Joven de Las Piedras logra el promedio más alto del Conservatorio de Música de Puerto Rico

Luego de haber iniciado la universidad a sus 16 años, la mezzosoprano Vianca Alejandra Orama culminó su bachillerato en canto con una puntuación académica de 3.99, el promedio más alto de esa institución en la clase graduanda 2020

0
348
Foto por Yeidy Agneris Vega Alicea / La joven de 20 años, residente en Las Piedras, aspira a completar una maestría en el Brooklyn College, institución en la que ya fue admitida.

Desde muy joven la cantante lírica Vianca Alejandra Torres Orama supo que su pasión eran los escenarios.

Su determinación fue tan clara que cuando cursaba la escuela superior en el Colegio Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Humacao, mediante orientación y en un proceso de consulta con su familia, logró adelantar los grados 11 y 12 en el Colegio Rubí de Las Piedras.

Así fue como en el 2016, a sus 16 años, fue admitida al Conservatorio de Música de Puerto Rico (CMPR). Cuatro años después completó su bachillerato del Departamento de Canto con las calificaciones más altas de la institución, distinción por la que fue resaltada con el título de Valedictorian en la clase graduanda del 2020.

El logro, según explicó, es para ella el resultado de una combinación entre esfuerzo y respeto por la música.

“Para ser un buen cantante tienes que ser una mezcla de ser un buen músico y tener esa sensibilidad y respeto por la música. Sobre todo, fajarse, practicar. Hacer todos los sacrificios porque valen la pena y uno cosecha muchos frutos”, expresó la graduada de ejecución en canto.

Torres Orama comenzó su preparación musical a los siete años en el Coro de Niños de San Juan. A la edad de 13 años tuvo un rol protagónico en un concierto de Navidad de esa agrupación. Esa presentación fue reveladora, pues fue cuando “supo que quería estudiar música” y que “le gustaba esa adrenalina”.

A su trayectoria, además de destacarse académicamente, se suma la formación bajo la dirección del fenecido tenor Antonio Barasorda. Asimismo, a los pocos meses de iniciada su carrera universitaria fue escogida como solista para la obra Auto Sacramental de Los Reyes Magos, del compositor Alberto Guidobaldi, su debut en la institución.

Suministrada / En su participación como “Celestina” en la obra El dúo de la Africana, presentada el 25 de enero en el Conservatorio de Música de Puerto Rico. (Fotografía por William Vázquez)

El progreso académico de Torres Orama surgió aún en medio retos, tanto para ella, como para sus compañeros. Entre ellos, los surgidos por el cierre del Conservatorio tras el paso del huracán María, apagones, manifestaciones en favor de las artes, los terremotos de principios de año y más reciente, ante las dificultades relacionadas a la pandemia de COVID-19.

“Creo que la clave es mantener la esperanza, seguir con la disciplina, estudiar y practicar todo los días. Estar seguro de lo que quieres hacer. Eso es lo que me ha mantenido en el Conservatorio”, sostuvo.

A corto plazo, Torres Orama se prepara para cursar una maestría en canto en el Brooklyn College en Nueva York bajo la instrucción del profesor Mark Schnaible. A la cantante ya le fue ofrecido un rol en la obra Speed Dating Tonight, del Taller de Ópera de ese colegio.

Asimismo, la recién graduada reconoce que a nivel local sería positivo exponer la música clásica y la ópera en comunidades de pueblos de la isla y no solo en la zona metropolitana, donde suelen presentarse la mayoría de los conciertos y obras.

“Sería muy bueno que se hiciera algún proyecto. Sé que hay muchos jóvenes que estarían dispuestos a ofrecer óperas dirigidas más hacia niños, para distintas comunidades, libres de costo”, comentó, a la vez que precisó la oportunidad que representaría para que las personas puedan tener acceso a presentaciones de ese género teatral y musical.