Persistente el problema de servicio de agua en el barrio Buena Vista

La comunidad humacaeña experimenta constante interrupción en el servicio, mientras el tanque que suple agua a un centenar de residencias permanece sin reparos desde María

0
504
Foto suministrada / Los trabajos ya están en la etapa de la demolición de lo existente para preparar la base que sostendrá un nuevo tanque.

HUMACAO – Perjudicados por un problema recurrente de suspensión de agua potable desde que el huracán María destruyó el tanque que suple a la comunidad, los residentes del barrio Buena Vista Arriba denunciaron una nueva modalidad de intermitencia en el servicio de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) durante las pasadas tres semanas.

El líder comunitario de ese sector, Samuel Ramos, indicó a El Oriental que, a partir de mediados de mayo, los ciudadanos han estado hasta cuatro días sin agua en sus hogares. Según detalló el portavoz, la interrupción en el servicio ocurre, mayormente, de viernes a martes.

Cuando regresa, sin embargo, la poca presión de agua dificulta la realización de los quehaceres en las respectivas viviendas.

“No gozamos del servicio formal y completo que deberíamos. En adición a esto, también tenemos el problema de que el tanque de agua está afectado”, señaló Ramos, quien, junto a la comunidad, exige aceleración en el comienzo de los trabajos en la estructura, que será demolida para la construcción de un nuevo tanque a un costo aproximado de $1 millón.

Por el momento, el barrio, de al menos 150 familias, recibe agua potable de la estación de Buena Vista, ubicada en la carretera PR-906 y que suple a más de 10 sectores cercanos.

El director de la región este de la AAA, Enrique Rosario, explicó que las constantes intermitencias suceden por roturas en las tuberías o problemas con el servicio de energía eléctrica que afectan el sistema de bombeo.

Para mitigar la situación, la agencia contempla realizar mejoras a la estación con la proyección de que estén completadas en agosto. La compra de un generador de emergencia y la adquisición de una unidad de bombeo adicional son algunas de las medidas que forman parte del proyecto valorado en un estimado de $250 mil.

Ambos proyectos, informó el ingeniero, están en procesos de subastas, detenidos a raíz de la pandemia por COVID-19. Rosario aseguró que la búsqueda de contratistas será retomada este mes. 

Para verano del próximo año el nuevo tanque de agua

El director regional confirmó que el nuevo tanque de agua no estará listo para finales de este año, como había sido planificado en varias vistas públicas celebradas por el representante Reinaldo “Rey” Vargas para atender esa necesidad de la comunidad.

De acuerdo con Rosario, la aprobación de los fondos por parte de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), así como los terremotos de enero y la emergencia por la llegada del virus a la isla, dilataron el proyecto.

No obstante, el ingeniero afirmó que entre noviembre y diciembre deberá empezar la primera fase. La estructura nueva, que resistirá vientos máximos sostenidos de hasta 180 millas por hora, sería completada en o antes del verano de 2021.

“Sé que este proyecto ha tardado tanto, pero es que hemos tenido unos esfuerzos grandes que hemos hecho con FEMA… Pero, ya estamos ahí. Vamos a darle rapidez a todo esto”, dijo Rosario.

Temen por la inestabilidad de la estructura 

Mientras tanto, el líder comunitario manifestó preocupación por el estado de deterioro en que se encuentra el actual tanque de agua, pues teme que los fuertes vientos de un posible huracán podrían derrumbar la cisterna de metal sobre las casas aledañas.

En medio del paso del ciclón en septiembre de 2017, la tapa del tanque voló sobre las residencias. Afortunadamente, la pieza gigante cayó en un terreno sin afectar ningún hogar ni persona.

“No quisiera que llegue otro huracán y ese tanque esté así… Necesito, a la mayor brevedad posible, para el bienestar de mi persona, mi familia y mis vecinos, que eso se trabaje inmediatamente. Creo que ya hemos sido más que condescendientes. Hemos esperado tres años”, reclamó Ramos.

Tras conocer la inquietud de la comunidad en pleno inicio de la temporada de huracanes, Rosario se comprometió a discutir, con los ingenieros del Departamento de Infraestructura y Proyectos de la AAA, las acciones que tomarán en caso de ocurrir un fenómeno atmosférico antes de la demolición del tanque existente.