Evalúan trasladar confinadas a cárcel de Humacao

0
276

carcel mujeres vega alta grayEl secretario interino del Departamento de Corrección, José Aponte Carro, confirmó que visitó el Centro de Tratamiento Social Juvenil de Humacao para evaluar las instalaciones como alternativa para mudar a las reclusas de máxima seguridad de la cárcel de Vega Alta a esa institución que alberga a menores.
Las expresiones fueron hechas a través de su portavoz de Prensa, César Fiallo, quien aseguró que la decisión aún no es final y firme. “Estamos en proceso de evaluación y aún no hay una determinación final al respecto. El Secretario visitó las instalaciones de Humacao porque tiene un interés genuino de reubicar a las confinadas para darles un mejor servicio en un edificio en mejores condiciones”, sostuvo.
Fiallo rechazó que haya hacinamiento en la cárcel de mujeres y atribuyó el posible movimiento a que el edificio de Vega Alta “es el más antiguo del Departamento por lo que confronta algunos problemas de infraestructura y están todas las reclusas juntas. Las de mínima, mediana y máxima seguridad. Buscamos darle una atención individual por custodia y Humacao se presenta como una de las alternativas”.
Ya se han celebrado varias reuniones para discutir el proceso del traslado que, según manifestó Fiallo conlleva una planificación y toma tiempo. “Se evalúan todos los pro y los contra y además se consulta con los empleados. Cualquier decisión tiene que considerar lo que establece el convenio. En ningún momento se ha hablado de despidos, nosotros protegemos a los empleados”, afirmó.
El Portavoz no precisó cuántos empleados tendrían que ser trasladados de Humacao ni dónde será la nueva institución de menores. Se limitó a decir que evaluarán a cada empleado individualmente y considerarán principalmente el pueblo donde residen.
La cárcel de Humacao tiene una capacidad para 120 confinados y actualmente hay 52 jóvenes. Mientras que la cárcel de Vega Alta tiene capacidad para 471 reclusas y actualmente hay 400 y 30 de ellas son de máxima seguridad. El resto de las reclusas de custodia mínima y mediana permanecerán en la cárcel de mujeres, porque según Fiallo la parte del edificio que corresponde a máxima seguridad es el más que está afectado. Hace algunos años atrás se consideró conseguir una nueva cárcel de mujeres mediante una Alianza Público Privada pero hasta el momento no hay resultados.
Por Vilmar Trinta Negrón
[email protected]