Titular de Educación urge al Congreso a tomar acción ante crisis fiscal local

0
213

El secretario del Departamento de Educación (DE), Rafael Román Meléndez, le cursó hoy una carta al presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Paul Ryan, expresándole su preocupación sobre el efecto que está teniendo, en las escuelas públicas, la crisis fiscal que enfrenta la Isla. El titular, también, aprovechó la misiva para solicitarle al portavoz cameral que se le provea a Puerto Rico las herramientas necesarias para su recuperación económica y para atender las necesidades de la población, en especial, los niños y jóvenes del sistema educativo público.

A pesar de numerosas medidas de emergencia – incluyendo la creación de guías para priorizar los pagos que se realizan con el poco dinero disponible y el aplazamiento de algunos pagos que no son de emergencia, – Puerto Rico es incapaz de satisfacer las obligaciones con los proveedores de servicios y suplidores de las necesidades básicas en las áreas de salud, seguridad y educación.  Los programas que superviso están en peligro, simplemente porque no hay suficiente efectivo para atender las necesidades de los 379, 818 niños que asisten a las escuelas públicas. Nuestros niños son la única esperanza para rescatar a Puerto Rico del abismo fiscal y construir una economía para el futuro. Washington debe actuar pronto para evitar un daño prevenible e irreparable para nuestro desarrollo y bienestar”, reza parte de la misiva enviada por Román Meléndez al congresista republicano.

El titular añade que su responsabilidad es “garantizar que cada niño tenga una oportunidad para desarrollar plenamente su personalidad y para alcanzar su mayor potencial en términos de habilidades sociales y educativas”. No obstante, asegura que la crisis fiscal que enfrenta el País está afectando directamente su deber ministerial y que son los niños puertorriqueños quienes están pagando las consecuencias de la inacción del Congreso estadounidense.

En su carta, Román Meléndez, enumera aquellos servicios esenciales, necesarios para que el proceso de enseñanza y aprendizaje se desarrolle con efectividad, que se han comenzado a afectar debido a la crisis fiscal y la falta de liquidez que actualmente enfrenta el Departamento de Hacienda.

Estos servicios incluyen la transportación que utilizan los estudiantes para llegar seguros a sus escuelas y los servicios que ofrece el programa de Educación Especial, al que pertenecen casi el 50% de los alumnos matriculados en las escuelas públicas en Puerto Rico, también se ha visto afectado severamente.  Los retrasos comunes en el pago de servicios, incluyendo una variedad de terapias que responden a diferentes tipos de discapacidad y necesidades especiales, están causando interrupciones en las sesiones que deben tomar nuestros estudiantes y que se afecte el progreso en  sus condiciones.  Esto, Sr. Portavoz, es algo que yo como secretario y nosotros, como ciudadanos americanos, simplemente no podemos permitir”, manifestó Román Meléndez.

El secretario del DE también puntualizó en su comunicación a Ryan que la situación que se vive en la Isla se agudiza ante la crisis de salud provocada por la propagación del virus del zika y la epidemia de influenza, que requiere se adopten medidas con impacto fiscal para proteger correctamente a los estudiantes y a los docentes durante el horario escolar. Algunas de esas medidas que la agencia debe implantar, pero que se le dificulta por la actual situación económica, son la limpieza de los pozos sépticos de las escuelas y el pago a las compañías privadas de mantenimiento. Otro servicio que Román Meléndez destaca se ha afectado es el de la seguridad que se le provee a los planteles escolares.

Aunque el DE ha realizado ajustes significativos para paliar la crisis, entre estos la consolidación de cerca de 150 escuelas, la agencia mantiene hoy día cerca de $200 millones en deudas correspondientes a diversas necesidades básicas.

“Me duele ver que pongan en peligro los sueños y las esperanzas de los docentes y los estudiantes debido a malas políticas del pasado y la codicia de algunos prestamistas sin escrúpulos. Portavoz Ryan, le pido que honre su compromiso de buscar una solución efectiva a la crisis, para el fin de este mes y convertir a los niños de Puerto Rico en una de las prioridades del Congreso”, culmina diciendo el secretario.  

Este no es el primer intento de Román Meléndez para que el Congreso estadounidense atienda la crisis fiscal del País. La pasada semana, el secretario de Educación se unió al gobernador Alejandro García Padilla y otros miembros del gabinete gubernamental para instar a varios congresistas a promulgar legislación que favorezca el proceso de reestructuración de la deuda pública de Puerto Rico y el otorgamiento de herramientas que sirvan para el desarrollo económico de la Isla.