Madre y niños en Humacao obligados a dejar su casa luego que “se partiera en dos”

El Municipio de Humacao hace gestiones para reubicar a la joven madre y sus dos hijos en lo que realizan las mejoras a su vivienda

0
249
Fotos por Yeidy Agneris Vega Alicea / Frances Landrau Figueroa explicó que escuchó cuando el cemento de su vivienda se agrietó mientras ocurría el temblor del 7 de enero.

Una madre y sus dos niños, residentes en el barrio Mabú en Humacao, desalojaron su vivienda, luego que fuera declarada como inhabitable ante la presencia de una grieta y daños que, aparentemente, ocurrieron tras el temblor de 6.4 grados del pasado 7 de enero.

Aunque los daños mayores han ocurrido en el sur de Puerto Rico, donde se concentra el epicentro de los recientes sismos, en la zona este, algunos ciudadanos han identificado efectos en sus estructuras tras los movimientos telúricos.

En el caso de Frances Landrau Figueroa, su casa, que ya tenía algunos daños estructurales, presentó una grieta que recorre toda la vivienda y que provocó que personal de la Oficina de Gerencia de Proyectos municipal recomendara que abandonara estructura de forma inmediata.

“En ese (temblor) fue que se abrió. Me despertó el temblor y el ruido, aquí se escuchaba como si se estuviera abriendo (el cemento)”, narró Landrau Figueroa.

De acuerdo con el informe de esa oficina, la magnitud de la rotura provocó que la vivienda “se partiera” en dos partes.

Según explicó la mujer de 27 años, en lo que es reubicada, pernocta junto a los menores de siete y ocho años entre la vivienda de una amiga y de una tía en el mismo pueblo. Asimismo, indicó que el Municipio la refirió a la oficina de Sección 8 del Departamento de la Vivienda (DV) para iniciar el proceso de alojamiento.

“Vinieron, inspeccionaron y me dijeron que la casa estaba inhabitable, que no puedo quedarme aquí, que sacara todo lo pudiera por si ocurre otro temblor”, explicó la joven madre, propietaria de la vivienda.

Por su parte, la directora de la Oficina de Ayuda al Ciudadano del Municipio, Olga Alverio, indicó que, hasta el viernes, el caso de Landrau Figueroa era el único reportado con daños tras los terremotos. De igual forma, indicó que la administración municipal inició gestiones para ubicarla en lo que pueden trabajar las mejoras en la residencia.

“Fuimos con el alcalde (Luis Raúl Sánchez) y el director de Proyectos (Alexander Tirado). Le vamos a hacer una reparación en la casa. Estamos verificando, porque hay que reubicarla”, abundó Alverio a la vez que precisó que como alternativa están considerando el programa de vivienda temporal Emergency Solution Grant (ESG).

Entre otros riesgos, el mismo documento de inspección indica que las columnas que sostienen la estructura ubican en un terreno húmedo que provoca que ceda por el peso y que las condiciones representan una amenaza para la seguridad y salud de sus residentes.

La mujer agrupó la mayor parte de sus pertenencias, aunque por el momento, no ha podido retirarlas de la vivienda hasta que no sea reubicada.