Sigue vigente congelación de precios del DACO

La agencia ha recorrido cientos de comercios en toda la Isla para velar porque se respeten los derechos de los consumidores en el marco de una situación de emergencia

0
118
foto suministrada / personal del DACO realizando visitas de fiscalización a través de la Isla

Alrededor de 2,000 visitas de fiscalización ha llevado a cabo el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), con el fin de velar por el cumplimiento con la Orden de Congelación de Precios promulgada en consideración al paso del Huracán Fiona por Puerto Rico. Así lo informó el secretario de la agencia, Edan Rivera Rodríguez, quien aclaró que dicha medida está en vigor hasta el próximo miércoles, 5 de octubre.

“La dinámica de trabajo en estos días se ha enfocado, principalmente, en lograr que cualquier violación se corrija de forma inmediata por parte del comercio, a fin de que el consumidor no se perjudique por algún tipo de incumplimiento que afecte sus derechos en el contexto de una situación de emergencia”, aseveró Rivera, afirmando que el personal de la agencia sólo ha multado cuando ha detectado violaciones serias, o un patrón de incumplimiento.

Hasta el 28 de septiembre, las visitas de fiscalización del DACO se tradujeron en decenas de intervenciones, y 26 multas. Del total de multas, 15 fueron a estaciones de gasolina multadas por incumplimiento con los márgenes de ganancia congelados, por exhibir un precio en los rótulos y despachar a un precio diferente, y por no entregar recibo de compras o no divulgar rótulos requeridos por ley.

Las estaciones amonestadas fueron: Shell el Caimital en Guayama; Ultra Top Fuel Punto Oro; Total Nany, de Aguas Buenas; Total Río Cañas, en Caguas; Gulf Naguabo (Playa Hucares); American de Toa Baja; Texaco de Hato Tejas; Total de Guajataca, en Isabela; Shell del Barrio San Antonio en Quebradillas; Omar Service Stacion en Lajas; y Gulf de Añasco.

También se sancionaron prácticas en supermercados y farmacias. Supermercado Agranel de Juana Días; Farmacia La Fe de Ponce; Súper Ahorros; Raysa Mini Market; Supermercados Bonanza y Colmado Lomas Verdes fueron multados por exhibir para la venta productos expirados, mientras que National Lumber en Yauco se identificaron problemas de rotulación. Además, se intervino con personas que estaban vendiendo diésel sin autorización, y a precios exorbitantes.

Por su parte, la División de Pesas y Medidas del DACO ha atendido confidencias de combustible contaminado con agua, alertando a la ciudadanía respecto a tres estaciones en las que se constató el problema. Según acotó Rivera, también han recorrido llenaderos y locales de venta de gas licuado, para hacer repesos y asegurar el cumplimiento con normas para el despacho de este producto.

Procesos expeditos para reclamaciones relacionadas a la emergencia

“En estos días ha sido prioridad para el DACO servir de facilitador; y asegurar que cualquier problema que enfrenten los consumidores pueda ser atendido con la mayor prontitud”, aseguró el secretario, al hablar de las múltiples quejas que en las últimas dos semanas han llegado a la agencia en relación a placas solares y generadores eléctricos.

En cuanto a los problemas con los generadores eléctricos, el secretario explicó que “personal de la agencia ha mediado 24 casos, posibilitando remedios inmediatos a los consumidores”.

Según el funcionario, en lo que respecta a los generadores eléctricos  los consumidores en Puerto Rico tienen derechos expresamente reconocidos por ley, que todo comercio que venda estos productos viene obligado a respetar.

“Ningún establecimiento puede condicionar la devolución de un generador eléctrico a que éste se entregue en su empaque original. Además, antes de que se concrete la venta, se debe informar, en forma clara y adecuada, dónde ubican los centros de servicio. En los casos de productos defectuosos, si bien el remedio a ofrecer pudiera variar, siempre debe haber alguna opción para el consumidor”, puntualizó Rivera.