Senadora busca agilizar proceso de donación de órganos y tejidos para trasplantes

Marissa ‘Marissita’ Jiménez Santoni, junto al también senador Rubén Soto Rivera, radicó el Proyecto del Senado 842, “teniendo como norte el agilizar el proceso para autorizar la donación del cuerpo o parte del mismo de un finado”

0
165
(Foto Suministrada)

Cada ser humano que dona sus órganos o tejidos tiene la gran oportunidad de salvarle la vida hasta ocho personas y mejorar la de más de 75.  

Con esto en mente, y ante la gran necesidad que existe en Puerto Rico, la senadora del Distrito de Carolina, Marissa ‘Marissita’ Jiménez Santoni, invita al pueblo a hacer lo propio ya que “es el mejor regalo que puede recibir un ser humano que tanto lo necesita para seguir con vida o mejorar físicamente”. 

Así el asunto, la legisladora acaba de radicar el Proyecto del Senado 842, junto a su homólogo Rubén Soto Rivera, “teniendo como norte el agilizar el proceso para autorizar la donación del cuerpo o parte del mismo de un finado”.  

Y es que según la senadora, aunque la Ley 296-2002, bautizada como ‘Ley de Donaciones Anatómicas de Puerto Rico’, está conceptualizada para autorizar y reglamentar la donación y disposición de cadáveres, órganos y tejidos “provenientes de cadáveres y personas vivas a utilizarse para trasplantes clínicos, entre otros fines, existe la gran necesidad de enmendarla para definir más claramente los criterios que se utilizan para mantener un donante como miembro activo del Registro de Donantes, entre otras áreas de sumo interés”.

“Es necesario precisar que una vez la persona ha consentido donar su cuerpo, órganos y tejidos, al expedírsele, por primera vez, su licencia de conducir permanecerá en el Registro de Donantes y no se le volverá a solicitar reafirmar su compromiso al momento de renovarla. Esto como respuesta a la reacción de muchos ciudadanos, quienes han descubierto que se les ha removido del Registro de Donantes sin haberlo solicitado”, explicó. 

“De otro lado, también es meritorio que la licencia de conducir refleje la determinación del individuo de ser donante para que, de esa forma, se agilice el proceso al momento de su deceso y se conozca que se encuentra registrado como donante”, añadió. 

Dicho sea de paso, Jiménez Santoni pensó, de igual forma, en las posibles controversias familiares “que se pueden suscitar tras el fallecimiento de la persona… Cada minuto, en este proceso, es de suma importancia. Porque, actualmente existen miles de seres humanos que esperan por un trasplante y la incertidumbre, en torno a la determinación sobre el cuerpo del occiso, puede ser crucial para las aspiraciones de aquel que espera por un órgano o tejido para mejorar la calidad de vida”.

“A través de esta medida se enmienda la Ley para puntualizar el orden de quiénes serán los familiares llamados a consentir a la donación de un cuerpo, órganos o tejidos de una persona que no haya expresado su deseo de ser donante por uno de los mecanismos contemplados en la Ley y el proceso para identificar, localizar y comunicarse con aquellos que tienen dicha dificultad”, informó quien aclaró que “no existe costo alguno para la familia del donante”.

Mientras tanto, Maresa Boneta Dueño, directora de Asuntos Públicos de LifeLink de Puerto Rico, “esta medida es de gran magnitud, más este mes que es el de la concienciación de la donación de órganos y tejidos para trasplantes”.  

“Nosotros hemos recuperado sobre 4,000 órganos a lo largo de los pasados 28 años de servicio a la comunidad y salvado muchas vidas con necesidad de trasplante”, puntualizó quien indicó que “los trasplantes más solicitados son los del riñón, hígado, páncreas y corazón”. 

“De hecho, y como parte de las actividades del mes, estaremos recibiendo, de manos del secretario del Departamento de Salud (DS), Carlos Mellado, la proclama que oficializa a abril como el Mes para la Concienciación de Órganos y Tejidos para Trasplantes, evento que se llevará a cabo, el miércoles 20 de abril, junto al Centro de Trasplante del Hospital Auxilio Mutuo, en Hato Rey”, adelantó Boneta Dueño.