Si FEMA no responde, buscarán fondos para tanque de Buena Vista

0
303
Desde la izquierda, el director regional de la AAA, Enrique Rosario; el director de infraestructura de la agencia, Jaime Suárez; el asesor técnico Alexander Velázquez; el alcalde de Humacao, Marcelo Trujillo y el representante Reinaldo Vargas.

Cerca de cumplirse un año y medio desde que el huracán María destruyó el tanque de agua que suple a la comunidad de Buena Vista Arriba en Humacao, líderes y funcionarios de ese municipio se unieron el pasado sábado en una vista ocular para identificar alternativas que costeen su reparación ante la lenta respuesta de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

“Olvídate de FEMA; que la Legislatura haga una aportación, Acueductos haga una aportación y el Municipio haga una aportación. Esa es la forma de poderlo hacer”, expresó el alcalde de Humacao, Marcelo Trujillo Panisse.

Las expresiones del mandatario municipal surgieron luego de que, tanto el director en la región este de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), Enrique Rosario Agosto, como el director de infraestructura de la agencia, Jaime Suárez, confesaran en la reunión con la comunidad que actualmente carecen de un segundo plan de acción en el caso de que FEMA decida no costear la reconstrucción del tanque.

Fueron las ráfagas de la tormenta, de hasta 200 millas por hora, las que arruinaron la estructura en acero que, según Suárez, solo soportaba de 120. Desde entonces, aproximadamente 4,000 familias en el barrio Buena Vista Arriba son afectadas a diario por la intermitencia o interrupción en el servicio de agua potable.

“Nuestra situación es desesperante. Ustedes pueden venir y pintarlo bonito, pero pasan dos años y el tanque no se reconstruye. Con esta situación ya estamos al punto de la desesperación”, se dirigió a los funcionarios el líder comunitario del lugar, Samuel Ramos Robledo, en defensa de la decena de vecinos del sector que se dieron cita a la reunión para reclamar, además, la contaminación del agua y tarifas infladas que han recibido, inclusive en períodos sin servicio.

De hecho, la comunidad denunció a la AAA el cobro del servicio para enero de 2019, cuando, precisamente desde comienzos de ese mes, los residentes estuvieron 22 días sin agua. A Ramos Robledo, uno de los afectados por la interrupción en ese período, le llegó una factura de $81.81 con fecha del 23 de enero de 2019, mientras que regularmente pagaba $45.

Ante los reclamos de los residentes sobre la facturación de un servicio que estuvo ausente aproximadamente un mes, los representantes de la dependencia admitieron que las agujas de los contadores continúan en movimiento por el aire que sale de las tuberías, aun cuando no hay agua.

“¿Qué me preocupa a mí? Lo que se acaba de decir aquí, que el aire está corriendo en esos contadores. Eso es bien preocupante para los ciudadanos… Vamos a reunirnos a ver cómo va lo de FEMA y vamos a mantener a la comunidad informada”, manifestó el representante del distrito 35, Reinaldo “Rey” Vargas, quien convocó la vista ocular dentro de sus trabajos como presidente de la Comisión de Asuntos Municipales. Vargas otorgó a la AAA un plazo de 15 días para entregar los informes sobre el estatus de la reclamación al seguro sobre el tanque y 30 días para sostener otro encuentro con la comunidad.

“Tomando en cuenta la palabra del honorable alcalde de Humacao, yo me comprometo -si FEMA se tardara mucho, pero no me atrevo a dar fecha- a cabildear para también unir esfuerzos y buscar fondos con el alcalde”, indicó el legislador en referencia al estimado de $300 mil para reconstruir la cisterna de 65 pies de altura y con capacidad de 375 mil galones de agua.

Contemplan construir tanque en hormigón

Por su parte, Suárez informó que la AAA considera construir un tanque de agua temporero y que posteriormente vislumbran edificar uno de forma permanente en cemento.

“Nosotros hicimos una propuesta a FEMA para hacer un tanque temporero, que es el mismo tipo de tanque, pero con diseño para vientos sostenidos de 180 millas por hora. Lo que se planeaba con el ámbito de trabajo de ese proyecto era desmantelar el tanque (destruido), excepto la base, porque la base no sufrió daños. Traer paneles similares a estos, pero van a ser más gruesos; reconstruirlo hasta la mitad y el domo”, señaló.

Sin embargo, la respuesta de los vecinos de Buena Vista Arriba fue exigir la construcción duradera de la estructura.

“Nosotros no tenemos confianza, fe, ni esperanza en las autoridades. Nos dicen hoy sí y mañana no. Yo vivo en Palacios del Sol y allí cuando alguien va a lavar ropa tiene que hacer custodia al lado de la lavadora porque el agua va y viene”, refutó uno de los ciudadanos.

Entretanto, Rosario Agosto, aunque reconoce que el proceso de reclamación puede ser lento, reiteró que esperarán la respuesta al menos durante un mes adicional.

“No saquemos a FEMA, porque FEMA está consciente. Vamos a ver qué va a pasar en los próximos 30 días. No podemos descartarlos porque el dinero está ahí. Es cuestión de que den la autorización (de los fondos)”, sugirió el dirigente regional de Acueductos.