Rafael Román dice controversia por uniformes es “una exageración”

0
223

SAN JUAN (CyberNews) – El secretario del Departamento de Educación (DE), Rafael Román opinó el martes que es una exageración la controversia desatada en torno a la carta circular que flexibiliza el uso del uniforme en las escuelas que establece que los directores escolares no pueden penalizar a quien decida usar uniforme del sexo contrario, si sus padres se lo permiten.

“Primero, no le estamos diciendo a los nenes que se tienen que vestir de nenas o las nenas de nenes. Yo creo que esto es una exageración de lo que estamos haciendo. Pero sí hay una realidad, sobretodo en la escuela superior, de padres que han traído asuntos de índole legal de que su hijo tiene una identidad de género y quiere vestir de otra manera. En ese sentido lo que le estamos diciendo a los directores es que no puedes penalizar a un estudiante que su familia o su papá (se lo permita)…”, dijo Román en entrevista radial (Radio Isla).

Mientras tanto, el titular del DE agregó que tiene que darse una conversación entre los padres y el director escolar para permitir que el estudiante pueda lucir ropa del sexo contrario. “Yo creo que aquí se está poniendo una etiqueta. La realidad es que no toda persona que tiene una identidad de género distinta, se pone falda. Yo creo que estamos estereotipando…”, señaló.

Sobre los reclamos de que esta carta circular fomentaría el acoso escolar y el maltrato institucional, el secretario indicó que “yo creo que la premisa es la que fomenta el acoso. Tenemos un política pública clara, que acaba de revisarse, sobre el ‘bullying’”.

La controversia se desató luego que el lunes la emisora radial NotiUno divulgara la carta circular número 16-2015-2016 que el DE emitió el pasado 9 de septiembre, titulada ‘Directrices sobre el uso del uniforme escolar en el sistema de enseñanza de Puerto Rico’.

El funcionario detalló que esta disposición responde a un inciso de la carta circular de siete páginas que establece que: “no se impondrá la utilización de una pieza particular de ropa a estudiantes que no se sientan cómodos con la misma por su orientación sexual o identidad de género. El Departamento de Educación tiene la función primaria de atender el proceso de aprendizaje y no es partícipe del maltrato emocional que esto pueda generar”.

De otra parte, añadió que “lo que hace esta carta principalmente es atender reclamos de padres, de madres, de directores de escuelas, de comunidades por el constante cambia y cambia de uniformes en las escuelas. Ha habido muchísimas quejas y señalamientos, inclusive de prácticas ilícitas de escuelas dándole exclusividad de uniformes a compañías y tiendas y lo que hicimos fue regularlo”.

Detalló que la carta contempla una herramienta de fiscalización al crear una certificación de cumplimiento. “La escuela tiene que presentar evidencia al distrito escolar de que cumplió con todas las directrices”, dijo.