Inicio Municipios Colapsan Carreteras en Yabucoa

Colapsan Carreteras en Yabucoa

Mientras, el alcalde Rafael Surillo clama por rápida acción

0
351
foto suministrada/Puente colapsado, sector Campo Alegre, Yabucoa

La semana pasada mientras todo Puerto Rico permanecía bajo lluvias, en Yabucoa colapsaban más de cuatro estructuras viales destacándose la caída de un puente estatal en el sector Campo Alegre del barrio Limones que dejó aisladas a sobre 300 familias y el derrumbe de prácticamente los dos carriles en la PR-3 de la Pica a la altura del kilómetro 100.6, que conectan a este municipio con Maunabo. Estos y al menos otros dos derrumbes en varios sectores del territorio azucarero llamaron la atención a nivel isla, debido a que para Yabucoa desde el Huracán María hace ya cinco años, parece que llueve y no escampa.

Así lo dio a entender el alcalde Rafael Surillo, recordando como desde que el gran huracán entró por su municipio el 20 de septiembre del 2017, las vías de rodaje sufrieron daños significativos que han ido agravándose con eventos de lluvias posteriores.

“Tenemos que recordar que Fiona el pasado mes de septiembre descargó sobre Yabucoa sobre 20 pulgadas de lluvia que continuaron saturando nuestros terrenos y vías ya afectadas por María y luego nos caen las lluvias de la semana pasada que todavía continúan. La situación es tan seria que actualmente tenemos como el 70 por ciento de nuestros caminos municipales afectados. De María nada más, tenemos sobre 100 proyectos que son caminos municipales sometidos a FEMA, sin que hasta ahora tengan fondos obligados”, destacó el primer ejecutivo yabucoeño.

Además de los derrumbes reportados en el puente en la PR-920 de Campo Alegre y en la Pica, la semana pasada fueron noticia también a nivel de las redes sociales, otros tres deslaves en Piedras Blancas, sector Los Sepúlvedas del barrio Jácanas, en Calabazas en ruta a Jácanas Sur y en el kilómetro 9 de la carretera 182 en el barrio Guayabota, donde se cayó un muro de gaviones y solo queda un pequeño espacio para paso. “Este, me tiene bien preocupado, por lo que estamos monitoreando las lluvias que no vaya a continuar cediendo, porque estaría dejando también a un grupo grande de familias aisladas en el sector”.

Reconoce rapidez de agencias estatales

Durante esta crisis, el alcalde reconoció y agradeció la agilidad con que se movilizaron titulares de agencias estatales como la Secretaria del Departamento de Transportación y Obras Públicas, Eileen M. Vélez, que estuvo en Yabucoa el mismo día en que le reportó el desprendimiento del puente, que fue el primero de los incidentes. Desde ese momento comenzaron a trabajar en la identificación de un puente temporero que afortunadamente encontraron en Puerto Rico y se espera sea instalado en las próximas semanas, luego de reubicar unas líneas del tendido eléctrico que pasaban por instalación ya demolida.

También, agradeció al director regional del DTOP, Ing. Waldestrudis Cruz, quien en el caso de La Pica activó también rápidamente a su personal que estuvo trabajando todo el fin de semana en el tramo colapsado hasta habilitar allí una especie de carril que permite el tránsito local. Todavía es contraindicado para camiones y se recomienda utilizar otras vías alternas, como la PR-901 que transcurre entre Yabucoa y Maunabo.

Además, llegaron rápido a los lugares de las emergencias, el Comisionado del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, Nino Correa y el Secretario de Seguridad Pública, Alexis Torres.

Critica a FEMA y ofrece recomendación

El alcalde Surillo reiteró lo que ha sido su crítica desde hace tiempo a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), en cuanto a lo lento e ineficiente de sus procesos para la asignación de fondos de recuperación. “Mientras ellos (FEMA) continúen aplicándonos su regla de que los municipios tenemos que reparar y luego someter para reembolso no podemos avanzar, mientras los derrumbes se acumulan y crecen. Pues contrario a los estados que tienen recursos económicos para hacerlo de esa manera, municipios pequeños como el nuestro no los tiene”, apuntó. Al mismo tiempo lamentó que se hayan tardado tanto para la obligación del dinero para los proyectos de carreteras en su municipio, cuando es infraestructura que puede poner en peligro la vida de las personas.

Sugirió que los caminos ya identificados se sometan a un Comité de Trabajo entre FEMA, el estado y el Municipio para atenderlos en orden de prioridades por peligrosidad y no por tiempo. No esperar que se arreglen reparaciones reportadas desde María, antes que derrumbes más peligrosos recientes.

“Todavía FEMA no me sabe decir en qué orden van a trabajar todos los derrumbes. Ellos me dicen que están en la evaluación. Por ejemplo, este derrumbe fue de María pero se hizo más grande ahora con Fiona. Y yo les pregunto cómo lo vamos a trabajar. Pues ellos todavía están viendo cómo lo van a hacer, si como una enmienda a María o lo trabajan como nuevo de Fiona, para coger los dos. Todavía esa decisión ellos no la han tomado”, expresó algo frustrado.

De otro lado, reconoció la labor que ha estado realizando Manuel Laboy Rivera como director ejecutivo de la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia de Puerto Rico, quien a su entender en el último año ha logrado adelantar muchísimo los trabajos de FEMA en comparación con los cuatro años anteriores.