Impera la desconfianza

0
291

Aunque desconocen los detalles del proyecto de la Reforma Contributiva, los Alcaldes sí están claros de lo que no están dispuestos a ceder al gobierno central
con el cambio de este sistema que regirá los ingresos del erario público.
El Oriental reunió a cinco alcaldes de la región Este para discutir sus preocupaciones y opiniones sobre el Impuesto al Valor Añadido (IVA). Tanto los alcaldes populares de Humacao, Maunabo y Yabucoa, como los alcaldes penepés de Naguabo y Las Piedras coincidieron en que el Departamento de Hacienda no será capaz de implementar con éxito este nuevo sistema. Señalaron que no confían en que los ingresos de los municipios serán distribuidos a tiempo y de manera recurrente por Hacienda, por lo que se mostraron reacios al IVA y abrazaron al IVU (Impuesto a la Venta y Uso).
Jorge Márquez, alcalde de Maunabo, resumió en tres puntos las interrogantes. En primer lugar, cuestionó la garantía del flujo en caja de los municipios, se opuso a la eliminación del impuesto por la propiedad mueble y criticó la prisa que tiene el gobierno central para implementar la reforma.
“No tenemos el proyecto, en cierta manera estamos especulando, pero podemos hablar de lo que no estamos dispuestos a ceder. El IVU garantiza que hay flujo de dinero efectivo en caja todos los días porque los municipios mismos lo recaudan. Si se implementa el IVA, quién va a distribuir los recaudos y cada cuánto tiempo. Cuándo te van a enviar el dinero que se recaudó. ¿Al mes siguiente, en 15 días después que se cuadre?”, cuestionó el Alcalde.
El también presidente de la Junta de Directores del CRIM (Centro de Recaudación de Impuestos Municipales), sostuvo que la eliminación de la tributación por la propiedad mueble sería nefasta para los municipios que dependen en gran manera de esos fondos y mencionó a Cataño como ejemplo donde ubican la mayor cantidad de almacenes y un 70% de sus ingresos provienen de eso.
“Estoy hablando de $400 millones que genera la propiedad mueble y tiene un 85% de captación, o sea, que no hay evasión en ese renglón. Eso se le envía mes tras mes a los municipios en remesas del CRIM. Cómo lo van a sustituir, de dónde van a sacar ese dinero. Y eso no tiene nada que ver con la exención del pago de contribuciones a los 800 mil individuos de los que se habla. Caramba, tiene que ser un sistema súper bueno para poder remplazar el actual tributario”, añadió Márquez.
Por su parte, Marcelo Trujillo Panisse, quien administra uno de los pocos municipios que goza de superávit y se considera como grande, dudó del tiempo propuesto por el gobierno para implementar el IVA.
“Con la crisis económica que hay, se le va a hacer difícil al gobierno y estoy más que seguro que eso no se va a implementar en los próximos años. Va a ser un proceso lento, Dios quiera que esté digerido cuando llegue a la discusión de las cámaras legislativas, pero no creo”, sostuvo.
Trujillo suscribió la falta de credibilidad en Hacienda. “Ese dinero va a pasar por tantas manos antes de llegar al municipio, mejor yo me quedo manejando el IVU en casa y le dejo el IVA. Yo garantizo lo que estoy cobrando ahora, no puedo garantizar lo que el gobierno vaya a cobrar con el IVA. Además puede sangrar el dinero en superávit”.
Los alcaldes enfatizaron en que los municipios pequeños dependen en gran manera del dinero que recaudan los municipios grandes por concepto del IVU y que va a un fondo de equiparación que luego es repartido a través de una fórmula que contempla la población principalmente. De hecho, lo que reciben los municipios del fondo de equiparación del IVU sobrepasa en la mayoría lo que cada uno recauda de ese mismo impuesto.
De IVU Maunabo recauda $200 mil al año, Las Piedras $1.2 millones, Naguabo $600 mil, Yabucoa $800 mil y Humacao $4.8 millones. En el caso de Maunabo depende en un 90% del fondo del gobierno central, mientras que Naguabo en un 80% y Las Piedras en un 65%.
Para Noé Marcano, está más que comprobado que los recaudos no son efectivos a través de Hacienda. Naguabo es uno de los 16 municipios en donde todavía el impuesto de la venta y uso lo cobra Hacienda. El Alcalde comparó su municipio con Naranjito, pueblo que obtuvo un ingreso doble por concepto del IVU luego que decidió encargarse del cobro.
“Hacienda es un mal cobrador. Naranjito antes cobraba $30 mil mensuales y ahora recauda $68 mil. Naguabo tiene la misma población que Naranjito y estamos en un 47% de captación”, explicó. El Acalde fue más allá y auguró el cierre masivo de municipios si se concretan los cambios que temen con el IVA.     “Mínimo 50 municipios tendríamos que cerrar operaciones o empezar a cobrar por los servicios en lo que reinventamos la rueda”, afirmó.
Otro punto que destacaron es la amenaza a la autonomía municipal. “Por qué se desliga el CRIM de Hacienda cuando se crea la Ley 81, 80 y 83. Porque no habían sido efectivos en la captación del CRIM. Con este nuevo sistema se está trastocando la autonomía municipal a todos los niveles sin tan siquiera hacerle enmiendas a la Ley de Municipios Autónomos”, señaló el alcalde federado de Las Piedras, Micky López.
Por su parte, Rafael Surillo cuestiona como el gobierno estatal va a medir el crecimiento económico de su municipio, Yabucoa, para entonces aumentar lo que también le corresponda de los recaudos del IVA. “Tendrán que hacer una fórmula que al menos honre por estimado lo que nosotros recaudamos con el IVU. Pero cómo van a medir el porciento de crecimiento, nos estaría penalizando por el desarrollo económico de nuestro pueblo, estarían encareciendo el costo de vida”, sostuvo.
En cuanto a la ineficiencia de Hacienda en la captación que está por debajo del 50%, los Alcaldes apostaron a que el sistema se puede mejorar, incluso, dijeron que se han puesto a la disposición del estado para encargarse de la fiscalización total. “Estamos dispuestos a recaudar para mejorar los ingresos del gobierno, pero siempre excluyen a los municipios. El sistema que tenemos actualmente se puede mejorar si nos incluyen como los agentes fiscalizadores del estado”, dijo Márquez.
Precisamente, al día siguiente del diálogo de los Alcaldes en las oficinas centrales de este medio, la jueza Aileen Navas Auger ordenó al Departamento de Hacienda que entregue a la Asociación de Periodistas de Puerto Rico (Asppro) y al medio digital Sin Comillas, las partes que aluden a la reforma contributiva en el informe preparado por la empresa KPMG Accounting Services, a solicitud de la administración del gobernador Alejandro García Padilla. Por lo que se espera que durante la tarde de hoy miércoles Hacienda cumpla con lo ordenado y sean publicados los detalles del proyecto.

No obstante, independientemente los alcaldes insistieron en que prefieren un sistema híbrido que contemple el IVA y el IVU municipal aunque le coloquen un tope a este último.

SOBRECARGA MUNICIPAL

Por otra parte, los alcaldes denunciaron la sobrecarga que tienen los municipios en cuanto a las responsabilidades de servicios y por consiguiente económicas que antes eran del estado y ahora las asumen ellos sin tener una subvención.
Mencionaron el mantenimiento de las carreteras, escuelas, las instalaciones recreativas, los CDT, entre otros servicios. Además señalaron los aumentos que han sufrido durante los últimos años que han provocado a que algunos municipios reduzcan la jornada laboral y no renueven contratos a empleados transitorios. Entre estos, el Retiro, el pago del Fondo del Seguro del Estado, planes médicos y otras aportaciones para los empleados.
También tildaron como injusta la acción del estado en cuanto al cese de los servicios si los municipios no cumplen con los pagos. Por ejemplo, si Humacao no paga el agua, se la cortan y si Las Piedras no paga el Retiro, no le otorgan los beneficios a sus empleados. “Pero cuando el gobierno no te paga a ti como municipio, a quién castiga, a nadie. Esta impune, no hay quien le imponga una carga al gobierno”, argumentó el Alcalde de Maunabo tras poner como ejemplo los $156 millones que le debe Hacienda al CRIM.

COSTO POLÍTICO

Finalmente, los alcaldes populares y de la palma también coincidieron en que la implementación del IVA tendrá un costo político y lamentaron que “le dejen la bola en la cancha de los alcaldes”.
“Políticamente no le convenía a los gobernadores anteriores y ahora como quiera Alejandro va a estar afectado por esa decisión. Debió de haberse implantado mucho antes”, concluyó Marcelo.
Los alcaldes de Juncos y Gurabo se excusaron de la entrevista por compromisos previos. Sin embargo, Víctor M. Ortiz envió declaraciones escritas.