Extendido el toque de queda hasta el 12 de abril

La gobernadora Wanda Vázquez Garced decretó que a partir del 31 de marzo, los ciudadanos deben permanecer en sus hogares de 7:00 p.m. a 5:00 a.m.

0
43
Facebook Wanda Vázquez Garced / El "task force" médico del gobierno anunció esta semana que recomendaría a la gobernadora extender el toque de queda. Al centro, Wanda Vázquez Garced y, a su izquierda, el director del grupo de médicos, Segundo Rodríguez.

La gobernadora Wanda Vázquez Garced anunció en la tarde del jueves que el toque de queda implementado en Puerto Rico para prevenir la propagación del coronavirus será extendido hasta el domingo, 12 de abril, ante los 64 casos positivos en la isla.

Como parte de la enmienda a la orden ejecutiva, la primera ejecutiva decretó que, a partir del 31 de marzo, los ciudadanos deberán permanecer en sus hogares de 7:00 p.m. a 5:00 a.m.

El “task force” médico del gobierno, que maneja la emergencia de salud por COVID-19, advirtió esta semana que había recomendado a la mandataria prolongar el toque de queda por dos semanas.

Al 26 de marzo, el Departamento de Salud (DS) ha confirmado dos muertes por coronavirus en Puerto Rico. Desde ayer, miércoles, la agencia reportó 13 contagios adicionales al novel virus.

El total de pruebas realizadas alcanza 776, de las que 377 arrojaron resultados negativos. La dependencia aún espera por los resultados de otras 335 en el Laboratorio de Salud Pública.

Vázquez Garced estableció el toque de queda el pasado 15 de marzo, luego de ser confirmados los primeros cuatro casos. Hasta el 30 de marzo, el mandato impone que todos los residentes de Puerto Rico deben permanecer en sus hogares de 9:00 p.m. a 5:00 a.m., con excepción de trabajadores que brindan servicios esenciales o personas que enfrenten una situación de emergencia.

Además, el gobierno ordenó el cierre de todos los comercios, salvo los que se dedican a la venta de alimentos, distribución al por mayor, equipo médico, farmacias, supermercados, gasolineras, instituciones bancarias o financieras. Asimismo, aquellos comercios relacionados a la cadena de distribución de alimentos, medicamentos, artículos médicos o combustible.

La orden de cierre, mientras tanto, aplica a centros comerciales, cines, salas de conciertos, teatros, gimnasios, salones de juegos, casinos, negocios de estipendio de bebidas alcohólicas o lugares que propicien la reunión de ciudadanos.

En el caso de las oficinas médicas, los profesionales de la salud deberán encargarse del cuidado preventivo de sus pacientes y evitar la aglomeración de personas en salas de espera. Por tal razón, la gobernadora firmó el 20 de marzo una medida que flexibiliza los requisitos para la telemedicina en Puerto Rico y autoriza que los médicos puedan ejercer la práctica a través de cualquier método electrónico.

Pendiente a El Oriental para la ampliación de esta noticia en desarrollo.