Citan al DRNA para que responda por necesidades en Naguabo

En la vista pública ante la Cámara de Representantes, atenderán principalmente las denuncias de los residentes del barrio Playa Húcares

0
155
Yeidy Agneris Vega Alicea / El representante Reinaldo "Rey" Vargas junto al portavoz comunitario de Playa Húcares, Carlos Iván Pérez García.

Un espacio a medias clausurado por una valla de seguridad permite el acceso de vehículos que han estado a punto de caer al mar, un menor sufrió un accidente grave al lanzarse a la costa y los visitantes tienen el camino libre hacia un derrumbe en el muelle.

Residentes del barrio Playa Húcares en Naguabo, participaron, el pasado 7 de febrero, de una vista ocular de la Cámara de Representantes en seguimiento a su reclamo para que el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DNRA) se encargue de asuntos que amenazan la seguridad de ese sector que es frecuentado por por turistas.

No obstante, de acuerdo con el portavoz de la comunidad y presidente de la Junta Comunitaria Playa Húcares, Carlos Iván Pérez García, el llamado es a concretar los compromisos que dejó inconclusos esa agencia bajo la secretaría de Tania Vázquez Rivera.

“Posterior al huracán María la secretaria de Recursos Naturales (ahora exsecretaria), nos visitó e hizo unos compromisos. Algunos los han cumplido, otros no”, indicó Pérez García. La extitular acudió a los predios en octubre de 2018 a petición de esa junta comunitaria.

Entre los compromisos, en referencia a los expresado por el portavoz, el DRNA cumplió con la colocación de rótulos que prohíben el paso hacia el muelle. Inversamente, los carteles están instalados en una valla incompleta que fue instalada por la oficina regional de ese Departamento.

“Cuando ocurre (el huracán) María esta parte (del muelle) colapsó. El Departamento puso un letrero, pero usted (en referencia al DRNA) no puede poner un letrero. Me deja esto abierto e incita a cualquier persona a que entre al área”, expuso Pérez García.

La apertura en el muelle invita a que los visitantes se lancen al mar, sin conocer la profundidad del área o sobre la presencia de pilotes de hierro.

Yeidy Agneris Vega Alicea / Aunque el área está rotulada e identificada como “zona de peligro”, la valla de seguridad permanece abierta, apertura que da acceso a peatones y bañistas.  

“Aquí un niño se tiró, se rompió el esternón, se lo abrió completo”, añadió. Ese incidente, según narró, ocurrió en el 2015 cuando un niño de seis años se lanzó desde la acera y cayó sobre uno de los pilares.

Las columnas a las que Pérez García hizo referencia forman parte de la infraestructura vial de un antiguo sistema de trenes de la industria de la caña. La torre sobre la que cayó el menor y otras que ubicaban cerca fueron removidas por la propia comunidad. Pero, en los predios aún quedan otros pilares de cemento y acero que son visibles dependiendo de la profundidad o la claridad del agua.

A su vez, Pérez García reiteró la urgencia de reconstruir el rompeolas que ubica en la playa también conocida como La Fanduca. Esa barrera destruida por los huracanes del 2017, está supuesta a minimizar las marejadas que en ocasiones amenazan con inundar viviendas y la vía principal. En diciembre pasado, ese grupo comunitario objetó en entrevista con este medio el que el Departamento “dejara a su cargo” las gestiones para canalizar los procesos necesarios para la reconstrucción.

Igualmente, la comunidad hizo referencia al riesgo que representa el que en días concurridos personas que utilizan motoras acuáticas o ‘jet skis’ realicen corridas a alta velocidad y que terminan en la orilla. Los vecinos también señalaron que en la zona es poco el patrullaje marítimo o terrestre, tanto de Recursos Naturales, así como de la Policía de Puerto Rico.

Pérez García indicó que refirió ese problema, inclusive, a la oficina de la gobernadora Wanda Vázquez. En respuesta, supuestamente le contactaron del DRNA para indicarle que “no tenían personal” para atender el asunto.

Oficina regional no tiene potestad ni recursos

Aunque fue breve en sus expresiones, el director regional de Recursos Naturales, Javier Colón, que también participó de la vista convocada por el representante Reinaldo “Rey” Vargas Rodríguez, reconoció que muchas de las acciones deben surgir del nivel central.  

“Como director hemos hecho la gestión llevando la información que nos piden. Tal vez no se trata del área mía (de la división), pero se está llevando la información al área que corresponde. Le corresponde (actuar) a la central”, afirmó Colón, quien dirige la oficina hace tres años.

Concuerdan en citar al DRNA

El representante Vargas Rodríguez acordó junto a la comunidad y al Municipio, representado por la portavoz de prensa del alcalde Noé Marcano Rivera, Delmaris Rodríguez Ramos, realizar una vista pública junto a las partes.

Principalmente, el representante precisó que se enfocará en atender las gestiones relacionadas al rompeolas y en descubrir si los daños provocados por los ciclones fueron sometidos a la Agencia Federal para El Manejo de Emergencias (FEMA).  

Yeidy Agneris Vega Alicea / De izquierda a derecha: El portavoz comunitario, Carlos Iván Pérez García, el representante Reinaldo “Rey” Vargas Rodríguez y el director regional del DRNA, Javier Colón junto a residentes del barrio Playa Húcares.

“Voy a comenzar a indagar si (los daños) fueron sometidos bajo FEMA. Si lo sometieron entre los proyectos que tuvieron defectos bajo el huracán María. Si no lo incluyeron (investigaré) por qué no lo incluyeron. Si no lo incluyeron, entonces (hay que) ver de dónde se va a identificar el dinero”, indicó el legislador.

El DRNA atraviesa desde hace casi cuatro meses un periodo de inestabilidad en su dirección. La exsecretaria Vázquez Rivera, renunció a su cargo en octubre pasado.

Actualmente la silla es ocupada de forma interina por Cynthia I. Rivera Morales, luego que la gobernadora Vázquez Garced retirara la designación de Rafael A. Machargo Maldonado para ese puesto.