Piden atención especial por nube de polvo del Sahara en Puerto Rico

La mayor concentración del polvo cubre a la isla hoy, lunes

0
93
Foto por Natalia Trinta Negrón / Concentración del polvo del Sahara visto esta mañana en el expreso PR-30.

El Departamento de Salud hizo un llamado especial a las personas con asma y otras condiciones respiratorias a tomar cuidados especiales ante una inmensa nube de polvo del Sahara que arropará a toda la isla, posiblemente, hasta el jueves.

De acuerdo con las proyecciones meteorológicas, las concentraciones máximas del polvo comenzaron en la tarde del domingo y permanecerán hasta hoy, lunes.

“Durante estos días, estaremos recibiendo una inmensa nube de polvo del Sahara… Según expertos, estaremos viviendo un evento de gran magnitud, por lo que los asmáticos, las personas con alergias y otras condiciones respiratorias, así como los que hayan estado contagiados con el COVID-19, deben ser muy precavidos para no agravar sus condiciones de salud”, indicó Ibis Montalvo Félix, gerente y coordinadora del Programa de Asma del Departamento de Salud.

Montalvo Félix explicó que el polvo del Sahara, proveniente del occidente de África, se caracteriza por traer una masa de aire caliente, con muy poca humedad que, a su vez, contiene materiales biológicos y químicos que son potencialmente dañinos a la salud respiratoria.

Este fenómeno, de recurrencia anual en la isla, es considerado un provocador ambiental de los síntomas de la enfermedad del asma.

NOAA / Imagen satelital de la nube de polvo del Sahara que arropa el este del Caribe y Puerto Rico.

“No podemos bajar la guardia, porque el asma es una enfermedad crónica, o de larga duración, que no tiene cura, pero sí se puede controlar. Esta condición se caracteriza por la inflamación y estrechamiento de las vías respiratorias, produciendo mayor mucosidad, lo que bloquea el paso del aire”, indicó la funcionaria.

“Las personas asmáticas, al tener sus vías respiratorias inflamadas, son más propensas a verse afectadas ante eventos ambientales como el polvo del Sahara y el aumento de esporas de hongos y pólenes en el verano”, apuntó.

Según el Sistema de Vigilancia del Programa de Asma, en Puerto Rico existen aproximadamente 582,000 niños y adolescentes, al igual que 303,623 adultos con la enfermedad. Los datos reflejan que uno de cada 10 niños y uno de cada nueve adultos en Puerto Rico padece de esta condición de salud.

Entre las medidas de protección, Montalvo Félix recomendó mantenerse hidratado y permanecer en el hogar, en la medida que sea posible, para no exponerse al particulado.

Además, evitar las actividades al aire libre por espacio prolongado y utilizar una mascarilla al salir a lugares públicos.

La experta enfatizó en la importancia de que las personas alérgicas y con asma no abandonen sus terapias de mantenimiento. Esto incluye tomar sus medicamentos tal y como le fue recomendado por el médico; seguir su plan de acción para evitar recaídas; utilizar gafas de sol cuando salga del hogar y un purificador de aire con filtro particulado de alta eficiencia (HEPA, en inglés) en su hogar, para reducir la cantidad de particulado.

“Si no tiene que salir, quédese en su hogar para evitar cualquier complicación con su condición. Este es uno de los eventos más significativos de los pasados años y hay que tomarlo con mucha seriedad y responsabilidad”, dijo Montalvo Félix, al adelantar que las concentraciones del polvo de Sahara comenzarán a bajar, lentamente, durante la semana.

El polvo del Sahara contiene hongos, bacterias, virus, esporas, ácaros, pesticidas y otros componentes químicos nocivos que afectan grandemente a las personas que padecen de asma, alergias y otras enfermedades respiratorias.

Para información adicional, puede acceder a www.proyectoasmapr.com o comunicarse con personal clínico al 787-765-2929, extensión 4148.