“Micky” López: “Es suficiente para que Las Piedras se siga llenando de antenas”

Residentes del barrio Montones temen por su salud y seguridad ante la posible instalación de una torre de telecomunicaciones, por lo que exigen que el proyecto no sea completado

0
90
Mei-Ling Villafañe / Como otras medidas de protesta, esta semana la comunidad enviará a la OGPe 200 cartas endosadas por los residentes del barrio Montones para reclamar la detención del proyecto.

Cancelar la construcción de una torre de telecomunicaciones de 200 pies de altura, que ubicaría cerca de una decena de comunidades en Las Piedras, es una polémica que el alcalde de ese municipio, Miguel “Micky” López, está dispuesto a llevar hasta los tribunales si la empresa a cargo del proyecto persiste en completarlo. 

El mandatario municipal aseguró que, ante el rechazo de su administración para esa edificación, la Oficina de Planificación y Permisos Municipal desaprobó hace dos semanas el pago de patentes municipales de parte de la compañía QMC Telecom. 

Como resultado, según el ejecutivo, la firma “amenazó” con demandar al Municipio. Sin embargo, López afirmó que seguirá en contra de la estructura que ocuparía un terreno en el barrio Montones, sector Estancias Pedrentinas, a pasos de al menos 10 residencias en la carretera PR-183. 

“Hay una ciudadanía que se opone (al proyecto). Hay un Municipio que se está oponiendo. Ante esta controversia, entiendo que esto va a terminar en los tribunales, definitivamente. Que sea el tribunal quien determine cuál es el proceso a seguir en esto de la instalación, no sin antes nosotros dar la batalla”, expresó el alcalde a El Oriental. 

Asimismo, denunció que su mayor preocupación son los efectos nocivos que la emisión electromagnética de las antenas, que serán propiedad de la compañía Claro, podrían ocasionar en los pedreños. En su pueblo, detalló, existen aproximadamente siete torres de telecomunicaciones distribuidas en distintos sectores.  

“Yo entiendo que es suficiente ya para que el pueblo de Las Piedras se siga llenando de antenas”, argumentó tras su participación el pasado miércoles en una manifestación, junto a cerca de 100 residentes de Montones, para reclamar que se anule la instalación de la torre. 

Suministrada / Decenas de pedreños protestaron, junto a varias figuras políticas, para exigir que la empresa QMC Telecom abandone el proyecto.

La protesta, realizada en los predios donde situaría la estructura, fue la cuarta ocasión en que la comunidad exige la suspensión del proyecto desde junio de 2019. La portavoz de Estancias Pedrentinas, Miriam Velázquez, fue quien se percató ese verano de unos empleados que colocaban fibra óptica en la propiedad. A preguntas de la líder comunitaria, los trabajadores le anticiparon la construcción de la torre. 

“Entendemos que hay muchas irregularidades. No fuimos notificados en ningún momento… Estas casas están muy cerquita de donde pretenden poner esa torre. Ahora mismo los nenes (menores de edad) corren por aquí por el patio. Esas ondas electromagnéticas ocasionan daño”, denunció la activista. 

Además de los posibles daños a la salud de los ciudadanos, otra inquietud tanto del Ayuntamiento, como de los habitantes, es el peligro de colapso de la edificación si ocurre un fenómeno natural extremo. De acuerdo con Velázquez, cerca de 4,000 residencias se verían afectadas también en los sectores: Los Márquez, Cinco Cuerdas, Fondo del Saco, Estancias del Prado, Estancias Los Artesanos, así como en las urbanizaciones San Cristóbal y Las Campiñas. 

El senador y precandidato a la gobernación Juan Dalmau Ramírez, quien ha impulsado medidas para atender la proliferación de torres de telecomunicaciones en la isla, radicó el pasado diciembre una resolución para investigar la instalación de la estructura en Las Piedras. La pieza aún no ha sido atendida en el Senado.

La ciudadana adelantó que los residentes continuarán las manifestaciones dentro de los próximos meses, mientras esperan una respuesta a las misivas enviadas a la gobernadora Wanda Vázquez Garced, al igual que a los legisladores Ángel e Itzamar Peña. 

A través de la representación del abogado Jesús Morales, la comunidad radicó querellas en el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) y la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe). No obstante, ninguna acción ha sido tomada por las agencias.

“Si tenemos que hacer desobediencia allí acostados, lo vamos a hacer. Vamos a hacer lo que tengamos que hacer para que ese proyecto no se dé”, subrayó Velázquez.