Festival del Chapín en Naguabo lleva un mensaje a las agencias

Mediante el festival los pescadores quieren llevar un mensaje de recuperación, aún cuando no han recibido respuesta económica de FEMA u otras agencias

0
70
Fotos por Yeidy Agneris Vega Alicea / Aunque lo preparan de diversas formas, principalmente son conocidos los tradicionales pastelillos de chapín.

A más de dos años del paso del huracán María, los pescadores de Naguabo, principalmente los que pertenecen a la Villa Pesquera, no logran recuperarse del impacto.

Aunque todos los días realizan sus labores en el mar, regresan a una costa donde se encuentran con una villa deteriorada, un muelle roto y una rampa en condiciones que complican la entrada y salida de embarcaciones.

En momentos en que la comunidad playera se prepara para el tradicional Festival del Chapín, que se celebrará del 14 al 16 de febrero, también se apoderan sentimientos de frustración.

Una de las razones corresponde a que, aunque fueron inspeccionados por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), todavía no han recibido los fondos de respuesta.

“Da coraje y enojo, por la frustración que tenemos con las agencias que nos representan, a dos años de los huracanes Irma y María no hemos visto el aliciente para nosotros”, expresó el administrador de la Villa Pesquera, Carlos Velázquez Sánchez.

A su vez, destacó que la poca recuperación que ha logrado esa entidad, principalmente, se debe al apoyo de instituciones privadas y sin fines de lucro. Entre ellas, Conservación Conciencia y World Kitchen.

En el caso de la primera organización, fue la entidad que tuvo como iniciativa el recogido de escombros marinos tras la tormenta, una labor que realizaron los pescadores con equipo especializado. Para ese tipo de gestión crucial para la industria de la pesca, de acuerdo con Velázquez Sánchez, nunca recibieron el acercamiento del Departamento de Agricultura, entidad que los cobija.

A los problemas de la villa, se suma el cierre del restaurante Capitán 7, que pertenece a la villa y que permanece al borde de derrumbarse hacia el mar.

“Todos mis empleados, nueve, se quedaron sin trabajo. Han venido montones de personas, todo el mundo con promesas, pero la ayuda no llega”, comentó la propietaria del negocio, Rosaura Padró Mallette.

No obstante, para el presidente de la Junta Comunitaria de la Playa Húcares, Carlos Iván Pérez García, la celebración, más que una fiesta es un llamado a la conciencia para las entidades gubernamentales.

El portavoz recordó además, que tras los sistemas atmosféricos, ese sector y los comercios localizados en el malecón también se afectaron por el cierre de su principal ruta de acceso, el puente localizado en la comunidad de Tropical Beach. Esa ruta fue abierta al tránsito en diciembre pasado luego que fuera cerrada en mayo del 2019.

“Los comerciantes se vieron bien afectados. Muchos gastaron muchísimo reparando sus negocios y una vez estaban saliendo a flote llegó el cierre del puente. Queremos este año, levantar nuestra voz, para que se sepa que FEMA y el gobierno ha dejado acéfala a la industria pesquera de Puerto Rico”, denunció Pérez García, integrante del Comité Organizador del Festival del Chapín.

Durante el festival, se reconoce al pescador que logre la pesca más grande de chapín. También se distingue al que pesque el pez más grande. Además, habrá exhibición de veleros nativos, música y otras actividades para el disfrute familiar.  

El pescado es confeccionado principalmente para los populares pastelillos de chapín, que abundan durante la celebración del festival cultural con 33 años de trayectoria.