Edwin Pagán insiste en su inocencia

0
288

Por Vilmar Trinta Negrón
[email protected]

Los señalamientos que han volcado la opinión pública en contra de Edwin Pagán no han sido suficientes para que el aspirante del Partido Nuevo Progresista al senado por el Distrito de Humacao desista de participar en la contienda primarista el próximo mes de junio luego de que el Directorio del partido lo certificara pese a que fue convicto por tentativa de exposición deshonesta.
“Yo no me quito y voy a seguir en carrera hasta que los electores del distrito de Humacao decidan en las urnas. No le tengo miedo al fracaso y no me resigno ante la injusticia”, sostuvo Pagán ante las presiones de miembros de su propio partido para que renuncie.
Desde el año pasado, se filtró en redes sociales la acusación y sentencia de culpabilidad del Tribunal de Primera Instancia por el delito menos grave que cometió Pagán Bonilla contra un menor de edad, en hechos que se remontan al 19 de febrero de 2001 en el baño de una tienda por departamentos del centro comercial Plaza las Américas.
Pero, durante las pasadas semanas se ha avivado la controversia sobre el caso que también fue al Tribunal de Apelaciones y que en resolución emitida el 30 de septiembre de 2003 falló en contra del ahora aspirante político.
Pagán Bonilla se reafirma en su inocencia e insistió que es un plan orquestado para minar su imagen y reputación ante los electores que según él lo favorecen en las encuestas internas.
“Han demonizado con falsedades mi figura y en su momento tomaré las acciones que sean necesarias contra esas personas”, sostuvo sin descartar radicar demandas.
La exsenadora Norma Burgos y Elías Sánchez, que es parte del equipo de trabajo de Ricardo Roselló, arremetieron públicamente contra Pagán y lo tildaron de “embustero y pedófilo” objetando la calificación de su candidatura.
Pagán aclaró que no fue acusado en ningún foro de pedofilia y reafirmó que nunca ha cometido un delito de índole sexual contra un menor como “han querido hacer ver en los medios”. Este se refirió a un titular de un periódico nacional donde se utilizó este término y a los señalamientos de las figuras políticas a través de la prensa radial.
El también abogado señaló que “el proceso legal fue uno atropellado e injusto” porque el delito por el cual fue juzgado “es inexistente en grado de tentativa”.
“El récord legal que consta en el Tribunal de San Juan es que me llevan imputándome un delito grave de actos lascivos e impúdicos, determinándose no causa en vista de Regla 6. El Ministerio Público acudió en alzada y el Tribunal Superior en vista de alzada determinó nuevamente no causa para arresto en Regla 6. No obstante, de la prueba surge que las representantes del Ministerio Público cuestionablemente y anuencia del abogado que me representaba solicitaron enmendar la denuncia al delito de exposición deshonesta y finalmente me declaran culpable de una tentativa de exposición deshonesta”, explicó Pagán, tras alegar que estuvo mal representado por su abogado, el licenciado Carlos Pestaña Segovia.
“Eso es un disparate legal, ese delito no aparece en el Código Penal y no es posible porque tu muestras o no muestras”, añadió uno de los fundadores del movimiento estadista Boricua Ahora Es, cuya figura principal fue Ricky Roselló en las pasadas elecciones para el plebiscito.
Sobre los hechos, Pagán dijo que estaba haciendo sus necesidades fisiológicas en el baño de JC Penny del centro comercial antes mencionado y que el menor de 16 años y seis pies de estatura “irrumpió” en su cubículo y que “inmediatamente objeté su entrada y me cubrí mis partes y el salió del baño”.
Pagán asegura que nunca se masturbó frente al menor ni que lo acorraló en el baño como narró el padre, quien fue el testigo del caso, y consta en la resolución del Tribunal Apelativo.
“Estando dentro del cubículo, observó al apelante, señor Pagán Bonilla, mirando por la rendija del marco de la puerta. Al rato, el apelante se apartó de la puerta y el menor salió del cubículo. Al salir observó al apelante venir hacia donde él se encontraba. Vio que traía un libro en sus manos. El menor se puso inquieto, en “shock”, nervioso, no sabía qué hacer y entró a un cubículo. El apelante lo siguió hasta allí y cerró la puerta con seguro. Una vez dentro del cubículo, éste se colocó frente al menor, dando la espalda a la puerta. Luego colocó papel en la rendija de la puerta. Miró al menor fijamente, pero no hizo expresión de clase alguna. Acto seguido se bajó los pantalones hasta las rodillas, se sacó el pene y comenzó a masturbarse”, reza el documento del Apelativo.
Por otra parte, la versión del Apelativo sobre la declaración de Pagán dice que, “Como parte de la investigación realizada, el apelante indicó que se encontraba usando el baño cuando el menor fue al cubículo donde se encontraba para pedirle papel. Expuso que todo fue producto de un malentendido y que estaba allí para recoger unas fotografías”.
Además establece que, “Ante nos, el señor Pagán Bonilla argumenta que el lugar donde ocurrió el incidente no es un lugar público, sugiere que el menor perjudicado consintió a la exposición, que éste no se sintió ofendido, que es jurídicamente imposible la modalidad de tentativa del delito de Exposiciones Deshonestas”.
Ante esto el aspirante al Senado se sostienen en que no hubo prueba más allá de duda razonable para confirmar el delito de Exposición Deshonesta y rechazó que haya hecho alegación de culpabilidad alguna y que por el contrario ha acudido a todos los foros apelativos sosteniendo su inocencia, como el Tribunal del Circuito de Apelaciones y el Tribunal Supremo de Puerto Rico.
“Mi récord es claro y está limpio. Yo soy inocente y víctima de un proceso injusto”, afirmó.
Pagán se mostró confiado en que continuará siendo precandidato a pesar de una querella que radicó Norma Burgos en el Partido para que el Directorio vuelva a pasar juicio, alegando que faltaron a varios incisos del reglamento del PNP que inhabilita a toda persona que haya sido convicto por delito grave o menos grave que implique depravación moral o deshonesta a ser aspirante, precandidato o candidato.