En la calle trabajando por la recuperación

Organizaciones comunitarias brindan alternativas para cubrir las necesidades a las que el gobierno no llega

0
416
Foto suministrada / Personal de la organización Fundation for Puerto Rico entrego ayuda a Don Sixto Cruz (derecha) quien perdió gran parte de sus pertenencias debido a un derrumbe en el barrio Cubuy de Naguabo.

A partir de su experiencia con varios desastres, el tercer sector en Puerto Rico ha aprendido que las alianzas entre organizaciones, la exigencia de rendición de cuentas al gobierno y la comunicación con líderes comunitarios son vitales para una recuperación justa, según expresaron varios representantes de entidades ubicadas en la zona este consultados por El Oriental.

ESTRATEGIAS DE ACCIÓN

Jennifer Abreu Santana preside el Long Term Recovery Group 19, que agrupa los pueblos de Las Piedras Humacao y Yabucoa. También pertenece a la fundación de reciente creación Puestos Pa Lo Bueno, al proyecto INARO y al grupo Jóvenes del Barrio del barrio Montones de Las Piedras y al programa Prodev, a nivel isla.

Abreu Santana explicó que antes de la llegada del huracán Fiona miembros del Long Term Recovery Group 19 hicieron un recorrido por diferentes áreas de Humacao, Las Piedras y Yabucoa, para verificar el estado de situación de esas comunidades y ver cómo se estaban preparando los municipios.

“Inmediatamente después del paso del huracán nuestro equipo salió a la calle porque comenzamos a recibir comunicaciones de áreas con problemas de acceso y empezamos a verificar y reportar esas áreas”, indicó Abreu Santana. Añadió que incluso apoyaron a municipios pertenecientes a otros grupos Long Term.

La líder comunitaria dijo que entre las gestiones se realizaron desalojos de familias que estaban en áreas peligrosas debido a derrumbes cerca de sus residencias y hacer gestiones con agencias gubernamentales y municipales para ubicar estas familias en refugios o con sus familiares. De igual forma procedieron a visitar pacientes de diálisis que a falta de energía eléctrica necesitaban ayuda para continuar recibiendo sus tratamientos.

“Trabajamos con personas encamadas con la misma situación que, de no haber energía, los equipos asistidos médicos se estaban viendo afectados”, afirmó.

Abreu Santana destacó que durante todo este proceso también se ha estado entregando comida caliente. A través de un donativo otorgado por Central World Kitchen se pudo distribuir comidas calientes en los tres municipios logrando entregar más de ocho mil platos de comida en una semana.

Señaló que ciudadanos han entregado donativos para la confección de los alimentos para distribuir en las comunidades. Explicó que las comunidades seleccionadas para recibir los alimentos se trabajan con la comunicación de residentes que reportan cuales son los barrios y sectores que no cuentan con los servicios de energía eléctrica y agua potable.

Aseguró que también han realizado gestiones de coordinación tanto con LUMA, así como con la AAA, para lograr el retorno de los servicios en las comunidades.

Abreu Santana informó que se entregaron cerca de ocho generadores entre los pueblos de Las Piedras, Humacao y Yabucoa. Estos fueron entregados en hogares en el cual se encontraban personas encamadas que requerían equipo médico asistido. En esta iniciativa recibieron la ayuda del Proyecto Alegría, la parroquia San Ignacio de Loyola y la Fundación Job Believe que opera en el estado de Florida.

La líder comunitaria reiteró la importancia de que existan organizaciones sin fines de lucro y de base comunitaria porque permite llegar a acuerdos y unir esfuerzos entre los líderes comunitarios que están al tanto de las necesidades de las comunidades.

“Podemos llevar una respuesta inmediata, más ágil y rápida a lo que puede llegar el gobierno y es necesario que la industria privada y el gobierno puedan unir esfuerzos con nosotros y nos vean como una mano amiga”, aseveró. “En la medida en que todos podamos trabajar en conjunto puede evitar una duplicidad de trabajo y que algunas comunidades queden desatendidas”, concluyó.

LA COMUNICACIÓN ES IMPORTANTE

Por su parte, Lenis Rodríguez, líder del Grupo Apoyo a Yabucoa, organización que lleva cerca de 20 años realizando labor comunitaria en la ciudad del azúcar resumió las gestiones que se han llevado a cabo luego del paso del huracán Fiona.

Rodríguez dijo que su prioridad ha sido mantener constante comunicación con la compañía LUMA y con la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados para lograr la agilización de la recuperación de ambos servicios en la mayoría de las comunidades de la ciudad.

De igual forma destacó que se han repartido comidas calientes a más de 600 personas que residen en sectores que carecen de los servicios de agua y energía eléctrica.

“También hemos hecho misión humanitaria con médicos que nos han visitado y los hemos llevado a hogares en donde hay personas encamadas, niños autistas y envejecientes”, informó.

Rodríguez explicó que han identificado hogares en los cuales hay personas con padecimientos de Cáncer y Diabetes, para identificar las necesidades de estos pacientes. Al momento de la entrevista con El Oriental el líder comunitario hacía gestiones para adquirir un tanque de oxígeno para una paciente.

“Definitivamente nosotros somos los primeros en responder. Somos los grupos que estamos bien de cerca de la necesidad porque la vemos día a día en nuestras comunidades y una comunicación efectiva es la ayuda que más rápido puede llegar gracias a la información que le podamos brindar a las empresas privadas, agencias de gobierno, iglesias y entidades, que quieran ayudar tan pronto ellos pidan información del lugar que deseen impactar”, destacó.

VITAL EL APOYO ENTRE ORGANIZACIONES

La líder comunitaria Mariny Vázquez es coordinadora de la organización Naguabo Somos Todos y del Comedor de Bien y Centro Madre Teresa de Calcuta y también es parte del Comité Pro-Desarrollo del Barrio Cubuy de Naguabo.

Vázquez narró que como parte del Comité Pro-Desarrollo de Cubuy estuvieron asistiendo a varios residentes de esta comunidad naguabeña luego de que ocurriera un deslizamiento que puso en peligro su residencia. Informó que con varias coordinaciones se logró la repartición de alimentos y compras. De igual forma el municipio realizó trabajos de limpieza y recogida de escombros en el área.

Como parte de Naguabo Somos Todos y en coordinación con la Fundación Banco Popular y Fundación Comunitaria se entregaron 300 compras, en casi todos los barrios de Naguabo y boletos de gasolina para ayudar a algunas personas con los gastos de combustible. De igual forma se instaló un laundry en el barrio Cubuy para que las personas pudieran lavar su ropa. Otro similar se instaló en el Comedor de Bien.

“También entregamos abanicos solares y de baterías recargables para personas encamadas y en el caso del comedor pues hemos estado entregando comida caliente a las personas que nos visitan. Nuestra cuota normal era de 350 participantes y después de Fiona nos subió a 420. Sabemos que no es un problema de hambre, más bien es un problema de poder elaborar los alimentos por la falta de energía y agua potable”, manifestó.

La destacada líder comunitaria confesó a El Oriental sentirse sorprendida debido a que recibió llamadas de organizaciones sólidamente establecidas para ofrecer ayuda y donativos.

“Fue sorpresivo para mí porque en nuestro caso llevamos cinco años con el apoyo de mucha gente a la cual nosotros nos acercamos para que nos ayuden, pero en esta ocasión parece que Naguabo Somos Todos y el Comedor de Bien ha generado la confianza suficiente que ahora fueron esas organizaciones las que nos llamaron para ofrecernos la ayuda”, explicó.

Vázquez reveló que recibió un donativo de $10 mil por parte de la Fundación Banco Popular y otros $7mil de parte de la Fundación Comunitaria. Añadió que recibió también $1mil por parte de Walmart.

“Al gobierno y al sector privado le decimos que, el sector comunitario sin recursos, sin subsidios, sin la Junta de Control Fiscal y sin nada de eso está listo, responde y hace que el país no caiga en una debacle en lo que ustedes se ponen de acuerdo, deciden cómo usar los fondos, decidan dejar de ser corruptos y dejan de usar mal los recursos”, concluyó.