Miles de maestros renunciarían si confirman el Plan de Ajuste de la Deuda

0
346
Por Ricardo Díaz / Presidente Interino PIP Humacao

Por Ricardo Díaz / Presidente Interino PIP Humacao

La confirmación del Plan de Ajuste de la Deuda (PAD) es la confirmación de que la pobreza y la emigración es la agenda del país para el presente y el futuro de los maestros de Puerto Rico.

Si el (PDA) se confirma el 15 de marzo 2022 como se ha propuesto, 5,000 docentes podrían renunciar a sus puestos de trabajo, afectando la jubilación de alrededor de 18 mil maestros.

Este Plan dejará en la indigencia al magisterio puertorriqueño y podría provocar una crisis en el sistema público de enseñanza, pues miles de estos profesionales no aceptarán las condiciones de trabajo contempladas en la propuesta.

Se establecería que los educadores activos que no sean elegibles para jubilarse al momento de la confirmación de la propuesta perderían la pensión de 75% para acogerse al retiro y aquellos que hoy tengan una edad aproximada de 45 años tendrían que trabajar otros 18 años, hasta los 63 años, para acogerse a la jubilación.

Los maestros activos no solo sufrirán la congelación de sus pensiones, sino que se atrasaría su edad de retiro, ya que en la mayoría de los casos es de ocho a diez años. El Plan de Ajuste tampoco contempla las reclamaciones que tienen los maestros.

Los maestros que se acojan al retiro no podrán trabajar en escuelas chárter. Se elimina la pensión mínima. A partir de ese momento, tampoco estará disponible la posibilidad de una pensión por incapacidad, de necesitarla, y tampoco podrán comprar tiempo.

A manera de ejemplo, si un maestro con 50 años gana $2,500 mensuales y no es elegible para retiro en marzo 2022, recibirá una pensión a los 63 años y con 24 años de servicio, la pensión será de $1,080 al mes para el año 2030.

La eliminación por parte de la Junta de Control Fiscal de secciones a las leyes 160-2013, 106-2017 y 91-2004, dejaría al Sistema de Retiro de Maestros inoperante y a más de 20,000 maestros en el limbo al momento de su jubilación.

La Junta propone eliminar todas las secciones que garantizan continuidad de pensiones vitalicias por beneficios definidos al magisterio, equivalente al 75% de su salario luego de 30 años de servicio. De esta forma, darían paso a la congelación de las pensiones futuras, condenando a los docentes a la indigencia una vez jubilados.

Repudiamos la aprobación de la Jueza Swain que no les hizo justicia a los maestros de este país avalando este terrible (PAD) a nuestro retiro.

Este plan de ajuste de la deuda es injusto y deshumanizante, poniendo el peso del pago de una deuda sin auditar y la mayoría emitida ilegalmente en el magisterio que pierde su derecho a un retiro digno para pagarle millones de dólares a bonistas inescrupuloso, pero los verdaderos responsables de esta pésima decisión es la Asamblea Legislativa y el Gobernador, quienes brindaron su apoyo a la Junta de Control Fiscal con la aprobación de la Ley 53 del 2021 en lugar de defender las pensiones de los maestros.

El PAD es una sentencia de muerte para la educación y un golpe bajo al magisterio. Como educador, vamos a fiscalizar y a reclamar justicia. No nos vamos a quitar.

Tenemos que seguir luchando y no podemos tolerar más atropellos para nuestros maestros, bajando nuestras 3 pensiones, implantando más medidas de austeridad y aumentos en el costo de vida para garantizar el pago a los bonistas buitres. Se perdió una importante oportunidad para darle un nuevo comienzo a nuestra isla.