Complicada la pesca debido a acumulación de sargazo en playas del Este

Durante el mes de julio comienzan a limpiarse las zonas costeras

0
180
Foto por Stephen Álvarez / Jack Catheline Ariza dijo que esta temporada de sargazo le afectó grandemente en sus actividades de pesca.

La elevada cantidad de sargazo que invadió la costa este de Puerto Rico afectó de manera significativa las actividades playeras de la zona como lo son la pesca y la recreación. La temporada de sargazo se extiende desde marzo hasta septiembre y el que llega a Puerto Rico proviene de Brasil y África, y se moviliza por las corrientes marinas hasta llegar a diferentes zonas de la isla caribeña, mayormente a Fajardo y el sureste.

Para Jack Catheline Ariza, un ciudadano residente de Caguas que frecuenta la playa de Punta Santiago de Humacao para pescar, esta temporada de sargazo le afectó grandemente en sus actividades. “Yo comencé a pescar este año en el mes de marzo y no pude hacerlo por la cantidad de sargazo que había”, señaló.

El pescador indicó que enfrentó dificultades porque el sargazo no permitía ni tan siquiera que su anzuelo se hundiera en el mar. Añadió que esta situación ocurre todos los años durante los meses de abril, mayo y junio, y que durante el mes de julio comienzan a disiparse y a limpiarse las zonas costeras.

“Déjeme decirle, cuando hay sargazo las olas son grandes porque parece que al mar no le gusta tener sucio y lo saca”, opinó.

El Oriental hizo un recorrido por varias playas de la zona y pudo notar diferencias en algunas áreas. En la Playa Lucía de Yabucoa todavía se podía observar gran acumulación de sargazo y el mal olor que provoca. En Punta Santiago, en Humacao, era menos la presencia del material y la naturaleza daba muestras de comenzar a limpiar la orilla. Mientras, en la zona de Tropical Beach en Naguabo, estaba totalmente limpio y no quedaban residuos de sargazo ni en la orilla, ni en el agua.

Por su parte, Juan Morán, pescador residente de Punta Santiago, también señaló que durante los pasados meses se le hizo bien difícil ejercer su oficio. “Fue difícil porque el sargazo se enredaba en el trasmallo y en los motores de los botes”, indicó.

Ambos pescadores indicaron que nadie de las autoridades gubernamentales realizó trabajos de limpieza en la zona. Básicamente la naturaleza misma se ha encargado de ir limpiando poco a poco las costas playeras.

PRESENTAN MEDIDA PARA REMOVER EL SARGAZO

Según trascendió en medios nacionales, el senador del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Rafael Bernabe, sometió la Resolución del Senado 260, cuyo objetivo es explorar una manera ecológicamente amigable de remover el sargazo de la costa.

El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) desarrolló un protocolo para el manejo de la acumulación de sargazo en 2015, pero luego de casi seis años no se ven los resultados deseados, advirtió el senador Bernabe.

Durante el verano de 2018, la comunidad científica del País recomendó al gobierno que se trabajara para recoger el sargazo y se le diera uso en la agricultura, como fertilizante, e incluso utilizarlo como materia para la elaboración de otros productos.

El sargazo proporciona fertilizantes para la vegetación que protege el suelo de la erosión y promueve la biodiversidad de las aves marinas y la vida silvestre. Sin embargo, la proliferación masiva de estas algas representa un problema. A medida que se pudren, las algas emiten un gas tóxico que crea una falta extrema de oxígeno en el mar, matando algunas especies nativas. Estas denominadas “zonas muertas” por la comunidad científica afectan las especies marinas, particularmente a las tortugas, además de dificultar el acceso y disfrute de las playas.

NASA ASIGNA FONDOS PARA INVESTIGACIÓN

El Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) recibió una subvención de 750 mil dólares del Proyecto de investigación y educación de universidades minoritarias (MUREP) de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA)para estudiar las consecuencias del hacinamiento de sargazo en el litoral isleño, utilizando imágenes satelitales e inteligencia artificial.

El estudio iniciará en agosto de 2021 y tiene una duración de tres años.

Científicos de la Universidad del Sur de Florida anticiparon que durante el verano de 2021 el Caribe experimentará un aumento de estas algas flotantes. Incluso, adelantaron que la cantidad de sargazo en la zona podría ser mayor que la que se registró en 2019.