Reclaman construcción de monumento para recordar víctimas de inundaciones de Patagonia

El Comité Prohibido Olvidar ha realizado múltiples gestiones con el municipio de Humacao para que se designe un área y se construya un monumento de recordación

0
531
Foto Facebook Miguel Beltrán / Dr. Miguel Beltrán, presidente del Comité Prohibido Olvidar.

El inicio de la década del sesenta marcó trágicamente a la ciudad de Humacao. El 6 de septiembre de 1960, las aguas del Río Humacao se salieron de su cauce, provocando una inundación que asoló las barriadas La Marina, La Vega, San Felipe, San Ciriaco, Maunez, Las Delicias, Las Azucenas, La Playa y otras zonas aledañas al Río Humacao y Quebrada Mariana. Esta tragedia causó más de doscientas muertes y pérdidas materiales a más de mil personas.

Cientos de humacaeños fueron arrastrados por las aguas en la oscuridad de la noche. La muerte, la desolación y el dolor cambiaron la vida del pueblo humacaeño. En un hecho sin precedentes, cientos de humacaeños fueron enterrados en fosas comunes.

El 6 de septiembre de 1960, vivirá en la mente de los humacaeños como uno de los episodios más tristes de su historia. Dicha inundación destruyó más de cien hogares, animales y otras propiedades. No existe un censo confiable, pero se estima que fallecieron 248 personas a causa de las inundaciones.

La historia es impresionante, quizás la tragedia más grande ocurrida en el pueblo de Humacao desde su fundación, pero lo más increíble para algunos ciudadanos sobrevivientes del evento y familiares  de fallecidos o desaparecidos, es que 61 años más tarde no exista un lugar que honre la memoria de los cientos de personas que perdieron la vida en el suceso.

“El interés nuestro es que, si hay otros lugares como Mameyes, que ocurrió mucho tiempo después y se hizo algo por qué no hacer en nuestro pueblo y cercano al Río Humacao, cerca de Patagonia, donde viven aún algunos sobrevivientes, un lugar para recordar a nuestros fallecidos en ese evento”, expresó el Dr. Miguel Beltrán, presidente del Comité Prohibido Olvidar.

Beltrán explicó que existió una placa, que fue destruida por el huracán María, que se ubicaba en la entrada del cementerio histórico, en donde la mayoría de los muertos de la tragedia fueron enterrados en una fosa común.

El Comité Prohibido Olvidar ha realizado múltiples gestiones con el municipio de Humacao para que se designe un área y se construya un monumento de recordación. Según informaron, enviaron cartas al pasado y fenecido alcalde, Marcelo Trujillo Panisse, quien en un principio estuvo de acuerdo y designó un área. A pesar de diseñar una maqueta del monumento y conseguir cotizaciones para su construcción, la obra no se ha podido materializar por falta de asignación de fondos.

“Hay personas que se oponen a este proyecto. Cuando íbamos por el municipio nos tildaban de pidiones. Hemos tenido mucha resistencia, pero continuaremos con nuestra lucha”, aseguró, al señalar que el Comité Prohibido Olvidar lleva cerca de 20 años con este reclamo. Añadió que anualmente realizan un acto de recordación que incluye una misa y luego una visita al puente de Patagonia en donde depositan un arreglo floral.

“Lo que proponemos es que se construya un monumento y una pequeña placita con un área para sentarse y poder reflexionar y recordar a nuestros hermanos, pero sobre todo que se sepa que ahí está el espíritu viviente de todos esos seres humanos que perdieron la vida en esa tragedia”.

Beltrán precisó que ya se sometió ante la nueva Legislatura Municipal de Humacao una petición para solicitar una audiencia para retomar la discusión de este asunto que ya había sido atendido por una comisión especial el 14 de junio del 2009. Aunque en dicha audiencia los legisladores municipales de ese entonces estuvieron de acuerdo con la petición, han pasado 12 años y no ha ocurrido nada.