Alcalde responde sobre supuesto acomodo de empleados y alegado parentesco con un contratista

0
613
Archivo / El alcalde de Las Piedras, Miguel "Micky" López Rivera.

Para el alcalde de Las Piedras, Miguel “Micky” López, los apuntes en su contra, que han trascendido tanto en las redes sociales, como en televisión local y por parte de sus adversarios políticos, se refutan, según sostuvo, con que al momento ninguna entidad ha sometido señalamientos formales hacia él o su administración.

El primer ejecutivo reaccionó, el lunes, a El Oriental luego que la pasada semana un programa televisivo le interrogara sobre la otorgación de un contrato al aspirante por la alcaldía de Humacao, Julio Geigel Pérez. También, contestó a las alegaciones publicadas en la página de Facebook denominada “Bajo lupa Las Piedras” donde lo señalan por supuestamente “acomodar” a sus familiares en posiciones gubernamentales.

Lo informado en ambos foros, se suma a alegaciones que emitió a este medio, el viernes, el aspirante a la alcaldía en ese municipio por el Partido Popular Democrático (PPD), José Márquez Ruiz.

Este último, denunció, que el alcalde ha cometido nepotismo, que entre otros problemas de administración mantiene dependencias sin directores y que ha otorgado contratos a personas que no cumplen con los requisitos de sus funciones.

“Ya el alcalde incumbente lleva 11 años y está aflorando todo lo negativo de su administración. Desde nepotismo, mentiras, falta de obra, falta de compromiso, personas no capacitadas en las posiciones claves”, señaló Márquez Ruiz.

José Márquez Ruiz, conocido como “Batman” perteneció al Partido Nuevo Progresista (PNP) y ahora aspira a la alcaldía por el PPD.

El aspirante, mencionó, por ejemplo, que en esa administración no existe director de Obras Públicas Municipal y que “están baipaseando la ley” o en incumplimiento al contratar empleados para esos cargos por servicios profesionales.

El alcalde, por su parte, indicó que, en el ayuntamiento, inclusive, tiene directores que administran hasta dos dependencias, como es el caso de su oficina de Desarrollo Económico que está conjunta con el Centro de Recaudaciones e Impuestos Municipales (CRIM), entre otras.

“La política pública del municipio la corro yo, y si ha funcionado hasta ahora, ¿por qué tengo, que (responderle) a alguien que cree que debo tener a un jefe de agencia en cada sitio? Está equivocado”, objetó el mandatario.

De la misma manera, el alcalde respondió a las implicaciones, que, según la publicación en la red social, le atribuye haber acomodado a más de una decena de personas en posiciones de gobierno.

“Yo he ayudado (a conseguir empleo) entre el municipio y las agencias a más de 500 personas, tienen razón. Lo que no pueden decir es que yo haya ido acomodar a un familiar mío que no haya cualificado… La gente se cree que los familiares de los políticos no tienen derecho a comer, y se equivocan”, comentó López Rivera.

El alcalde admitió que un hermano suyo es su chofer, pero que éste labora para el municipio desde que estaba bajo la administración del exalcalde Ángel Peña Rosa.
Igualmente, otros allegados suyos, trabajan para la dependencia municipal desde el mandato de Itzamar Peña, según explicó.

Asimismo, reconoció la posición de una de sus hijas que trabaja para el CRIM.

“Mis hijas cualificaron para una posición que es una cosa muy diferente. Yo tengo la que trabaja en el CRIM y es una persona que tiene dos bachilleratos, una certificación y una maestría. Si alguien entiende que con esa preparación mi hija no cualifica para trabajar en este país que me digan dónde. El CRIM es de los alcaldes y cuando se estuvieron pidiendo resume la hija mía era la más cualificada”, aseguró el ejecutivo municipal.

“Yo estoy claro en la ley. Nada le impide a los demás, que puedan, que trabajen en el gobierno”, abundó el alcalde a la vez que precisó que de ser correctos los planteamientos debería tener señalamientos por parte de la Oficina de Ética Gubernamental (OEG).

En otros asuntos también relacionados a parentescos familiares, el alcalde insistió en que, contrario a lo que se ha atribuido, inclusive por el propio Geigel Pérez, este no es su hermano.

“Yo soy López Rivera, él es Geigel Pérez. Hay unas cosas de familia que quizás se puedan establecer que yo no tengo la evidencia sustancial. Ante lo que es la ley y dos certificados (de nacimiento), yo tengo mi papá y él aparece con su papá con otro nombre”, precisó el alcalde.

Márquez Ruiz señaló que el contratista Geigel Pérez ha cobrado alrededor de $400,000 en ese municipio desde el año 2009 y que desconoce qué ha hecho y cuáles son los resultados de sus gestiones.

Ante los señalamientos mencionados y sobre uno que añadió sobre un viaje en crucero en el que participó el alcalde en el 2017, este medio preguntó al aspirante si sometería sus alegaciones ante foros oficiales.

“Hay una querella en Ética, pero no puedo divulgar la información porque es punitivo. En el Departamento de Justicia sí hay una querella”, notificó Márquez Ruiz.
Por su parte, el alcalde descartó las “insinuaciones” por parte del programa Jay y Sus Rayos X, en las que, según él, dieron a entender que un contratista había cubierto sus gastos en ese viaje.

“Jamás he aceptado una regalía de un contratista”, sostuvo López Rivera.

“No estoy preocupado por dimes y diretes y lo que digan personas que lo que buscan es ventajería política … Llevo ya varias auditorías del Contralor y ninguna ha sido referida ni siquiera a Ética ni tampoco a la Oficina de Justicia”, añadió.

Actualmente la Oficina del Contralor de Puerto Rico (OCPR) realiza una auditoría en ese municipio.