José Luis Dalmau se convierte en el nuevo presidente del Senado de Puerto Rico

Anunció un plan legislativo multisectorial que encaminará objetivos comunes para beneficio del país

0
199
Foto suministrada / El senador José Luis Dalmau se convirtió en el presidente del Senado de Puerto Rico.

Con un llamado a la unidad de propósitos y bajo la conmemoración del natalicio de Eugenio María de Hostos, el senador José Luis Dalmau Santiago se convirtió en el nuevo presidente del Senado de Puerto Rico, al inicio de la decimonovena Asamblea Legislativa.

En su mensaje de aceptación, el nuevo líder senatorial resaltó la necesidad de unir esfuerzos en causas comunes y exhortó a buscar espacios de diálogos que permitan encaminar medidas legislativas de transformación social y que sean fiscalmente responsables.

El nuevo presidente del Senado, esbozó lo que serán las prioridades legislativas; identificó las cinco metas estratégicas de cambio social que guiarán las piezas legislativas; hizo un llamado a todos los legisladores a asumir con sus votos las responsabilidades que los tiempos exigen y se comprometió en dirigir un Senado de puertas abiertas, transparente y de buena voluntad con el gobernador Pedro Pierluisi.

“Seremos nosotros, con nuestros actos y nuestros votos, los que responderemos ante el país, si éste, será un gobierno pluralista con acción desprendida o un gobierno fraccionado con acción egoísta. Demostraremos sobre la marcha, si el llamado a la agenda común se habrá de honrar o si, por el contrario, cada cual va a impulsar su interés particular. Esa responsabilidad es solo nuestra, de nadie más. Y en esa tarea, si bien no habrá un partido omnipotente, ni una mayoría absoluta, tampoco habrá espectadores que se queden opinando desde la comodidad de las gradas. Desde hoy, todos compartiremos la enorme responsabilidad de dirigir un país; y mi deber como presidente de este Senado, será asegurarme que se trabaje a la altura que el país espera y merece”, afirmó categóricamente el nuevo presidente del Senado.

Dalmau Santiago, reveló que una evaluación de los cinco programas de gobierno de todos los partidos políticos y la agenda del único legislador independiente, produjo áreas de consenso.

“De ese examen, les anuncio, que hemos identificamos las primeras cinco metas estratégicas que representan un primer paso en el desarrollo de un proyecto de país, que pueda articular y activar los ejes de cambio social al que todos aspiramos. La nueva agenda que proponemos se dirige hacia: primero, un gobierno responsable, sensible, justo y transparente; segundo, un desarrollo sostenible, productivo en lo económico y equitativo en lo social; tercero, ser custodios de nuestros recursos naturales y el patrimonio cultural nacional; cuarto, una sociedad saludable, educada, segura y con oportunidades de empleos; y quinto, hacia un Puerto Rico de futuro, con innovación y responsabilidad fiscal”, señaló el nuevo presidente senatorial.

En ese sentido, Dalmau Santiago adelantó que la composición de las comisiones, sus áreas de jurisdicción, y sus agendas se conciliarán con los objetivos de los cinco ejes de cambio social, de forma que esa estructura permita examinar periódicamente las métricas de cumplimiento. Sobre la comunicación con la rama ejecutiva, Dalmau Santiago se mostró en disposición de trabajar junto al gobernador Pedro Pierluisi, bajo un clima de colaboración, respeto y deferencia.

No obstante, señaló que: “exigiremos acciones concretas y agiles para cambiar la injustificable realidad de que 30,000 familias siguen viviendo en toldos azules; legislaremos con premura para subsanar la carencia de cubiertas médicas a 250,000 personas; procuraremos respuestas a las necesidades del programa de educación especial; denunciaremos la irresponsabilidad si continúan los retrasos de los fondos federales y frenaremos cualquier intento que pretenda destruir la protección de nuestros recursos naturales o alterar injustificadamente el Plan de Uso de Terrenos”, expresó el presidente del Senado.

En sus palabras, Dalmau Santiago agregó que “abogaremos por nuestros estudiantes, nuestros retirados y la clase media. Seremos portavoces de los municipios, de las comunidades, la clase artística y cultural; de nuestros veteranos, los trabajadores, maestros e inmigrantes. Promoveremos una sociedad libre de discrimen, una sociedad justa, fomentando la equidad de género; y también en el respeto a las creencias de fe. Lucharemos contra la pobreza y viabilizaremos la apertura de nuevas oportunidades para las futuras generaciones, comenzando por la Universidad de Puerto Rico, un tesoro colectivo y mi alma mater”.

El nuevo presidente del Senado adelantó que se encaminará una extensa agenda en Washington DC que incluirá la paridad y el trato igual en los fondos de Medicare y Medicaid; la extensión a la isla del programa del seguro social suplementario; la necesidad de conceder un incentivo contributivo y el desarrollo de una estrategia para atraer nuevamente la industria farmacéutica. Asimismo, se procurará el cumplimiento de las 42 propuestas del presidente Joe Biden con Puerto Rico.

En otras áreas, Dalmau adelantó que se actuarán sobre el Código Electoral aprobado sin consenso y también abordó el tema del futuro político del país. “El tema del estatus político requiere una acción decisiva. Si bien una mayoría relativa de los electores votaron en favor de una opción en particular, lo cierto es que aún quedan innumerables interrogantes sin contestar sobre las opciones que a bien tenga el pueblo de reclamar. Nos corresponde a nosotros exigir esas respuestas del Congreso de los Estados Unidos y encaminar acciones afirmativas que atiendan responsablemente este tema. Próximamente, propondré un curso de acción sobre este importante asunto”, indicó.

Dalmau Santiago, hizo su juramento frente a su esposa Margie, sus hijos, hermanos y su señor padre, don José Luis. En un momento de su discurso, el nuevo presidente del Senado hizo un alto y recordó a las víctimas del coronavirus – dedicando unas palabras a su señora madre, Diana Iris – quien falleciera recientemente a causa del virus.

Sus palabras concluyeron con un llamado a la acción: “Iniciemos pues, el deber que nos ocupa, emulando a Hostos en la mejor de sus prédicas: “El tiempo es vida, y consumir el tiempo en no hacer lo que se debe, es consumir inútilmente la existencia”.