entre los más recientes contagios y posibles propagadores del virus.

“Hago un llamado a todos los jóvenes, que tienen una gran responsabilidad con sus padres, abuelos, amistades y hermanos. Utilicen el mecanismo de protección, la mascarilla, el hand sanitazer y el distanciamiento social. Es el único mecanismo que tenemos para salvar a nuestros seres queridos”, reiteró Vázquez Garced.

Entre las conclusiones científicas presentadas en la reunión los expertos destacaron que: en la isla se observa un aumento creciente en la cantidad de positivos en pruebas moleculares.

Además, que, a base de la tendencia observada de los casos confirmados, se estima que para la semana del 13 de agosto pudieran reportarse unos 5,000 casos acumulados.

De acuerdo a los modelos matemáticos el grupo infirió que la tendencia proyectada es de un aumento semanal sostenido.