Dos personas víctimas de timo mediante llamadas fraudulentas en una misma tarde

En ambos casos, los perpetradores alegaron a las víctimas que tenían a sus hijos secuestrados y exigieron cantidades de dinero que sobrepasaron los mil dólares para liberarlos

0
303
Archivo / La División de Propiedad del CIC de Caguas asumió ambas pesquisas.

Dos personas fueron víctimas de timo a través de llamadas fraudulentas a pocas horas de diferencia en la tarde de ayer, en Caguas y Gurabo.

Según la Policía, la más reciente estafa ocurrió a las 5:57 de la tarde en el centro comercial Plaza Centro, en Caguas.

La víctima, identificada como Luis Cortés, recibió una llamada telefónica de un hombre que le indicó que supuestamente tenía a su hijo secuestrado, por lo que exigía dinero para liberarlo. El querellante entregó $1,500 en el centro comercial Montehiedra, en San Juan.

Cerca de tres horas antes, a las 2:32 de la tarde fue reportado el segundo caso en la urbanización Villa Alegre, en Gurabo.

En este incidente, Gloria Figueroa fue la víctima de la llamada telefónica de un hombre que le reclamó $6,000 porque alegadamente tenía a su hija detenida por haber hurtado un bulto con armas de fuego y dinero. De la cantidad solicitada, la querellante envió $400 por la aplicación ATH Móvil.

De acuerdo con la agente Vivian Polanco, adscrita la Oficina de Prensa del cuartel general de la Policía, ambos perjudicados se percataron del fraude luego que llamaron a sus respectivos hijos y resultaron estar fuera de peligro.

Asimismo, la uniformada indicó que los timos fueron realizados bajo el “mismo modus operandi”.

El Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Caguas continúa con las investigaciones.