Mujer asesinada en Juncos fue la misma que secuestraron en Isla Verde

El cadáver baleado de la mujer fue encontrado el pasado 19 de marzo en el sector Hoyo Frío, del barrio Caimito

0
693
Archivo / Luego de una colaboración con el área de Carolina, el CIC de Caguas continuará con la investigación.

La Policía informó hoy que la mujer asesinada a balazos, cuyo cuerpo fue encontrado el pasado 19 de marzo en Juncos, fue identificada por el Negociado de Ciencias Forenses (NFC) como Rosa Castillo Carranza, una empresaria que había sido reportada secuestrada en el área de Isla Verde.

El asesinato de la mujer de 54 años fue notificado a las autoridades pasadas las 5:00 de la tarde de ese día, luego que una llamada a al Sistema de Emergencias 9-1-1 alertó sobre una persona tirada en el pavimento a orillas de la carretera PR-947, en el sector Hoyo Frío, del barrio Caimito.

Personal de la Policía Municipal de Juncos llegó a la escena y encontró el cadáver de la fémina, quien era residente de Loíza, con múltiples heridas de bala.

En ese momento, agentes de la región policiaca de Caguas señalaron a El Oriental que la teoría de la Uniformada apuntaba a que la víctima podría ser una mujer que fue raptada por varios individuos dos días previos, en la calle Mar Mediterráneo de la urbanización Villa Mar, en Carolina.

Desde entonces, el Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) en las jurisdicciones de Caguas y Carolina iniciaron una investigación conjunta.

Al confirmarse que ambas pesquisas trataban sobre la misma persona, el inspector Carlos Nazario, director del CIC de Carolina, indicó a este medio que cerró la investigación sobre el secuestro y el CIC de Caguas continuará con el caso.

Castillo Carraza se dedicaba al alquiler de apartamentos en Isla Verde y Loíza para turistas. Inicialmente, el CIC de Carolina presumió que su secuestro se produjo en medio de un carjacking, luego que un ciudadano presenció cuando sujetos la abordoran a la fuerza en una guagua Honda CVR blanca, que figuraba como hurtada.

Uno de los secuestradores se apropió del auto de la víctima, una guagua Mitsubishi Outlander, gris, de 2019. Ninguno de los vehículos han sido recuperados al momento.