Alcaldes de Humacao y Aguas Buenas se declaran no culpables en un esquema de corrupción

Ambos fueron puestos en libertad bajo fianza

0
142
Archivos / De izquierda a derecha, Javier García Pérez (Aguas Buenas) y Reinaldo Vargas Rodríguez (Humacao).

Los alcaldes de Humacao y Aguas Buenas, Reinaldo Vargas Rodríguez y Javier García Pérez, respectivamente, se declararon no culpables tras ser arrestados la madrugada de ayer jueves, 5 de mayo, por el Negociado Federal de Investigaciones (FBI).

Agentes del FBI ejecutaron la madrugada de ayer dos órdenes de arresto por corrupción en contra de los jefes municipales que fueron acusados de varios cargos criminales. 

Los alcaldes emitieron un pliego de no culpabilidad en una vista de comparecencia inicial en la que se procedió a la lectura de los cargos en su contra. 

En sendas vistas celebradas consecutivamente y por videconferencia por el magistrado Marcos López, ambos fueron puestos en libertad bajo fianza toda vez que el juez les concedió hasta el 19 de mayo para pagar los $10,000 asegurados. 

El jefe de Fiscalía Federal en Puerto Rico, W. Stephen Muldrow, explicó que un gran jurado emitió cargos criminales contra el ejecutivo municipal de Aguas Buenas por cargos de conspiración para cometer soborno, recibir “kickbacks” y extorsión.

El esquema en el que García Pérez alegadamente participó se remonta al 2017 e involucra el pago por parte de dos contratistas a cambio de contratos para trabajos de asfaltado y repavimentación, al igual que el recogido de escombros y basura.

Según Muldrow, García Pérez recibió, por lo menos, $32,000 como parte de este esquema.

García Pérez se expone a cinco años de cárcel por conspiración, otros 10 por el cargo de soborno y otros 20 por extorsión.

De manera similar, Vargas Rodríguez también fue arrestado por cargos de conspiración para cometer soborno, extorsión y recibir “kickbacks” por parte de dos contratistas a cambio de concretar acuerdos para trabajos de asfaltado y repavimentación de vías públicas y recogido de desperdicios.

Entre marzo y abril del 2021, el mandatario humacaeño obtuvo $15,000.

Poco después de confirmarse los arrestos, el gobernador Pedro Pierluisi salió a exigir la renuncia de ambos alcaldes.

Con estos arrestos, ya suman cinco los alcaldes involucrados en actos de corrupción en lo que va de cuatrienio.

Además de los de Humacao, Aguas Buenas, también han sido acusados el de Cataño (Félix “El Cano” Delgado), el de Guaynabo (Ángel Pérez) y el de Guayama (Eduardo Cintrón).

Vía: El Vocero de Puerto Rico