“Se aclaran” los asuntos que motivaron su renuncia

Luego de la salida de Samuel “Sammy” Pagán en mayo de 2018, el exrepresentante sostiene que no existen investigaciones en su contra, por lo que buscará nuevamente una candidatura

0
705
Foto por Yeidy Vega / Samuel Pagán Cuadrado fue electo en el 2016 como representante del distrito de Humacao, Las Piedras y Naguabo.

Para el exlegislador Samuel “Sammy” Pagán Cuadrado, los sucesos que desvanecieron su permanencia en la Cámara de Representantes comparan con una tormenta, un evento en el que las ráfagas más fuertes fueron la presión pública y las supuestas mentiras que al menos tres individuos “formularon” en su contra y que difundieron a través de los medios de comunicación.

A un año y seis meses de su renuncia al escaño por el distrito 35, Pagán Cuadrado, decidió regresar en busca de la candidatura, un proceso que incluso, según describió, es visto “como una locura” por su esposa, Nancy Malavé Toro, quien pese a los momentos difíciles lo apoya en su intención.

El 29 de mayo de 2018, Pagán Cuadrado renunció a la Cámara en medio de una enredadera de alegaciones generadas por tres ciudadanos. Uno de ellos, José Luis González Torres, colaborador de su campaña, Luis Hiram Delgado Rivera, contratista de su oficina en la Cámara y Ángel Reyes, un humacaeño conocido como “Veterano”.

Los señalamientos y querellas en su contra son variados. Algunos de ellos, por alegadas deudas de dinero y otras alegaciones tan serias como el supuestamente haber intentado envenenar a una persona. Asimismo, uno de los involucrados lo señaló por el aparente daño a propaganda política de su adversaria del Partido Popular Democrático (PPD), Sol Higgins, durante el periodo eleccionario del 2016.

El Oriental abundó sobre esos y otros asuntos en una entrevista que dividiremos en dos partes. No obstante, sobre las denuncias de González Torres, Pagán Cuadrado anticipó que ya quedaron aclaradas.

“El señor José Luis González Torres me presenta una declaración jurada con argumentos, sobre la demanda de cobro de dinero que me había hecho en agosto de 2017, que todo era falso. Referente a los temas de dinero prestado, de gastos de servicio de luz… Que era mentira (la alegación) de que tratamos de envenenarlo, que era mentira que me había prestado dinero para un implante de cabello y que yo había dañado propaganda política”, explicó Pagán Cuadrado.

El exrepresentante hizo referencia a un documento del 25 de mayo de 2019, que incluye la firma de González Torres, quien según explicó, convalece por complicaciones de salud.

Con la mayoría de los asuntos “aclarados” y con la seguridad de que no surgirán señalamientos o acusaciones en su contra, confirmó su intención de aspirar nuevamente a una candidatura en el 2020.

“Abrí mi comité, está todo activo. Hay una deuda (por no enmendar informes) que estoy pagando (en la Oficina del Contralor Electoral)”, confirmó Pagán Cuadrado.

Para Pagán Cuadrado, su salida de la Cámara y la exposición mediática, principalmente en medios nacionales, provocó que se le “cerraran puertas”. Explicó que estuvo desempleado e inclusive tuvo que recurrir a la venta de bienes materiales.

“Estaba bajo fuego, bajo un huracán que me provocaron, mi estado anímico era cero. Mi estado económico, era cero, nulo. Tuve que vender mis cosas materiales para poder vivir y comer. No tenía trabajo, cero ingresos”, narró.

Delgado Rivera, realizó alegaciones sobre supuesto acoso sexual en el lugar de trabajo y posteriormente, sus denuncias se sumaron a declaraciones públicas sobre la identificación de “empleados fantasmas” en el Senado de Puerto Rico, un asunto que Pagán Cuadrado sostiene, “no guarda relación” con su oficina. En cuanto al “Veterano”, éste radicó una querella en contra de Pagán Cuadrado en la Oficina del Contralor Electoral alegando que no informó sobre donativos por miles de dólares.

Pendiente a la próxima edición de El Oriental para la segunda parte de esta entrevista.