Posible un plan de racionamiento de agua en varios municipios de la zona este

La sequía moderada perjudica grandemente la planta de filtros de Humacao, que abastece a cerca del total de abonados de la AAA en Las Piedras

0
697
Foto suministrada / Imagen del río Espíritu Santo, en Río Grande, que suple a la planta de filtros de El Yunque. Ese municipio está bajo racionamiento desde el 13 de junio.

Un racionamiento de agua podría afectar pronto a los abonados de Las Piedras, San Lorenzo y Juncos en momentos en que la mayoría de los municipios en la zona este están bajo sequía moderada, informó el director regional de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), Enrique Rosario.

En entrevista con El Oriental, el ingeniero explicó que, entre las plantas de filtros que brindan agua potable a esos municipios, la más perjudicada es la de Humacao. El sistema, que abastece un 90 % de los clientes en Las Piedras, se encuentra afectado por la merma drástica en el caudal del río Sabana.

Aunque esa planta aún no ha entrado en la etapa de ajustes operacionales, el director indicó que la agencia comenzó a realizar reducciones en las presiones de agua y transferencias desde la planta de filtros de Río Blanco, que se suple del embalse ubicado en ese barrio, en Naguabo.

La sequía moderada perjudica un 49 % del área en Puerto Rico, de acuerdo con la última actualización del Monitor de Sequía de Estados Unidos el 11 de junio. Algunos de los pueblos de la zona centro-este que enfrentan estas condiciones son: Las Piedras, Juncos, San Lorenzo, Gurabo, Caguas y Vieques.

Mientras partes de Humacao, Naguabo y Yabucoa están bajo sequía moderada, otra mayoría del área en esos municipios muestra condiciones anormalmente secas.

“La región este ha sido bien afectada con esto (reducción en los caudales) de los ríos, y la poca precipitación que ha habido… La naturaleza nos ha sido un poco difícil para nuestra región. Estamos utilizando al máximo nuestros embalses para tratar de mover estas aguas hacia los sistemas donde tenemos poca precipitación, pero, lógicamente, hay un límite en esto”, expresó Rosario.

El funcionario aseguró que el personal de la AAA mantiene vigilancia diaria en los ríos de la zona. Además, dijo que el lunes sostuvo comunicación con el alcalde de Las Piedras, Miguel “Micky” López, para notificarle sobre el “comportamiento” del río localizado en su municipio.

Según Rosario, en los próximos días efectuará una reunión con el ejecutivo municipal para discutir un posible plan de interrupción de agua y preparación de los oasis en caso de ocurrir el racionamiento.

“Si no nos llueve, el patrón va a ser mucho más complicado. Estaremos avisando con anterioridad cualquier situación que tengamos que hacer de interrupción de servicio en los sectores”, afirmó el jefe regional.

Por su parte, las plantas de filtros Jaguar y Espino, ambas en San Lorenzo, afrontan una situación similar y están bajo observación de la AAA. Otra planta en atención de la corporación pública es la de Juncos Urbano, debido a que el río Gurabo, del cual se suple, ha tenido una disminución significativa en escorrentías.

“Antes que todo esto ocurra (racionamiento), estamos haciendo unos ajustes agresivos en el sistema… Estamos haciendo estas operaciones para evitar que tengamos que interrumpir el servicio”, señaló Rosario.

“Saludables” los embalses de la zona

A pesar del preocupante panorama en las plantas, el director destacó que los principales embalses de la región este continúan “saludables”.

Hasta el martes, los embalses de Río Blanco y Fajardo permanecían en 28.22 y 52.41 metros de agua, respectivamente. Ambos se encuentran en niveles cercanos a desborde, según el monitoreo diario de la AAA.

“La poca agua que tengamos, la vamos a estar repartiendo hacia nuestros clientes. Vamos a ser lo más empático (posible) con la situación. Estamos enfrentando un momento difícil en nuestra región por esta sequía, pero estableceremos unas logísticas”, manifestó el ingeniero.

El funcionario exhortó a los 243,509 clientes de la región este a practicar el almacenamiento de agua moderado luego de que observó un “aumento fuerte” de consumo durante el fin de semana.

“Hay que prepararse, pero que el almacenamiento no sea en extremo. Hay que almacenar el agua (de forma) razonable; prepararse para uno a dos días. Después de 24 horas, el agua se empieza a dañar”, aconsejó Rosario.

Al momento, Río Grande es el único municipio bajo racionamiento en la región este de la AAA. Ese pueblo, que recibe agua potable de la planta de filtros de El Yunque, inició el plan de interrupción el sábado, 13 de junio.

La falta de servicio o bajas presiones, en horario de 9:00 p.m. a 5:00 a.m., afecta a 8,000 abonados entre sectores de Río Grande, Loíza y Luquillo.