Enfocada en transformar a Gurabo

Alcaldesa quiere que el pueblo vuelva a tener confianza en los políticos de trabajo

0
72
Foto por Stephen Álvarez / La primera ejecutiva aseguró que, aunque pertenece a una estructura política, en ocasiones ha tenido que diferir de la institución para salir en defensa de su pueblo.

Rosachely Rivera Santana no tenía como plan de vida convertirse en la alcaldesa de Gurabo. Su pasión es educar y se visualizaba en el futuro como profesora universitaria. No obstante, el destino le tenía otro camino. Rivera Santana llegó al municipio y ocupó varias posiciones como directora de la Oficina de Asuntos de la Juventud, directora de Recreación y Deportes y ayudante especial del alcalde en asuntos de gobierno, pero en diciembre de 2016 tuvo que ocupar el puesto de alcaldesa interina, luego de que el entonces alcalde, Víctor “Manolito” Ortiz Díaz, fuese acusado por un gran jurado federal por extorsión y soborno a un contratista de un municipio.

En abril de 2017 decidió participar de una elección especial realizada por el Partido Nuevo Progresista, logrando la mayoría de los votos y convirtiéndose oficialmente en la alcaldesa de Gurabo. En enero de 2021 volvió a juramentar a su cargo luego de ganar contundentemente las elecciones del 2020.

El Oriental visitó a la alcaldesa que, desde una oficina provisional ubicada justo al lado de la Plaza de Los Próceres, habló de sus logros, retos y planes para su municipio.

 “Todas esas áreas donde tuve la oportunidad de tener esa experiencia maravillosa de servicio público me sirvieron para lo que hoy hago desde esta posición”, expresó la primera ejecutiva gurabeña. 

Rivera Santana argumentó que cuando juramentó como alcaldesa tenía muchos proyectos en mente para desarrollar en su pueblo, pero a raíz de las múltiples situaciones que afectaron al País, como el huracán María, terremotos, pandemia y, en el caso de Gurabo, hasta un fuego forestal de grandes proporciones, todos los proyectos de construcción tuvieron un retraso.

Debido a eso transformó su plan de trabajo para dedicarse más a brindar ayuda social a los residentes de su municipio. “A raíz de todas las situaciones que ocurrieron la gente estaba necesitando ayuda de manera inmediata para superar la difícil situación que comenzaron a experimentar”, apuntó.

La alcaldesa dijo que se vio en la obligación de reprogramar los fondos que estaban asignados a diferentes obras y destinarlos a brindar ayuda directa a la gente. Explicó que asignó más fondos a la Oficina de Ayuda al Ciudadano para proveer ayuda económica a aquellas personas que por alguna razón no cualificaban a las ayudas de fondos federales (FEMA) y poder ayudarles a reconstruir sus hogares, estableciendo un programa de reconstrucción de viviendas.

La primera ejecutiva señaló también como uno de sus logros el establecimiento de la Oficina de Asuntos de la Mujer y Víctimas de Violencia de Género para brindar ayuda a las posibles víctimas de violencia y ofrecer un servicio inmediato. Aclaró que esta oficina no existía en el municipio.

Rivera Santana también se adjudica el logro de la aprobación de todos los fondos federales para la reconstrucción de las estructuras municipales que sufrieron serios daños con el huracán María. Dijo que ya hay alrededor del 50 por ciento de los proyectos reconstruidos, pero todavía les falta iniciar la reconstrucción del otro 50 por ciento.

“Todo este aspecto de la aprobación y reembolsos de fondos ha creado una crisis económica dentro del proceso, pero hemos creado un ambiente estable para no afectar el asunto administrativo del municipio’, aseveró. Aseguró que logró una reducción del déficit presupuestario del ayuntamiento que estaba en $7 millones y ya ronda por los $2 millones.

“Todos los días hay un plan programado y hay una gestión afirmativa y esa aprobación de $11 millones para la revitalización de la ciudad, $14 millones de los fondos ARPA, fondos CDBG regulares y CDBG-DR y COVID-19, ha sido un trabajo arduo de mi parte y de mi equipo”.

HAY QUE RECUPERAR LA CONFIANZA

En términos de sus mayores retos, Rivera Santana destacó que no le gusta que la ciudadanía piense que todos los políticos son iguales. Confesó que le gustaría cambiar esa mentalidad de la ciudadanía y que el pueblo vuelva a tener confianza en los políticos de trabajo.

“Yo me considero una alcaldesa trabajadora que me gusta todos los días poder llegar a la gente y cumplir lo que prometo. Hay muchas situaciones que a veces nos impiden, pero yo no descanso hasta poder lograr lo que quiero para mi gente”, exclamó.

La alcaldesa piensa que no es justo que se cataloguen a todos los políticos por igual y que los ciudadanos deben identificar a aquellos que sí se esfuerzan y cumplen con su responsabilidad en el cargo que ocupan. “Habemos servidores públicos que venimos realmente a trabajar con transparencia y con el mayor compromiso dejando atrás muchas cosas para poderle dar nuestras manos y el alma a la gente”, precisó.

La primera ejecutiva aseguró que, aunque pertenece a una estructura política, en ocasiones ha tenido que diferir de la institución para salir en defensa de su pueblo. “Yo he demostrado que si no estoy de acuerdo con algo de la estructura política lo afirmo y lo reclamo. Yo no tengo temores a defender lo que creo que es justo y necesario para mi gente”.

LENTA Y BUROCRÁTICA LA RECUPERACIÓN

En términos del proceso de recuperación en Gurabo, con los destrozos del huracán María, Rivera Santana manifestó que en su municipio ocurre lo mismo que en los demás pueblos de la isla. Catalogó el proceso como uno sumamente lento y burocrático por parte de las agencias estatales y federales.

“Ha sido una batalla, proyecto por proyecto, la identificación de todos los daños, volver para atrás y volver a reclamar y eso es bastante tedioso y completamente burocrático”, aceptó.

Añadió que, desde su punto de vista, las agencias fiscalizadoras del gobierno estatal no se han adaptado a lo que son los requerimientos de FEMA y comienzan a señalar y a pedir otros requisitos. Recomendó a la Legislatura de Puerto Rico a legislar para que todo este proceso pueda funcionar de una manera más efectiva.

Mencionó, como los proyectos de más urgencia, la Casa Alcaldía, que será más moderna que la anterior y con facilidades adaptadas para personas con impedimentos, la pista atlética, la cancha de la escuela superior, repavimentación de caminos en todos los barrios, reconstrucción de los cementerios 1 y 2, nuevo centro de actividades diurnas en el área de Santa Rita y nuevo centro de cuidado para personas de edad avanzada y la revitalización del casco urbano.

“Vamos a darle una nueva proyección a lo que es el pueblo de Gurabo y estamos considerando también, como hay fondos que podemos ir adquiriendo mientras vamos haciendo, construir un Centro de Bellas Artes para continuar impulsando la economía en nuestra ciudad”, reiteró.

Anunció que también tiene un plan de desarrollo para el Parque del Lago en donde pretende establecer un Centro Recreativo Familiar en el cual habrá juegos y atracciones para niños y para niños con impedimentos. La alcaldesa aseguró que todas las construcciones futuras en su ciudad contarán con facilidades adaptadas para eliminar las barreras que impiden el acceso de personas con algún tipo de impedimento o discapacidad.

AGRADECIDA CON SU PUEBLO

Rosachely Rivera Santana dice estar muy agradecida de su pueblo y manifestó que la gente de Gurabo es bien solidaria, buena y empática. Piensa que su pueblo se ha transformado mucho y que su elección como primera mandataria de la ciudad es muestra de eso.

“Quizás en Gurabo nunca pensaron tener una alcaldesa mujer en estos tiempos y apostaron a mí y creyeron en mí, por lo que lo considero un pueblo sensible, inteligente y con gente que me han ayudado a hacer un cambio”, subrayó.

“Yo tengo una gran responsabilidad en mis manos y el pueblo me ha dado esa oportunidad que yo tengo muy profunda para poder cumplir todo lo que yo he prometido y todos los días me levanto con eso en mi mente. Yo no puedo dejar de trabajar por los que creyeron en mí”, concluyó.