Fuerte oposición a nuevo aumento en la factura de luz

Sería el cuarto aumento en lo que va del año

0
155
Archivo / Para un cliente residencial con un consumo de 400 kilovatios-hora (kWh) al mes, el alza bajo evaluación supondría un cantazo de $9.98 adicionales. Mientras, el impacto para los clientes comerciales e industriales oscilaría, en promedio, entre $29.92 y $13,727.59, según su consumo.

De aprobarse como fue solicitado, el aumento de 2.49 centavos en la factura de luz para el trimestre de octubre a diciembre sería el cuarto incremento en el costo por kilovatio-hora (kWh) de este año.

El Negociado de Energía de Puerto Rico, que aprobó alzas para los trimestres de enero a marzo, abril a junio y julio a septiembre, ahora tiene ante su consideración una solicitud sometida por el consorcio LUMA Energy, a nombre de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), para recobrar $85.3 millones a través de sus clientes.

La deficiencia de $85.3 millones corresponde a que, durante el pasado trimestre, el costo real de la operación del sistema eléctrico excedió lo proyectado, según LUMA. El exceso responde, a su vez, a que hubo mayores gastos por compra de combustible debido a los apagones, que conllevaron poner en servicio unidades de generación más caras.

Para un cliente residencial con un consumo de 400 kilovatios-hora (kWh) al mes, el alza bajo evaluación supondría un cantazo de $9.98 adicionales. Mientras, el impacto para los clientes comerciales e industriales oscilaría, en promedio, entre $29.92 y $13,727.59, según su consumo.

El Oriental dialogó con varios alcaldes y legisladores de la zona oriental quienes coincidieron en rechazar contundentemente el aumento solicitado por LUMA en medio de un servicio deficiente y la falta de comunicación que la corporación privada ha mantenido desde que asumió las riendas de la administración y distribución del servicio de energía eléctrica en Puerto Rico.

“El pueblo de Puerto Rico no aguanta un alza en la factura de energía eléctrica, por lo que me opongo tenazmente a la solicitud que hizo el consorcio de LUMA Energy. Es una falta de respeto que los gerenciales y directivos estén solicitando un aumento en la factura cuando diariamente el servicio que ofrecen es uno deficiente”, expresó el alcalde de Humacao, Reinaldo “Rey” Vargas Rodríguez.

En Humacao, según indicó Vargas Rodríguez, el servicio eléctrico no es uno consistente, donde muchos sectores sufren de interrupción del servicio en todo momento y a todas horas.

Lo que se esperaba del consorcio de LUMA Energy era un buen servicio para las comunidades, “pero ahora son más las interrupciones donde se han visto cientos de ciudadanos humacaeños afectados”.

A tales efectos, el alcalde repudia enérgicamente que LUMA se atreva a pedir aumento en la factura de luz, cuando aún no han podido trabajar ni mucho menos canalizar las peticiones y querellas de los ciudadanos.

Por su parte el alcalde de Caguas, William Miranda Torres, señaló que no es momento para aumentar la tarifa del servicio de energía eléctrica. Argumentó que es momento de ganarse la confianza del pueblo y de hablar de estabilización del sistema, de mejoras en la calidad de servicio y de atención a los abonados. 

“Actualmente, a cuatro años del huracán María, Caguas tiene avenidas y zonas residenciales a oscuras porque no se ha reparado el sistema de alumbrado. Tan reciente como este fin de semana cientos de cagüeños tuvieron interrupciones en el servicio de energía eléctrica y los problemas de fluctuación de voltaje están dañando los enseres en muchos hogares. Sin un servicio de calidad y estable no es posible ganarse la confianza del pueblo. Por consiguiente, no es aceptable un aumento en la tarifa de un servicio que, en estos momentos, queda demostrado que es deficiente”, sentenció Miranda Torres.

Mientras, la alcaldesa de Gurabo, Rosachely Rivera Santana, se unió a sus homólogos que se han expresado en contra del solicitado aumento en la factura de energía eléctrica por parte de LUMA Energy.

“Totalmente en contra de cualquier tipo de aumento como este. Se hace meritorio que se hable primero del proceso de transformación, de la estabilidad del sistema, y mayormente con todos los fondos federales que se están recibiendo para que nuestro pueblo pueda tener calidad en el servicio que se está ofreciendo. En este momento hablar de aumento me parece que no es lo correcto”, sostuvo la alcaldesa gurabeña al añadir que en su pueblo todos los días hay áreas que se ven afectadas por falta de servicio eléctrico.

Para el alcalde de Yabucoa, Rafael “Rafy” Surillo Ruiz, la solicitud de aumento de LUMA es algo que ya se sabía, “ya que es una empresa privada y viene a obtener un beneficio económico que ya se está evidenciando”. 

“Ese aumento se está proponiendo en momentos que estamos sufriendo de apagones constantes y el servicio deficiente. Yo me opongo a ese aumento ya que la ciudadanía no aguanta un aumento más, además ese no fue el compromiso que se hizo con el País. Nos preguntamos cuánto le va a costar LUMA al País, cuánto le va a costar al consumidor, las mejoras al sistema que se comprometieron en realizar al sistema eléctrico. Lo preocupante es que esto es sólo el comienzo”, subrayó el alcalde yabucoeño.

De igual forma, el alcalde de Juncos, Alfredo “Papo” Alejandro Carrión, expresó su rechazo al aumento en el costo del servicio de energía eléctrica como ha solicitado la compañía LUMA Energy y lo calificó como una falta de respeto al pueblo.

“Sería una falta de respeto darle más dinero a LUMA, en lugar de decirle haz lo que tienes que hacer, contratar o trabajar con los municipios para que arreglen los problemas que tiene Puerto Rico.  Ellos no han hecho más que crear problemas, y la gente lo sabe. Ahora mismo tengo un montón de sitios sin luz y el contacto que me dieron, muy buena persona, pero el vertedero lleva tres días sin luz y está reportado. Es una falta de respeto decir que se le va a dar más dinero a LUMA”, sostuvo el alcalde junqueño.

En el caso de San Lorenzo, el alcalde Jaime Alverio Ramos reclamó que LUMA debe mejorar primero el servicio y luego hablar de un posible aumento. Catalogó inaceptable un aumento en momentos en que el servicio es ineficiente.

“Todos los días cientos de sanlorenceños sufren de interrupciones en el servicio eléctrico, personas con alguna condición de salud que requieren de equipos se ven afectados teniendo que en muchas ocasiones esperar bastantes horas para que restablezcan el mismo, donde también se ven afectados los pequeños y medianos comerciantes.  Definitivamente es inaceptable que en este momento crítico que vive el País ante la ineficiencia en el servicio eléctrico se esté solicitando un aumento en la tarifa por parte de LUMA Energy. Nuestro pueblo necesita y merece un buen servicio”, requirió el alcalde de San Lorenzo.

De igual forma se expresó el alcalde de Las Piedras, Miguel “Micky” López, al catalogar un alza en la factura de LUMA como una falta de respeto. López opinó que la empresa no ha podido ofrecer un servicio óptimo ni de calidad a la ciudadanía.

“Me opongo totalmente a cualquier intento y solicitud de LUMA Energy en pedir un aumento en la factura de energía eléctrica. Es inaceptable que hagan este pedido cuando miles de ciudadanos pedreños y de Puerto Rico, todos los días, viven la ineficiencia de un servicio pésimo por las constantes interrupciones que afectan la vida, salud, educación y el día a día de comunidades, sectores, industrias y comercios”, indicó López.

OPOSICIÓN TAMBIÉN EN LA LEGISLATURA

Para la representante del distrito 35, Sol Higgins Cuadrado, el gobernador tiene que dejar de defender lo indefendible y solicitar al presidente de LUMA Energy, Wayne Stensby, que retire la solicitud que presentaron ante el Negociado de Energía para aumentar la tarifa del servicio eléctrico.

“LUMA no ha cumplido con el contrato, no han podido reducir los apagones, no han resuelto los problemas de fluctuaciones de voltaje y tampoco han presentado un plan a corto plazo para desarrollar los proyectos para el mejoramiento del sistema de transmisión y distribución. LUMA es una empresa que ha cobrado más de $163 millones de dólares sólo por tener su negocio en Puerto Rico”, declaró la legisladora.

Añadió que desde la Cámara de Representantes han aprobado cinco proyectos para enmendar leyes que le quitarán a la Autoridad de Alianzas Público Privadas el poder de volver a hacer negocios como el de LUMA y que se está llevando a cabo una fiscalización exhaustiva de ese contrato a través de la Resolución 446.

En el caso de la senadora Rosamar Trujillo Plumey, esta cuestionó qué beneficios han obtenido los consumidores residenciales, el comercio y las industriales de la operación de LUMA, que los haga merecedores de un aumento de capital.

Trujillo Plumey explicó que el 23 de abril de 2021, se aprobó en la Asamblea Legislativa la Resolución Conjunta de la Cámara 88 para posponer la implementación del contrato entre LUMA y la AEE, hasta el 15 de enero de 2022, para evaluar la posibilidad de establecer enmiendas, incluyendo parámetros de costos accesibles a los consumidores. Sin embargo, dicha Resolución fue vetada por el gobernador Pedro R. Pierluisi.

“Es hora de que esta administración reconozca que el contrato entre LUMA y la AEE no responde, ni responderá, a los intereses de los puertorriqueños y puertorriqueñas”, concluyó la senadora del distrito de Humacao.