Retoman iniciativa de convertir a Yabucoa en “el pueblo de los mosaicos”

La creación a cargo de la artista y educadora Brenda Montañez Velázquez servirá de estímulo para revivir la plaza de recreo del municipio

0
222
Fotos por Yeidy Agneris Vega Alicea / El diseño de Brenda Montañez Velázquez logra que los mosaicos en baldosas luzcan con un patrón distinto al ser vistos desde diferentes ubicaciones. Junto a la artista se puede ver al fondo al colaborador Kevin Vázquez Gómez.

En la plaza de recreo de Yabucoa, donde ubica la Parroquia Santos Ángeles Custodios, el lunes, era visible una carpa cercana a uno de los bancos de descanso y se escuchaba el martillar para quebrar las losas que componen la nueva obra de arte que adornará ese centro urbano.

Aunque se interrumpió por el toque de queda relacionado a la pandemia por la COVID-19, desde marzo comenzó el proyecto que llenará de color una de las plazas más pequeñas de Puerto Rico.

La tarea está a cargo de la artista Brenda Montañez Velázquez, quien, a diario, comienza a crear en la mañana y se retira cuando en la tarde desaparece el sol.

Los nuevos mosaicos acompañarán otros seis ubicados en ese municipio, serie de piezas que fue iniciada en el 2015 con el Mosaico Yabucoeño, una elaboración de 2,433 pies cuadrados que ubica en la calle Catalina Morales.

La iniciativa que coloreará la plaza de recreo surge mediante un acuerdo entre el alcalde Rafael “Rafy” Surillo Ruiz y la artista, oriunda del barrio Guayabota.

“Yo le dije (al alcalde), ‘métele arte a este pueblo’, porque también tienes que restaurarlo. Otros pueblos han levantado los cascos urbanos a través del arte”, mencionó Montañez Velázquez.

De acuerdo con la ejecutora, la creación, que además de los bancos incluirá un mural principal que podrá ser visto desde la calle, fue inspirada en la teoría del color y se compone de 18 tonalidades.

“La teoría del color es saber combinar los colores y resaltar, esto (la iglesia), que no tiene color”, abundó a la vez que hizo referencia al templo que ubica en esa plaza, construido en cemento armado, razón por la que debe permanecer en su color original.

Es un esfuerzo para “revivir el centro urbano

Para el ejecutivo municipal, el arte del mosaico, además de embellecer el área, tiene un propósito complementario con el desarrollo del centro de la ciudad.

Surillo Ruiz estimó que en un periodo de dos años la zona que rodea esos predios deberá desarrollarse como un atractivo cultural e histórico, que a la vez sirva de estímulo económico para el Municipio.

Entre otros planes, la administración municipal contempla habilitar múltiples edificios que permanecen en desuso.

“Estamos haciendo unas propuestas federales para ir viendo cómo podemos adquirir todos esos edificios para hacer áreas culturales. La historia de la fundación del pueblo de Yabucoa está en esta calle de aquí, antes conocida como la Calle Comercio”, explicó.

Asimismo, detalló que el Municipio tiene en etapa de diseño un “nuevo centro urbano de Yabucoa”, que incluirá modificaciones en su plaza del mercado y terminal de “trolleys” del Sistema Integrado de Transportación Yabucoeño (SITY). Igualmente, vislumbra habilitar un edificio en el que se puedan concentrar las oficinas de servicio del gobierno y el correo postal.

De la misma manera, de los fondos de recuperación del Programa de Subvención en Bloque para el Desarrollo Comunitario para la Recuperación ante Desastres de Puerto Rico (CDBG-DR, por sus siglas en inglés), el Municipio podrá invertir unos $7.8 millones para la reconstrucción de aceras y para soterrar el sistema eléctrico.

“El terminal de ‘trolley’ ya tiene aprobado $2.5 millones para iniciarlo. Eso debemos estar iniciando para finales de este año y principios del otro… Estamos en fase de diseño y de permisos para ubicar el proyecto”, mencionó el jefe municipal.

“Hemos ido cogiendo estas áreas que nos dan dolores de cabeza, porque esto (los bancos y paredes) lo pintas y al otro día ya está sucio. Y lo que hemos hecho es resaltar el arte. Esto son obras que se van a perpetuar para la historia”, añadió el alcalde sobre la obra artística para la cual fue invertida una cantidad de $22,000.

A los trabajos se han unido varios jóvenes, algunos de forma voluntaria. Además, el movimiento en la plaza ha provocado la llegada de personas interesadas en ayudar y de algunos visitantes, que aún sin finalizar, han acudido hasta el pueblo azucarero para tomarse fotos.

“A veces lo más sencillo tiene mayor impacto que algo grande y elaborado. En el mosaico el color es bien importante. A este pueblo le das este toque de color y eso llama al ojo humano. Se enteran de lo que es Yabucoa, los atrae a tomarse fotos y a aprender sobre el mosaico”, expresó por su parte la joven voluntaria Sophia Castro Santana, también residente en ese pueblo.

Para Kevin Vázquez Gómez, otro colaborador, que ha trabajado en cuatro mosaicos junto a Montañez Velázquez, ese desarrollo también tiene un impacto en la percepción de la ciudadanía y en el sentido de pertenencia.

“Esto (el arte del mosaico) puede ser una forma de desahogo para muchas personas, de identificarse. Es traer (personas) a Yabucoa de forma sana a que conozcan lo que se está haciendo”, comentó el trabajador social de profesión.

Una vez culmine la emergencia relacionada al coronavirus, la creadora y el Municipio no descartan realizar una actividad de inauguración.