El Negociado de la Policía y el U.S. Marshals capturan a Delwin Berríos (Tuntún), líder de una peligrosa pandilla que operaba en la zona Este.

Contra Berríos pesaba una orden de arresto, con una fianza de $4 millones, por asesinato y violaciones a la Ley de Armas, radicados por el Departamento de Justicia

0
421
foto suministrada / Delwin Berríos Navarro, alias Tuntún

El Negociado de la Policía junto al U.S. Marshals Service capturaron en la noche del jueves a Delwin Berríos Navarro, alias Tuntún, el líder de una organización criminal responsable de múltiples asesinatos en el área este de la Isla, que se encontraba prófugo de la justicia. Dicha organización estaba integrada principalmente por gatilleros, cuyas funciones consistían en asesinar a sus rivales.

Los efectivos de la División de Arrestos e Inteligencia de la Uniformada y los agentes federales arrestaron a Berríos, de 28 años, a eso de las 7:00 de la noche en un operativo efectuado en el barrio Quebrada Arenas, en San Lorenzo. Al momento de la intervención este se encontraba con su compañera, Claribel Vélez Hernández, de 18 años, y se le ocupó una pistola alterada, tres cargadores y 56 municiones. Cerca del área se encontró otra pistola, 32 municiones y dos cargadores.

Contra Berríos pesaba una orden de arresto, con una fianza de $4 millones, por asesinato y violaciones a la Ley de Armas, radicados por el Departamento de Justicia. A cuatro miembros del grupo, considerados gatilleros, les fueron presentados cargos previamente y tres de estos, fueron apresados el 31 de mayo por diversos delitos cometidos en Yabucoa, San Lorenzo y Humacao. Estos están en espera de juicio o vista preliminar. Mientras, que la Policía continúa en la búsqueda del último de los imputados, Edwin Yamil Berrios Navarro, alias Coco, quien es hermano de TunTún.

“Con este arresto impactamos a una pandilla sumamente peligrosa con un largo historial de violencia. Según nuestro trabajo de inteligencia, con la capturado de Berríos Navarro se logró prevenir la muerte de otras personas. Gracias al trabajo en equipo entre la Policía, el Departamento de Justicia y el US Marshal demás agencias de ley y orden, logramos sacarlos de nuestras calles”, manifestó el comisionado de la Policía, Antonio López Figueroa.

“El Departamento de Justicia ha tomado la lucha contra el crimen organizado como prioridad. Hemos utilizado todos los recursos disponibles para procesar criminalmente a los miembros de este grupo y lograr la convicción de todos ellos, con el fin de acabar con sus actividades ilícitas”, dijo el secretario de Justicia, Domingo Emanuelli.

“A todas las familias afectadas por estos criminales, en nombre del Servicio de Alguaciles federales les expresamos nuestra solidaridad en este proceso, que ninguna familia debería atravesar. Este logro forma parte de las estrategias coordinadas con la Policía de Puerto Rico, llamada Stop Gun Violence, la cual va dirigida a la captura de criminales violentos. Las comunidades de Yabucoa y pueblos limítrofes estarán más seguras con estos criminales fuera de sus calles”, declaró Wilmer Ocasio Ibarra, U.S. Marshal para el Distrito de Puerto Rico.

“Agradecemos a nuestros compañeros del Negociado de la Policía de Puerto Rico, así como a los alguaciles federales, por el buen trabajo en equipo que realizó para lograr el arresto de Delwin Berríos Navarro, conocido como “Tuntún”, el líder de la famosa narcoganga. Nuestros oficiales se arriesgan todos los días con el compromiso de salvar vidas y proteger propiedades”, afirmó el secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Alexis Torres.

A la organización de Berríos, se le atribuye el asesinato de Luis Ángel Ortiz Castro (El Marcao), de 27 años. Ortiz iba a ser el principal testigo de cargo contra Berríos, por cargos de intento de asesinato y uso ilegal de un arma de fuego en su contra. Los hechos ocurrieron el 14 de septiembre de 2021. Berríos se entregó a las autoridades el 29 de marzo de 2022, pero el caso en su contra fue desestimado por el Tribunal, debido a la ejecución de Ortiz, el pasado 30 de abril, mientras se encontraba en un vehículo de motor, en el sector Playita de Yabucoa. Gisela Denise Vázquez Andino, quien le acompañaba, resultó con heridas de bala.

Además de este homicidio, las autoridades vinculan a la pandilla de Berríos con varios asesinatos perpetrados en la zona este de la isla. Entre estos, figura la muerte a tiros de Juan R. Aponte Figueroa (Tijera), de 23 años, en la parte posterior de la cancha bajo techo de las parcelas Martorell, en Yabucoa, el 3 de julio de 2021, mientras se efectuaba una transmisión en vivo de un juego de baloncesto, que causó impacto en las redes sociales. Los hechos fueron vinculados a la guerra por el control de los puntos de drogas en Yabucoa y pueblos aledaños.

Una investigación conjunta entre Justicia y la Policía, concluyó con la radicación de 58 cargos contra Berríos y otros miembros de la organización criminal, por múltiples asesinatos en primer grado y portación y uso ilegal de armas largas automáticas o semi automáticas, entre otras violaciones de ley.

Los fiscales adscritos a la región de Humacao presentaron las acusaciones contra Elizaul Lazú Abreu (Eli), Julio A. Gómez Umpierre (Yuyo), José Antonio Lozada Ramos y Edwin Yamil Berríos Navarro (Coco), hermano de Delwin Berrios. Los primeros tres fueron arrestados por la Policía el 31 de mayo en el barrio Daguao, en Naguabo, gracias a confidencias recibidas de ciudadanos, pero Berríos y su hermano permanecieron fugitivos.