UGT denuncia presiones para privatizar sistema de facturación y cobro en Centro Médico

0
229

SAN JUAN (CyberNews) – El presidente de la Unión General de Trabajadores (UGT), Manuel Perfecto Torres, denunció una supuesta “presión” que se está ejerciendo, para que la Administración de Servicios Médicos (ASEM) proceda a entregar a manos privadas la facturación y el cobro de los servicios que se prestan a través de la Sala de Emergencia.“Resulta inconcebible que a estas alturas del cuatrienio los interesados en hacer de la facturación y el cobro de los servicios que se prestan en la Sala de Emergencia del Centro Médico un gran negocio no hayan cesado en su empeño de valerse de sus contactos políticos en La Fortaleza y en la dirección del Departamento de Salud  para intentar descarrilar los avances que viene experimentando en esta área la dirección de la agencia y el personal unionado”, dijo Perfecto en un comunicado de prensa.

Según el líder sindical, el déficit operacional de ASEM se redujo de $65 millones 128 mil en el año fiscal 2013-2014, a $36 millones 950 mil en el 2014-2015, lo que representa un ahorro de más $28 millones, o el 43 por ciento, por lo que “una privatización no es necesaria”.

Perfecto añadió que anteriormente, el tiempo para facturación era de 45 a 50 días, mientras que actualmente es de 18 días.

Éste comentó que el contrato con la Empresa Barchetta, LLC, “es un regalo por favoritismo, porque los empleados de ASEM han hecho bien su trabajo en el área de facturación, junto con los demás empleados de la corporación pública del Centro Médico, y las finanzas han ido mejorando notablemente”.

Sobre la alegada posición que adopta la secretaria de Salud, doctora Ana Ríus Armendáriz, “no hay sorpresa alguna en el apoyo que pueda brindar a los intereses privados pues esta agencia reiteradamente ha hecho de la subcontratación su modus operandi”.

Puso como ejemplo, supuestos contratos con entes privados en el Hospital Universitario Doctor Ramón Ruiz Arnau, donde los Servicios de Sala de Emergencia, enfermería, admisiones, Rayos X, oficinistas, y facturación y cobros, entre otros, “están en manos de proveedores privados”.

“Esta situación también se repite en la Secretaria Auxiliar para la Reglamentación y Acreditación de Facilidades de Salud (SARAFS) donde la mayoría del personal es subcontratado a la compañía Manpower, tal y como ocurre en el Registro Demográfico, Medicaid y el Programa WIC”.